Daban por descontado invadir Libia, so pretexto de ayuda humanitaria

Hasta hace poco había una frágil comunión entre el gobernante Al Gadafi y Mr. Obama. Y no había pábulos que hiciera pensar que ese acercamiento, del que por antonomasia era acérrimo opositor del régimen imperial y occidente, y quien hasta hace poco se le consideraba en lista negra como uno más del eje del mal, ahora, hace apenas unos pocos días de lo ocurrido en Túnez, Egipto, Bahréin y Yemen, ese líder africano quien era abrazado y reverenciado –pero siempre incómodo para occidente— que en 2010 de visita en Italia le fue besada sus manos por el caballieri Silvio Berlusconi, fue, de un día para otro calificado y tildado por EEUU-UE y sionistas internacionales como cruel dictador, atroz criminal, siniestro fundamentalista y un gobernante sin alma ni corazón.

Slobodan Milosevic, ¿se acuerdan de él? Aquel croata a quien estos asuras* (demonios) le llevaron a una “extraña muerte”, debe estar gozoso de alegría porque ahora hay un personaje más siniestro que él…

Le tienen miedo a Muamar Al Gadafi, porque desde que asumió el poder en 1969 fundó universidades e industrias, una agricultura floreciente surgió de las arenas del desierto y centenas de millares de ciudadanos tuvieron por primera vez derecho a vivienda digna.

No hay ninguna diferencia entre el comportamiento amoral de los gobernantes estadounidenses, los sionistas gobernantes israelitas y los europeos. ¿Por qué?

Para explicar esto, veamos de manera muy sucinta un poco de historia…

Pues, esos gobernantes (Israel, Europa y EEUU) son los descendientes de las 10 Tribus Perdidas de Israel, en el año 925 a.C. Las mismas 10 tribus de Israel que el profeta Isaías hace 2.936 años dijo: “que esas tribus que en principio eran 12, se separaron en dos naciones soberanas y distintas”. O sea, esas Diez tribus equivale a decir las 10 familias que con descendientes compuesta por sionistas, europeos y estadounidenses se establecieron en lo que es hoy en día Israel del Norte o Palestina (llamada la Casa de Israel), y las otras dos (2) los judíos, las tribus de Judá y de Benjamín, que junto con los levitas o sacerdotes se establecieron en torno de Jerusalén y la parte sur de Israel, y fueron conocidas más tarde como la Casa de Judá (judíos).

¿Qué diferencia hay entre los judíos y sionistas israelíes?

La Casa de Judá, valga decir las dos tribus originarias o verdaderos judíos, no son precisamente en equivalencia las diez tribus israelitas o vulgares sionistas que diseminados por el mundo se erigen como los guerreristas, dominadores y portadores de las flaquezas humanas como la ira, la perdición, la codicia, la ambición, la lujuria, el egoísmo, etc. Por ello, Isaías vio anticipadamente la destrucción de la Casa de Israel (israelitas y/o sionistas) a manos de los asirios. Además predijo que los israelitas (sionistas) perderían su identidad y dejarían de constituir un pueblo, que perderían su cultura, su historia, su religión, su idioma y su herencia, y que dejarían de habitar las tierras de sus antepasados.

Por tanto, Israel, Europa y EEUU, son ellos a quienes en honor a lo que son vulgares asuras o demonios de cuello blanco, o denominadas también las Diez Tribus Perdidas de Israel. Pues, son muchos los teólogos e historiadores que creen y aseveran que los pueblos de Europa y Estados Unidos, son descendientes de esas tribus. Basan esta teoría en la identificación de rutas de comercio, afinidad cultural, nombres de ciudades, similitudes ancestrales, etc., así como otros datos históricos.

Todo el morbo mediático o satanizado guión que hoy es contra Gadafi, lo hicieron en el 2002 contra Chávez, y lo harán, en su desesperación, con muchos otros gobernantes que posean cuantiosos recursos energéticos y que no se alinean con su modelo dominador-explotador. El Tigre, que no es más que un tigre de “papel”, está acorralado, tiene poder, y es aún muy peligroso…, parafraseando a Mao Tse-Tung

Se dice, y con mucha razón, ‘que cuando se acerca el momento de la destrucción se pierde el buen sentido’.

El buen sentido y la falta de racionalidad se apodera de aquellos que ven con miedo y estupor que el mundo que quisieron modelar a su imagen y semejanza, se les escapa de su redil. No quieren pensar que el Sueño Americano que por más de 100 años se cimentó en fábulas al estilo Huxley y subyacentes mentiras orwellianas, en unos pocos días, ese sueño, se les va de las manos y se transforma poco a poco en polvo cósmico. En Latinoamérica: Venezuela, Bolivia, Ecuador, Uruguay, Argentina, Paraguay, Nicaragua, Cuba… En Magreb y Oriente Medio: Irán, Siria, Turquía, Afganistán, Irak, Palestina, Túnez, Egipto, Bahréin, Yemen, Libia y Qatar, Arabia Saudita y pare usted de contar… Esos países, ahora son libres, soberanos y respetado por sus similares.

Creyeron ser los dueños de los sueños de quienes en conciencia tienen como meta ver realizado sus sueños en esta pasantía terrenal. Daban por descontado invadir a Libia, so pretexto de ayuda humanitaria, y la comunidad progresista internacional les dio un parao. Creyeron ser los dueños de todo lo viviente y no viviente y de los seres humanos que, en justicia hacen vida en comunidades y en sociedades, sobre la faz de la tierra. No respetan las reivindicaciones de sus connacionales y mucho menos los reclamos de libertad, que el prójimo de otras latitudes reclama como sus justos derechos universales.

En fecha reciente en un artículo que escribí sobre el comportamiento humano, a raíz de lo que aconteció en la Asamblea Nacional, pude identificar que hay cinco clases de seres humanos, haciendo hincapié en aquella persona que dice ser humano, pero en realidad es un demonio. Bueno, por extrapolación con lo que ocurre en el mundo de la Realpolitik –caso de Irak, Afganistán, Palestina (Franja de Gaza), y ahora las rebeliones sociales del Magreb, Oriente Medio y las de creciente desarrollo en EEUU, se observa que todavía existe en el convulsionado planeta una inercia de políticos gobernantes que se aferran con reiterado egoísmo a los viejos paradigmas. Esos gobernantes de Israel, Europa y EEUU, bien vestidos, intelectuales y con buena presencia, son de la clase de seres humanos denominados villanos, “demonios o asuras”

Esos, son los gobernantes, que sienten miedo y que a diario creen que todo el mundo está contra ellos. Son esos personajes o gobernantes asura, los que le temen a su conciencia y a su oscuro pasado. ¡Ven al diablo en todos lados! Son peligrosos asuras que no quieren paz y hacen honor a su ralea

* Dícese que las cualidades de los Asura, además de ser adictos a las pasiones, especialmente al orgullo, la belicosidad, la ira, el engaño, la arrogancia o la vanidad…, el estado mental de un asura refleja el estado mental de un humano obsesionado con la fuerza y la violencia; sedientos de poder y siempre buscando una excusa para entrar en guerras y conflictos, enfadados con todo el mundo e incapaces de mantener la calma o solventar problemas pacíficamente.

joseagaporam@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1573 veces.



José Agapito Ramírez


Visite el perfil de José Agapito Ramírez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: