Convencer que un pueblo merece ayuda militar (el de Libia), y otro el que debe ser reprimido (Bahréin)

Guerra de IV generación; Caso Libia-Bahréin

EPITOME.

La guerra de IV generación tiene la tarea de convencer a la humanidad que el doble rasero o doble moral imperial, no existe, hay que ocultarla o negar su carácter criminal, para así, hacer digerible que ante un mismo objeto o hecho, el imperio reaccione distinto y nadie los acuse de traidores o delincuentes, ejemplos;

  1. A-El pueblo libio merece ayuda de todo, inclusive la militar.

1a- El pueblo de Bahrain, no merece ayuda inclusive se reprime.

1 B-La lucha del pueblo libio se magnifica.

1 b- La lucha del pueblo de Baharain se minimiza.

  1. A- El gobierno libio es dictatorial, hay que derrocarlo,

2a- El gobierno de Bahrain es dictatorial, hay que respaldarlo

  1. A- El gobierno de los Gadafi, tiene cuarenta años, hay que derrocarlo

  1. a- El gobierno de los Al Califa tiene dos cientos (200) años, pero hay que sostenerlo.

  2. En definitiva si un pueblo se opone a un lacayo imperial hay que castigar a ese pueblo, por estar alienado y comportarse como terroristas. Si un pueblo se opone a un gobernante revolucionario nacionalista, hay que exaltar la furia del pueblo y convertir en aliados a los indefensos ciudadanos a los participantes en la revuelta.

  3. Ocultar la doble moral imperial y buscar apoyos y aceptación es el objetivo de la guerra de IV generación librada hoy día en el medio oriente y África.


Libia, es un país del norte de África que tiene un gobierno producto de un proceso revolucionario, el cual ideó una forma de gobierno novedosa que estaba entre el socialismo y democracia directa, en sus inicios. Gadafi, se gano su puesto en el mundo como revolucionario y anti imperialista, derroco un régimen monárquico tiránico y entreguista. Pero, luego cayó en la tentación del mesianismo, lo que le trajo el rechazo de muchos revolucionarios del mundo.

Actualmente Libia es un país que posee una riqueza petrolera inmensa, incalculable que es manejada por un gobierno nacionalista, que usa su poder político y económico para hacer política independiente y soberana en África y el medio Oriente.

Las políticas de libia, la de Gadafi, muchas veces se opone a los eurocentristas y al imperio USA. Todo lo anterior le genero enemigos imperiales y racistas que buscaban acabar con su gobierno. La insurgencia de Tunes y luego de Egipto, brindaron esa oportunidad al sionismo internacional y las potencias imperiales, mimetizaron sus intenciones y entonces aparece el levantamiento del pueblo Libio.

Así las cosas, la tarea siguiente era derrocar al jefe de gobierno Gadafi e imponer un gobierno lacayo. Para esto se presenta a los mercenarios, tropas elites de países imperiales, y de países árabes cipayos, como indefensos manifestantes que piden libertad y democracia. Valores o derechos políticos estos, que supuestamente son negados por los lideres de Libia. Así, ese tipo delictivo, se suma pueblo inocente, manipulado alienado por la propaganda imperial y conforman una amalgama social, o masa critica para la revuelta.

Revuelta a la que la propaganda imperial, le faculta a sumar ayuda militar externa y solicitud de invasión directa de fuerzas que hagan el trabajo de neutralizar las fuerzas armadas regulares del país Libio, o fuerzas que responden al líder del país, en este caso, de Gadafi.

Así se utiliza “la guerra de IV generación”, como mecanismo a utilizar para que los pueblos de los países imperiales asimilen la guerra, se enrolen en ella y destruyan a sus similares de clase, es decir al pueblo libio. Dejando como saldo, riqueza para los poderosos empresarios y políticos de los países invasores, dolor, muerte y mutilación para el pueblo, de los que invaden y de los invadidos.

Todo este panorama cambia cuando hablamos de Bahrain _Micro País, apéndice de Arabia Saudita.

En este momento el reto final para la imagen de observador imparcial de la situación política en el medio oriente, que tiene Estados Unidos De Norte América, es el levantamiento popular de Baharain. El pueblo de Bahrain busca su libertad de un gobierno Monárquico, tiránico, que no tiene constitución, como la conocemos en los países modernos, no hay elecciones, no tiene partidos políticos y tiene u gobierno hereditario, como el de la época medieval europea. Pero es apoyada y respaldada por USA, particularmente la V flota americana.

En Bahréin, se levanto el pueblo hace más de un mes y no ha parado de exigir el fin de la monarquía, y el inicio de una república. Imagínense, una causa tan noble de apoyar, pero ningún país de los imperiales nuevos ni viejos, quieren hacer nada a favor del pueblo, más bien con la Guerra de IV generación han logrado acallar este levantamiento, nadie ve información o noticias de este país, en la Tv y otros medios de las trasnacionales de la comunicación.

¡Un rey en el siglo XXI! Si, absurdo, pero ese rey les sirve como lacayo a los imperialistas de USA. El rey Al Califa, le permite a las fuerzas de la V flota estar a boca de fuego de Irán. Le presta su territorio puertos y aeropuertos, para que los imperialistas de USA, maten así antojo a los otros Árabes de Irak y a los persas de Irán. A cambio, recibe la familia Al Califa protección para perpetuarse en el poder, el cual detentan desde el siglo XVIII. Más recientemente cuando se independiza de Inglaterra en el 1971, la protección al reino, la da USA. E indirectamente a través de Arabia Saudita.

La guerra de IV generación se utiliza hoy día, para que la propaganda política imperial, presente al pueblo de Baharain, de manera distinta al pueblo de Libia. Según los intereses del imperio, las manifestaciones del pueblo de Baharain son hechas por terroristas infiltrados por Irán. Entonces así, el pueblo ya no es merecedor de ayuda militar y humanitaria. Los imperialistas no atacaran en su nombre y derogarán la monarquía de los Al Califa, quienes oprimen desde hace dos cientos años a su pueblo.

La guerra de IV generación, impone al mundo la matriz de opinión, de que las manifestaciones Bahranies son manejadas desde el exterior y el pueblo esta alienado por los radicales islamistas. Mientras tanto esconden la cualidad monárquica aberrante del gobierno de Bahréin

El imperio con su doble moral, crea la matriz de opinión de “hay levantamiento popular en libia, debemos invadir para ayudar al pueblo Libio”;

Ayudar al pueblo Libio”, es un eslogan o propaganda, dado que su intención verdadera, es acabar con el gobierno Libio soberano, con autonomía política y económica, insubordinado a los mandatos imperiales.

Pero ante el levantamiento popular en Bahrain, no mueven un dedo a favor del pueblo. Al contrario intervienen para mantener en el poder a la familia real y cipaya Al Califa. Mientras la propaganda de la guerra de IV generación, se orienta en función de la “doble moral”. El pueblo de Bahrain, es malo y el pueblo de Libia es bueno. La intervención en Bahrain de USA y arabia Saudita es buena, y la intervención en Bahrain, de Irán es mala. La “dictadura” de Gadafi es mala. La dictadura de los Al Califa es buena.

Bahrain, es la prueba de fuego para el intervencionismo abierto de USA, en los asuntos internos de los países sin poder nuclear. Interviene abiertamente o a través de Arabia Saudita, detiene el derrocamiento de su satélite Bahrain y sigue usufructuando la riqueza petrolera de ambos. O permite que el pueblo orientado primordialmente por un islamismo militante y aliado a Irán, tome el poder y des equilibre el poder en el medio oriente, debilitando mortalmente a la monarquía Saudita y su poder petrolero dejará de estar al servicio de Norte América.

alfredomourad@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3314 veces.



Alfredo Mourad Naime


Visite el perfil de Alfredo Naime para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: