11 de Septiembre de 1973

Cuando se conmemoran 37 años del golpe de estado en Chile. Golpe que encabezara el Dictador y criminal;  Augusto José Ramón Pinochet Ugarte. Quien guiado por sus instinto criminal y su odio a los Comunistas, el odio, medio y rechazo a un proyecto de país mejor, a una nación donde los mas desposeídos fueran considerados en verdad seres humanos,  dignos  y capaces de participar en el desarrollo de su patria. Personas olvidadas, no consideradas, sometidas al yugo inclemente del capitalismo y sumido en la esclavitud de las elites dominantes.

Pinochet, asumió en 1973 el cargo de Comandante en Jefe del Ejército de Chile. El 11 de septiembre de ese año, dirigió a un golpe de Estado que derrocó al gobierno de Salvador Allende.[] Desde ese momento, Pinochet asumió el gobierno del país, primero bajo el cargo de Presidente de la Junta Militar de Gobierno (que ocupó hasta 1981), al que se sumó el título de Jefe Supremo de la Nación el 27 de junio de 1974, que le confería el poder ejecutivo.

Desde el mismo momento en que Salvador Allende gana las elecciones que lo llevan a la presidencia de Chile, se le sentencia a un ataque constante y sin contemplaciones. Es el objetivo de los Estados Unidos, salir de el y que este ejemplo no fuera seguido por ninguna otra nación, Latino-Americana.

Esta esperanza que un pueblo tenia de refundar su país,  de poner en marcha un proyecto social y participativo, donde la unidad popular seria la encargada de poner en practica este modelo de liberación de los pueblos  y donde el hombre es valorado en su esencia por lo que es el y por lo que puede ser, no por el valor económico que pudiera tener. Un hombre con convicciones y moral, donde se transformaría la esperanza en realidad y donde el poder popular seria creado desde las bases.

La dictadura de Pinochet, es una de las que ha recibido una gran cantidad de críticas y denuncias. La violación de los derechos humanos son innumerables, desapariciones, crímenes, persecuciones, alianza de los sectores mas fascistas del continente, la operación cóndor o la caravana de la muerte, donde las diferentes dictaduras del cono Sur, perseguían y asesinaban a los dirigentes populares, revolucionarios, Socialistas y comunistas. Un pacto de criminales apoyados y solapados por el gobierno de turno de los Estados Unidos.

Hoy día podemos ver y observar, al igual que en aquellos tiempo la intromisión del coloso del norte. Sus agencias de seguridad y defensa como en aquel año 73, hoy intervienen en diversos países de la región y del mundo. El financiamiento de quintas columnas, de medios escritos y audiovisuales, la propaganda de guerra sucia esta a toda vista, financiamiento para el derrocamiento de gobiernos de izquierda, progresistas y revolucionarios, se sigue dando y auspiciando por el imperio Norte-Americano. El asedio es constante y no cesa ante lo que ellos consideran sus enemigos y adversarios.

Los documentos que poco a poco y cada ves son mayores y han sido desclasificados dan muestra de la actitud criminal y fascista de los gobernantes gringos. No hay tregua, la guerra es constante y es un medio de producción de riquezas para los políticos Norte-Americanos.

Hoy a 37 años de esa felonía, hay que recordar a todos aquellos que fueron victimas de la dictadura de Pinochet. Recordar a Víctor Jara,  Neruda, Allende, todos aquellos que son  ejemplo de lucha   y que dieron su vida en aras de un mundo mejor, por aquellos que nunca se supo de su paradero, por aquellos torturados. Hoy es bueno recordarlos y seguir la lucha por un mundo nuevo, dando fin a las imposiciones colonialistas que persisten en nuestros días, con nuevas estrategias y nuevas armas.

No es posible que en nuestros días  exista  una constitución elaborada a imagen y semejanza de un dictador, que no pudo ser sometido por la justicia y se fue sin pagar por sus crímenes. Es tiempo de más lucha, de combate por  un mundo nuevo y acabar con las pretensiones imperiales.  No es fácil, pero hay que seguir sin desmayo.

