El Gobierno tiene que hacer su mayor esfuerzo para construir los valores socialistas en una Sociedad formada por el capitalismo

"Luchamos contra la miseria pero al mismo tiempo

luchamos contra la alienación." (Che Guevara)



Poniendo como ejemplo Ciudad Lossada, en Maracaibo, podemos decir que hay una gran falla en el proceso de construir el Socialismo de parte de muchos funcionarios del gobierno bolivariano, en lo que respecta a la construcción de los nuevos modelos de desarrollos habitacionales y de los valores y principios Socialistas e ideológicos que caracterizan a la sociedad socialista del Siglo XXI

Ciudad Lossada, claro ejemplo que las soluciones que le dan al pueblo deben ser integrales y profundamente pedagógicas. No podemos seguir dando soluciones a medias, no debemos agotar los procesos en el momento mismo que damos una solución habitacional, recreativa, educacional o de salud, el proceso es integral y constante.

El Socialismo tiene que ver con la espiritualidad de todo un pueblo, con su cultura y su manera de concebir la sociedad y su entorno más inmediato, con su economía y esos procesos económicos distintos al modelo capitalista dependiente que por décadas y siglos se nos ha impuesto.

El Socialismo es acceso a la educación, pero a una educación liberadora. Tiene que ver el Socialismo con darle a cada familia un techo propio, pero también tiene que ver con convivencia y solidaridad. Con el rescate de la cultura propia y su conservación y aun con nuevos hábitos de alimentación y convivencia vecinal.

No podemos crear urbanizaciones, y ciudadelas socialistas y dejarlas en la misma marginalidad en la cual el neocolonialismo, el capitalismo y el neoliberalismo mantuvieron a nuestra gente sumergida durante décadas. No podemos seguir creando el caos y la deshumanización capitalista en medio de nuestro nuevo modelo socialista de sociedad.

Ciudad Lossada, puede convertirse en una barrida más, que reproduzca en la gente el individualismo, la insolaridad y más pobreza. Las calles están rotas, el colegio no está terminado y según el crecimiento poblacional de la zona, ya esta superado en su plena capacidad, sin todavía haber comenzado a funcionar como tal.

Mucha gente comenzó a agrandar sus casas y espacios, en terrenos que supuestamente deberían ser áreas comunes que debieron ser destinadas para fines comunes. Ya empiezan a surgir negocios que superan con creces en su inversión al valor de las casas en las cuales están establecidos. A veces los mismos vehículos estacionados frente a las casas dan la impresión que superan en mucho el precio real de las casas de sus propietarios.

La lucha mayor de esta revolución es contra los vicios que mantienen las viejas conductas típicas de los antiguos partidos políticos en los cuales se potenció por casi un siglo conductas impropias. Es muy común que cuando tratamos estos temas los mismos sectores denunciados hagan uso del termino “contra revolucionario”, para descalificar a quienes desde su legitimo derecho hacemos uso del derecho a la critica desde la perspectiva de la “R” de rectificación.

La revolución pudo haber aprovechado estos terrenos que antiguamente les pertenecieron a la Universidad del Zulia, construyendo edificios que dieran cabida a más familias necesitadas de soluciones habitacionales dignas.

La Revolución no puede seguir manteniendo en puestos claves a personas que actúan de manera irresponsable desde sus cargos públicos, haciéndole daño a la propia revolución. Ciudad Lossada, debe ser un laboratorio para que la Revolución pueda estudiar lo que no debe hacerse en la entrega de las diferentes urbanizaciones que han sido construidas para dar respuestas habitacionales dignas a nuestro pueblo. Obligatoriamente aquí debe el Gobierno Revolucionario hacer su prueba de error- acierto, para no volver a cometer los mismos errores que se evidencian de manera clara en esta popular barriada del noroeste de Maracaibo, en la Parroquia Idelfonso Vásquez.

Lo que esta pasando no es culpa toda del pueblo ni de los habitantes de estas urbanizaciones, es culpa de funcionarios ineficaces que no ha sabido cumplir las instrucciones y lineamientos del gobierno nacional. Funcionarios que se han aliado a contratistas y constructoras inescrupulosas para aceptar sobornos y dadivas en especies y no cumplen con sus responsabilidades con el gobierno, ni con los habitantes de estas urbanizaciones.

La revolución debe superar la política del maquillaje y de la escoba, debe conocer en verdad la realidad, lo que está pasando en cada comunidad que ha sido entregada. Dice un viejo refrán que el papel aguanta todo. La realidad en mucha de estas urbanizaciones es otra, se han convertido muchas veces en mas de lo mismo y siguen reproduciendo viejos modelos capitalistas de décadas anteriores, de gobiernos anteriores.

Debe pasar la gente, antes de recibir sus casas, por procesos de formación ciudadana y socialistas, que ayuden a entender todos aquellos aspectos de la convivencia humana en paz, solidaridad y respeto.

Deben establecerse normas de convivencia vecinal y planes de contingencia ante cualquier eventualidad, debe ponerse atención a todos aquellos aspectos de recreación y deporte de nuestra niñez y juventud y deben establecerse planes para que las escuelas y la educación sean para todos y todas.

El Socialismo no se impone desde arriba, se construye desde las bases, desde las escuelas, desde la cancha deportiva, desde el dispensario, desde el mismo trabajo. De no ser así seguiremos construyendo la anarquía aun en nuestros más recientes proyectos habitacionales y seguiremos reconstruyendo la mentalidad capitalista, egoísta e intolerante.

Ciudad Lossada, puede todavía ser un gran proyecto socialista de ciudadelas autosuficientes, socialistas, que apunte a un verdadero desarrollo endógeno ¿Como hacerlo sin un área de desarrollo local agrícola comunitario, sin escuelas, sin áreas de recreación y sin educadores populares que formen todos aquellos aspectos sociales, culturales, políticos e ideológicos necesarios para construir Nueva Humanidad?

Lo primero que debe hacer el gobierno revolucionario es preparar entre los mismos beneficiarios, el contingente de educadores populares que harán la importante tarea de construir en el imaginario colectivo de nuestra gente los valores y principios socialistas y humanísticos, que harán posible la construcción de la Nueva Sociedad Socialista y Bolivariana.

¡El Pueblo Nunca Olvida!


obedvizcaino@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2425 veces.



Obed Juan Vizcaíno Nájera


Visite el perfil de Obed Juan Vizcaíno Nájera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Obed Juan Vizcaíno Nájera

Obed Juan Vizcaíno Nájera

Más artículos de este autor