¿Pendejos? o, a Rusia con atención

    La situación política  mundial y en particular la del medio oriente, es aleccionadora y de allí hemos de tomar las lecciones indispensables para responder negativamente la interrogante ¿PENDEJOS?.

     Miremos entonces como la  MADRE DE Rusia actual, la URSS, trabajó su expansión militar y política por Europa y por ASIA. Fue de tal la evaluación    de su calidad, que cayó la susodicha potencia y no hubo una manifestación de apoyo o dolor, de núcleo social alguno, ni de trabajadores del campo o fabriles de la URSS o de sus países aliados. Ni tampoco hubo lamentos y movidas de reanimación al coloso, por parte de las fuerzas militares del PACTO DE VARSOVIA, ni de ninguna organización social de los países conocidos como “satélites soviéticos”.

     Si  observamos la relación de la heredera de la URSS, la RUSIA actual percibiríamos ahora un accionar meticuloso, pragmático, que embiste con todo cuando sus intereses se afectan directamente, como en el caso de la guerra de RUSIA CONTRA  GEORGIA, por demás antigua aliada del pacto de Varsovia. Esta fue aplastada en 48 horas y sin contemplaciones; no se ocupó permanentemente el país, porque los costos políticos y militares no resultaban  favorables.

      En cambio, cuando se trata de la solidaridad y respaldo político-militar con otros países, es displicente y no arriesga nada. El caso de IRÁN, nos da muchas claves para aprender de los rusos actuales. Ellos hicieron todo tipo de alianzas, y hasta le construyeron una planta nuclear, La de BUSCHEER. Le vendieron las armas convenientes para activar la industria militar rusa, pero que no significara una afectación a la supremacía militar ISRAELÍ, ni la suya propia (ante una eventual crisis de autonomía y soberanía iraní, frente a las políticas de Rusia  en los países musulmanes del Cáucaso y Eurasia).

     Con respecto a IRÁN, hay más, tenían un contrato, es decir una relación formal y material que comprometía a Rusia como Estado a entregar unos equipos militares, de tipo defensivo llamados S-300, cuyo objetivo es proteger de ataques aéreos puntos estratégicos del país persa. El contrato se firmo en el 2007 y nunca lo cumplieron porque con el contrato negociaron con Israel y con USA, su cumplimiento o incumplimiento, dependiendo de lo que le daban a Rusia, USA y, o Israel.

     Nunca importó o se comprometió solidamente, el coloso ruso con el Estado Iraní. Al contrario, pareciera que actuaron premeditadamente , dando largas al asunto, para que en tres años Irán no consiguiera , en el mercado internacional de armas un sistema de defensa aéreo similar al ofrecido por Rusia y tres años después de firmar el contrato, dejan ensartada a la República Islámica de Irán.  Menos mal que Irán, se dedico a desarrollar su industria y tecnología de defensa, de manera soberana. 

LECCIÓN PARA VENEZUELA.

     Antes, lo había hecho así mismo la URSS, con los pactos sostenidos con SIRIA, EGIPTO, LIBIA, IRAK, que los obligaban a dar apoyo y armas a estos países en sus guerras con el Israel sionista y expansionista y nunca llegó a tiempo la ayuda o asesoría, los dejaron ensartados.

     Con Israel, hizo innumerables confrontaciones, tipo sombras, como en el boxeo. Pero, cuando llegó la hora de la verdad, aceptaron  convenir con los sionistas y frenar las relaciones con los árabes y con  Irán, aceptaron “un toma y dame”. RUSIA NO VENDÍA ARMAS A IRÁN Y ISRAEL NO VENDÍA ARMAS A GEORGIA.

     En todos los casos mencionados, no ha privado otra cosa que no sea sus intereses político-militares y económicos, primero RUSIA y después los principios morales de verdad, honestidad, amistad o solidaridad, Derecho Internacional, referidos a otros países.

     Se debe actuar con mucho pragmatismo con el coloso ruso,  y  no se puede creer, ni un micro segundo, que ellos van a sacrificar nada por Venezuela. Al contrario, por esa constante conducta, acercarse pedir y ofrecer, cuando ellos están siendo empujados y agredidos por sus enemigos naturales (USA,  OTAN, Y COMUNIDAD EUROPEA), es decir con ellos hay que trabajar, con la estrategia ganar - ganar. Y, por ultimo, para responder con una negación a la interrogante de inicio, nunca sustituir como aliado a CHINA, por  Rusia.

     *psuvista
alfredomourad@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2446 veces.



Alfredo Mourad Naime*


Visite el perfil de Alfredo Naime para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: