La guerra del petróleo

La guerra por la seguridad del abastecimiento energético no es nueva, los Estados Unidos de América han sobrevivido a todas las vicisitudes a las que se han visto enfrentados durante su corta pero fructífera historia utilizando la guerra, el saboteo y la infiltración como herramienta principal; lo han hecho, además, con una inteligencia y frialdad que dejan claro la naturaleza de los genes de la raza del norte.

La dominación que el imperio del norte ha ejercido al mundo entero pero con mas fuerza, por la cercanía, a los vecinos que los rodean esta sustentado por una inteligencia maquiavélicamente fría y calculadora que le permite analizar, visualizar y en consecuencia atacar las debilidades de los demás.

Los Estados Unidos de América han ejercido un dominio colonial en todas las regiones de la América a través de infiltraciones manejadas ya sea con empresas privadas camufladas o directamente con funcionarios de la CIA trabajando bajo el auspicio de los gobiernos de los países subyugados.

¿Como lo lograron?, básicamente, utilizaron muy favorablemente y de una manera siniestramente eficaz, la propaganda; la primera invasión del imperio viene a través de la publicidad, venden la idea del sueño americano y la prosperidad, van preparando a las comunidades a ser invadidas con proyectos de prosperidad a corto plazo y con la idea de la obligatoriedad del ser humano a disfrutar de todas las “bondades” que los propios habitantes del imperio disfrutan, es decir, como si fuéramos iguales…que magnánimos, que generosos, que grandiosa es la libertad americana!!!

Los Estados Unidos sigue utilizando la misma estrategia que ha usado desde que se convirtieron en los timadores de la humanidad, esa va a ser su ruina, la gente cae cada vez con menos frecuencia en las estafas de los timadores de oficio.

Este despertar y maduración de la conciencia general es muy peligrosa para la supervivencia del imperio, ya que al ver que cada día es mas difícil engañar porque el transcurso de los años han hecho que la gente común se aprenda los trucos y vea con mayor recelo el cuento americano, los gobiernos americanos no tienen mas opciones que quitarse la careta y simplemente bombardear, arrasar e invadir las zonas donde se encuentra el ambicionado botín.

En toda la América del sur del río grande hasta la Patagonia, pero principalmente en la América central, la primera invasión fue a través de la United fruit company, compañía esta que se dedicó a esclavizar a los campesinos y a preparar golpes de estado para lograr concesiones de todo tipo en los países donde pisaban; eso les garantizaba la comida barata para sus retoños (igual que en los macabros cuentos de ficción que fabrica hollywood, pero en la vida real)

Esta penetración sumada a la propaganda difundida con inversiones millonarias y “asociaciones” con nacionales de los diferentes países, en potentes medios de comunicación, hicieron el resto; los Estados Unidos se convirtieron en el subconsciente de las masas en el ejemplo a seguir, donde el valor principal es el tener lo que quieras sin importar lo que tengas que hacer para lograrlo.

Con esa mentalidad se formaron los intelectuales y empresarios que nacieron bajo el dominio americano en los diferentes países pobres de la América toda y de la Europa devastada, hoy los tenemos como peones de quienes los criaron y con ellos a sus generaciones sucesivas quienes venderían a su propia madre si fuera necesario para obtener los privilegios que el imperio ofrece.

Apenas surgió el petróleo como elemento necesario para la supervivencia moderna se apoderaron de él y de la energía eléctrica, el gas y todo cuanto signifique energía, pero básicamente del petróleo debido a lo poco dotados que están de este elemento imprescindible para la supervivencia actual, ayer lo dijo Obama: “los Estados unidos tienen el 10% de la reserva petrolera del mundo y consumen el 25% del total mundial…aun poniendo a producir la totalidad de nuestras reservas no tendríamos suficiente”.

Desde el principio de los tiempos modernos, las transnacionales petroleras se apoderaron de gobiernos y países enteros con herramientas crediticias tales como el banco mundial y el fondo monetario internacional, los gobiernos que no se corrompieran y aceptaran las prebendas propuestas por los gringos (que no fueron muchos, por cierto) eran derrocados y sus lideres asesinados o confinados.

Eso no ha cambiado mucho, la estrategia sigue siendo la misma, hace menos de un año que Gadhafi, en Libia, asomó la posibilidad de nacionalizar el petróleo, con lo que afectaría directamente los intereses de las empresas Shell, British Petroleum, Exxon Mobile, Hess Corp., Marathon Oil, Occidental Petroleum, a la Conoco Phillips, la española Repsol, la alemana Wintershall, la austríaca OMV, la noruega Statoil, la italiana Eni y la canadiense Petro Canada. Todas ellas enclavadas en la zona de Bengasi (de donde se armó el polvorín que ocasionó la actual invasión al país)

Hoy el premio Nobel de la paz y actual presidente de los Estados Unidos, anunció que una avanzada de la CIA venia trabajando con antelación en territorio libio para detectar puntos débiles y que en base a la información recabada estaba garantizado el éxito de la operación de “protección” al pueblo libio.

Hace pocos días las zonas “liberadas” de Bengasi y sus campos petroleros han firmado un contrato de representación para que el emirato de Qatar pueda vender a su nombre (y guardarles en sitio seguro la platica) el petróleo de dichas zonas, es decir, las empresas transnacionales continúan sus operaciones normales de extracción y venta solo que la parte que le corresponde a Libia va momentáneamente a las arcas de Qatar mientras derrocan a Kadafhi y se apoderan del banco central.

La OTAN tiene garantizado su petróleo y Estados Unidos ya comenzó a recibir directamente petróleo a bajo precio en compensación por haber “salvado” al pueblo libio de las garras de la tiranía; no nos extrañe que, si la guerra se les complica, cosa que seguramente sucederá, decidan partir al país en dos y fundar un país nuevo comprendido por las zonas liberadas y sus campos petroleros, con su flamante bandera del antiguo reino (quizás hasta le añadan algunas estrellitas mas para ponerla mas bonita y para que no les quede dudas de quien es el nuevo emperador) no nos extrañe que cuando eso suceda salgan los de siempre a reconocer al nuevo país y a enviar embajadores y a obtener migajas del pastel.

No nos extrañe que al viejo país llamado Libia con su bandera verde lo bloqueen y lo olviden, hasta que algún día logren poner a algún presidente de su mismo grupo y entonces les permitan la reunificación

No nos extrañe tampoco que la misma estrategia usada durante cientos de años esta vez no les funcione y signifique el fin que ha sido reservado durante toda la historia de la humanidad a los imperios que hemos sufrido.

El destino de la humanidad no es el dominio imperial, esos han surgido y han desaparecido como otros y ocasos en la historia de la humanidad dejando cicatrices a veces imposibles de cerrar pero al final todos han sufrido el mismo fin, su colapso y destrucción.

Los Imperios Egipcio, Persa, Otomano, Chino, Japonés, Ruso, Austro-Húngaro, Británico, Español, Romano, alemán, francés…todos han sido derrotados por la madurez del pueblo, ¿que nos hace creer que esta vez será diferente?, ¿El poderío militar? Todos lo tuvieron, ¿La “superioridad” cultural? Todos creyeron tenerla, ¿La pasividad y el temor de los oprimidos? Todos pasaron por eso, en fin, nada indica que el destino del Imperio Americano sea diferente al resto de los imperios, nada indica que esta etapa será eterna.

Hoy al igual que durante los diferentes imperios y emperadores del pasado hay señales de la decadencia y hay señales de la ruina del poderoso una vez mas, solo que al igual que en los tiempos pasados, la caída será estruendosa y en los estertores de la muerte destruirán todo lo que puedan tratando de sobrevivir. No podrán la historia humana nos enseñó que el destino del hombre es ser libre.


oscarajimenezr@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2238 veces.



Oscar Jiménez


Visite el perfil de Oscar Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Jiménez

Oscar Jiménez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Revolución en Países Árabes e Intervención Imperialista en Libia

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Revolución en Países Árabes e Intervención Imperialista en Libia