Hoy cuando hay una persecución contra el pueblo MAPUCHE, donde se aplica la ley del dictador, es necesaria la solidaridad con los hermanos y dar a conocer en el mundo la historia y la lucha de este pueblo, que muchos desconocemos. Por dignidad  no se puede callar la verdad. Respeto al ser humano.

También es bueno e importante recordar  el caso de Honduras, que paso. Un Golpe aceptado. Por que fue aceptado por todos nuestros países, al reconocerse al nuevo gobierno de Porfirio Lobo y no a ver un pronunciamiento claro, que aunque se hablo y se dijeron cosas y se critico el golpe. Este quedo impune.

 “Quizás sea ésta la última oportunidad en que me pueda dirigir a ustedes. La Fuerza Aérea ha bombardeado las torres de Radio Portales y Radio Corporación. Mis palabras no tienen amargura, sino decepción, y serán ellas el castigo moral para los que han traicionado el juramento que hicieron: Soldados de Chile, comandantes en jefe y titulares… …el almirante Merino… más el señor Mendoza, general rastrero que sólo ayer manifestara su solidaridad y lealtad al gobierno, también se ha denominado director general de Carabineros.

“Ante estos hechos sólo me cabe decirle a los trabajadores: Yo no voy a renunciar. Colocado en un tránsito histórico, pagaré con mi vida la lealtad del pueblo. Y les digo que tengo la certeza de que la semilla que entregáramos a la conciencia digna de miles y miles de chilenos no podrá ser segada definitivamente. Tienen la fuerza, podrán avasallarnos, pero no se detienen los procesos sociales ni con el crimen ni con la fuerza.

La historia es nuestra y la hacen los pueblos.

¡Trabajadores de mi Patria!: Quiero agradecerles la lealtad que siempre tuvieron, la confianza que depositaron en un hombre que sólo fue intérprete de grandes anhelos de justicia, que empeñó su palabra en que respetaría la Constitución y la ley, y así lo hizo. En este momento definitivo, el último en que yo pueda dirigirme a ustedes, espero que aprovechen la lección.

El capital foráneo, el imperialismo, unidos a la reacción, crearon el clima para que las Fuerzas Armadas rompieran su tradición: la que les señaló Schneider y que reafirmara el Comandante Araya, víctimas del mismo sector social que hoy estará en sus casas esperando, con mano ajena, reconquistar el poder para seguir defendiendo sus granjerías y sus privilegios...

...Seguramente Radio Magallanes será acallada y el metal tranquilo de mi voz no llegará a ustedes. No importa, la seguirán oyendo. Siempre estaré junto a ustedes. Por lo menos mi recuerdo será el de un hombre digno que fue leal con la Patria.

El pueblo debe defenderse, pero no sacrificarse. El pueblo no debe dejarse arrasar ni acribillar, pero tampoco puede humillarse.

¡Trabajadores de mi Patria!: Tengo fe en Chile y en su destino. Superarán otros hombres este momento gris y amargo donde la traición pretende imponerse. Sigan ustedes sabiendo que, mucho más temprano que tarde, se abrirá de nuevo las grandes alamedas por donde pase el hombre libre, para construir una sociedad mejor. ¡Viva Chile! , ¡Viva el pueblo!, ¡Vivan los trabajadores!

Éstas son mis últimas palabras, teniendo la certeza de que mi sacrificio no será en vano. Tengo la certeza de que, por lo menos, habrá una sanción moral que castigará la felonía, la cobardía y la traición.”

      Salvador Allende.

luisalberto.nietoa@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1675 veces.



Luís Nieto

Productor Nacional Independiente Dirigente de Redes en Trujillo

 luisalberto.nietoa@gmail.com

Visite el perfil de Luis Nieto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Nieto

Luis Nieto

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad