(Saqueadores versus chantajistas)

¿Qué te parece Cholita?

Los dos primeros cables de “Wikileaks” sobre el país han enfrentado a saqueadores y a chantajistas, después de rota la secretidad con que el poder estadounidense trató de protegerlos.

Esa dosis de podredumbre no la denunció el imperio, sino ese medio digital opositor.

No hay cosa más corrupta y estafadora que una corporación estadounidense, acostumbradas a quejarse en secreto ante su embajada para poner de su lado a esa súper-potencia.

Es tal la ambición y vocación de extorsión de esos pulpos que se hacen vulnerables al chantaje local.

Es obvio -por los métodos, reclamos y presiones empleadas- que esos “inversionistas extranjeros” no estaban defendiendo ni transparencia ni  justicia cuando forcejeaban con esos funcionarios.

Esas corporaciones no son los “buenos” de esa película, aunque es obvio también que la parte oficial, representada por el ex-Ministro de Turismo y el ex-director de Autoridad Aeroportuaria, por no estaba defendiendo intereses del pueblo dominicano.

Esa película -celosamente custodiada hasta que “Wikileaks” la sacó de la cinemateca secreta- tiene la virtud de relatar un pleito entre bandidos.

Que no vengan entonces voceros de la usurpada “sociedad civil”, algunos financiados por la USAID, a hablar de los “daños causados” al supuestamente beneficioso “clima de inversiones” estadounidenses.

Ni los aeropuertos deberían estar en manos de Aerodom (controlada por la Adwent International) ni el tema del etanol de la Forbes Energy debería despacharse de esa manera.

Tales concesiones son funcionales al chantaje de monarcas y cortesanos que sustituyen la “defensa de la patria” por su afán de lucro y de poder, y consideran el patrimonio nacional como propio, enajenable y negociable.

Y eso que no se ha destapado lo de la Barrick y Uni Gold, ni las incontables fechorías adicionales.

La astucia del monarca, superior a la de ambos “reo–públicos” de su Corte, lo lleva a desistir de “comisiones” para “investigar”.

Él sabe que lo de “Wikileaks” pica y se extiende, y mientras lo mejor en su caso es evadirlo y/o torearlo, temeroso de que una avalancha incontrolable lo hunda mucho más.

EEUU pide “excusas” porque no eran sus intenciones develar la podredumbre, sino usarla secretamente para obtener ventajas.

El problema para saqueadores y chantajistas, truhanes locales y globales, es que “lo escrito, escrito está” y ya hay quien decidió darlo a conocer. Y todavía faltan por publicar otros 1654 cables relacionados con el país¡ Susto total!

24-12-2010, Santo Domingo.

narcisoisaconde@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2226 veces.



Narciso Isa Conde


Visite el perfil de Narciso Isa Conde para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad