Alerta, alerta que camina la derecha fascista

A 40 años de la muerte de Allende

Hoy 11 de septiembre de 2013, recordamos aquel 11 de septiembre de 1973 cuando Salvador Allende ofrendo su vida ante la traición del ejército de su país, que en complicidad con los medios de comunicación y con el financiamiento del Imperio de Estados Unidos, tras tres largos años de hostigamiento y sabotaje al Gobierno revolucionario, logran derrocar a este patriota.

Hace 40 años la derecha internacional logró su objetivo: conquistar con las armas, lo que no logró democráticamente. Alzarse por la vía de la violencia con el Gobierno de la nación sureña, que costó miles de muertes, desaparecidos y víctimas, cuyas heridas aún duelen en la piel del digno pueblo chileno y de todos los hombres y mujeres de buena voluntad del mundo.

El fascismo chileno no terminó allí con el derrocamiento y la muerte del heroico presidente, se mantuvo en el Gobierno durante 17 años con Augusto Pinochet a la cabeza y, aún continúa en las acciones de los vestigios de la oligárquica derecha que pretende acallar las luchas sociales del pueblo chilenos por justas reivindicaciones. Los hechos están en pleno desarrollo, no solo en Chile sino en el caso específico de Venezuela.

El mismo guión que se puso en práctica en la patria de Pablo Neruda, se ejecuta sin prisa, pero sin pausa en la patria de Andrés Eloy Blanco, de Aquiles Nazoa, con la inflación, el acaparamiento, el contrabando de extracción, terrorismo mediático y el desconocimiento de la institucionalidad democrática, por eso en las alentadoras palabras de Allende tienen vigencia en la Venezuela de hoy: “…El pueblo debe estar alerta y vigilante. No debe dejarse provocar, ni dejarse masacrar, pero también debe defender sus conquistas. Debe defender el derecho a construir con su esfuerzo una vida digna y mejor…”.

Todos estos hechos son evidencias de que la historia pretende repetirse en la Patria de Bolívar. Por eso: Alerta, alerta, alerta que está viva la derecha fascista, la internacional fascista no descansa.

Hoy, cuando los demócratas, cuando los revolucionarios del mundo nos unimos en una mezcla de sentimientos: repudio, solidaridad, tristeza y amor, nos paramos firmes para honrar la memoria del Presidente Salvador Allende, es necesario no perder de vista que la oligarquía criolla, junto con los mercantilistas medios de comunicación, y a pesar de las reiteradas lecciones de patriotismo por parte del pueblo venezolano, siguen con sus acciones soterradas para retomar lo que no han logrado en 17 comicios electorales.

Hoy están más vigentes que nunca las últimas palabras de Salvador Allende cuando se inmoló por lealtad a su pueblo: “…El pueblo debe defenderse, pero no sacrificarse. El pueblo no debe dejarse arrasar ni acribillar, pero tampoco puede humillarse…”; “…mucho más temprano que tarde, se abrirán las grandes alamedas por donde pase el hombre libre, para construir una sociedad mejor”.

¡Viva Chile, viva el pueblo, vivan los trabajadores!

rodmary66@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1335 veces.



Marisol Rodriguez


Visite el perfil de Li Min Wu Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: