¿Que será lo que quiere el negro de la Casa Blanca en Haití?

La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, llegó este domingo a Haití para sostener un encuentro con el presidente de ese país, René Préval, así como con los tres principales candidatos de la primera vuelta electoral del pasado 28 de noviembre, cuyos resultados oficiales aun se desconocen.

En otras palabras, Washington y sus aliados cuidadosamente seleccionados están diciendo a Haití cuál debiera ser el resultado de las elecciones. Para nosotros del pueblo estamos preguntando que quiere Washington y sus aliados en Haití. 

 Es que acaso que Haití esta en el mismo plan de la reconversión de la política expansionista en el mundo por parte de los Estados Unidos. Porque la semana pasada el viaje que hizo el Préval en la República Dominicana no fue acompañado por la ONU, es decir que ya la ONU no esta prestando servicio a Presidente Preval, es decir que Preval esta en la lista de los gobiernos que Washington debe aplicar la reconversión política, es decir que el presidente Preval ya no es útil. La    sorpresiva, visita  del Presidente Haitiano en el vecino país el viernes 28  fue  alrededor de la 1:20 de la tarde, en un  helicóptero propiedad del senador por San José de Ocoa y ex cónsul en Puerto Príncipe, Carlos Castillo. Es para habar sobre el retorno  puede retornar del presidente Aristide en Haití, que le  Recuerda que la Constitución haitiana prohíbe el exilio político.  

El ex presidente haitiano Jean Bertrand Aristide no tiene impedimento para retornar a su país cuando lo considere conveniente, porque la Constitución prohíbe el exilio político, declaró ayer durante una rueda de prensa en el Palacio Nacional el actual gobernante de la vecina, y El sorpresivo retorno del ex dictador Jean Claude Duvalier, el ex gobernante ha solicitado a las autoridades que se le permita retornar a su país. El encuentro con la prensa, en la que participó y realizó la parte introductoria el presidente Fernández, tuvo sus notas hilarantes. Préval, como si hubiera sido sorprendido fuera de balance se explayó en explicaciones cuando el periodista Radhamés Gómez Pepín, director de este diario, le preguntó que si la situación de su país era tan desesperante que no le dio tiempo ponerse corbata antes de salir para República Dominicana. Habitualmente, Préval venía al país en helicópteros de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), pero para este viaje de ayer, previsto para la noche del viernes, vino y regresó en uno del senador Carlos Castillo, ex cónsul en Puerto Príncipe. Acostumbrado a la mediación en conflictos supuestos o reales, el presidente Leonel Fernández intervino en la explicación de Préval en torno al caso de salir sin corbata, señalando que el problema podía solucionarse facilitándole la suya al mandatario haitiano. La sorpresiva llegada del mandatario haitiano generó las más variadas especulaciones. Pero Préval explicó que se trató de una visita al gobernante dominicano porque la situación de su país se ha complicado con la crisis electoral y los problemas del cólera. 

 Por supuesto, las elecciones fueron ilegítimas, porque el partido político más popular del país, Fanmi Lavalas, fue excluido de las boletas. En mayor medida como resultado de esta exclusión, solo una cuarta parte de los electores de Haití acudieron a las urnas. Esto se compara con la participación de 59 por ciento en las elecciones presidenciales de 2006, e incluso mayores porcentajes en elecciones anteriores. No ha habido una abstención mayor en los últimos 60 años de elecciones presidenciales en este hemisferio, incluido Haití. 

Fanmi Lavalas es el partido del ex presidente Jean-Bertrand Aristide, quien fue derrocado, secuestrado y desterrado por tropas norteamericanas y de la “comunidad internacional”  en 2004. El gran temor es que si las elecciones se hicieran de nuevo –como evidentemente debiera hacerse, esta arbitraria  exclusión --que sería lo mismo que prohibir al Partido Demócrata en Estados Unidos-- se cuestionaría. Pudiera ocurrir que se realizaran unas elecciones libres y justas en las que el pueblo haitiano escogiera a quien desee. 

Esto es lo que la “comunidad internacional” –que es realmente Washington y sus aliados más fieles—no puede aceptar. Y es por eso que han insistido tanto en que Haití permita a gobiernos extranjeros determinar los resultados de sus elecciones.

 Antes la elección el enviado especial de la Organización de Estados Americanos para Haití (OEA) se  destituyó a su representante especial el Sr Ricardo Seitenfus, luego de la publicación de una entrevista en la que el funcionario cuestionó el papel que desempeña la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haiti (Minustah 

Seitenfus explicó en una entrevista al periódico suizo Le Temps, divulgada el pasado 20 de diciembre, que la Organización de las Naciones Unidas (ONU), de quien depende la fuerza militar de la Minutash, ha impuesto la presencia de tropas en Haiti a pesar de que el país no vive una situación de guerra civil. 

"La nación centroamericana no es una amenaza internacional. No estamos en situación de guerra civil. Haiti no es ni Irak ni Afganistán. Y sin embargo, el Consejo de Seguridad (de la ONU), ante la falta de alternativa, ha impuesto a los cascos azules desde 2004, tras la salida del Presidente”, afirmó el diplomático brasileño al periódico suizo Le Temps 

Seitenfus, quien tenía previsto terminar su mandato en los próximos meses, afirmó que Haiti en el escenario internacional paga esencialmente su gran proximidad a Estados Unidos.

Para el diplomático de la OEA, esa nación ha sido objeto de una atención negativa por parte del sistema internacional. “Se trata, para la ONU, de congelar el poder y de transformar a los haitianos en prisioneros de su propia isla”, dijo.

El removido representante del organismo multilateral explicó en la entrevista que a los pobladores de Haiti se los castiga por declarar su independencia en 1804 y cometer un crimen de lesa majestad para un mundo inquieto.

“Occidente es entonces un mundo colonialista, esclavista y racista que basa su riqueza en la explotación de tierras conquistadas. Entonces, el modelo revolucionario haitiano da miedo a las grandes potencias”, expresó  

Por fin alguien dice algo  

Por fin el pueblo Haitiana tiene un aliado, que ya el Sr Ricardo Seitenfus no aguanto más, el no quiere ser mas cómplices de este crimen de lesa humanidad contra el pueblo haitiano. 

Y que espera estos jefes de Estados (progresista) Latinoamericana en caso de Haiti, ellos si esta dispuesta a cometer este crimen, ellos esta dispuesto a cumplir el orden Imperial, que el Sr Ricardo no quiere cumplir más.  

Yo pregunto qué mal que hizo Haití contra, Bolivia, Ecuador, Argentina, Uruguay , Paraguay, Brasil y Perú.  

Que espera para retira su tropa en Haití. 

Vamos hacer un referéndum Continental para preguntar a los pueblos de América que si ellos están de acuerdo con la participación de su países en este genocidio contra el pueblo hermano Haitiano. 

Pero nadie dice nada de todo de la calamidad del pueblo Haitiano.  

fritzsaintlouis8@gmail.com 

 (*) Coordinador del MOUSHA 

Secretario General de CACHA  



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1789 veces.



Fritz St Louis (*)


Visite el perfil de Fritz San Louis para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a116782.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO