Las cosas por su nombre

La politización de prácticamente todo lo que ocurre es uno de los más complejos problemas de Venezuela y de su gente. Los extremismos nos invaden y no nos dejan razonar como es debido. Cada quien se cree el dueño absoluto de la verdad y trata de imponerle su criterio al otro, sin siquiera intentar razonar, pensar, recapacitar, argumentar, sin que siquiera le pase por la mente la posibilidad fugaz de estar equivocado y mucho menos de que el otro pudiera tener razón.

¿Quién nos preguntó si queremos el socialismo?, nos dicen algunos periodistas, sin darse cuenta que nadie nos preguntó tampoco si queríamos el capitalismo y es lo que tenemos desde Gómez para acá. Esta forma de apreciar las cosas deja fuera de discusión el problema fundamental que está más allá de los nombres: El contenido de lo que se propone, que es lo más importante. Lo otro no pasa de ser una discusión de fanáticos.

“Las universidades autónomas no son democráticas porque no votan los trabajadores”, dice el Gobierno, pero en las universidades experimentales no votan los trabajadores, ni los estudiantes, ni los profesores, y… ¿Son democráticas? Queda oculto el problema de fondo: Las instituciones basadas en el conocimiento (universidades, fuerzas armadas, hospitales, iglesias, institutos de investigación) no son democráticas en lo que respecta al establecimiento de sus jerarquías.

La oposición habla de universidades intervenidas y ejemplifica con la Simón Rodríguez , la UNELLEZ , la Rómulo Gallegos , la Rafael María Baralt, la Bolivariana , la UNEFA y la Sur del Lago, pero esconde que estas instituciones son experimentales y que sus comunidades nunca han designado a sus autoridades, en todo de acuerdo con la Ley de Universidades vigente que no es de Chávez sino de Caldera. Se deja de lado el problema teórico fundamental, que es que las universidades deben alcanzar un cierto desarrollo académico para ser capaces de asumir la designación de sus autoridades.

“No se sabe si detrás de los paros de la FAPUV lo que existe es un interés político”, afirma el Gobierno, mientras la organización gremial lo niega. Sí existe un interés político detrás de las acciones de la federación de los profesores; eso es innegable, sería tonto no saberlo y más tonto no decirlo. El gremio utiliza sus armas y el Gobierno las suyas. Pero lo trascendente es saber si el reclamo salarial es justo o no, no sólo socialmente, sino legalmente y académicamente. El Gobierno incrementó los sueldos de obreros y trabajadores, pero no aplicó la homologación a los profesores. Las remuneraciones docentes son hoy miserables.

“La burguesía fue la que entregó nuestro petróleo”, afirma un filósofo pro-gubernamental de la UCV , lo cual es completamente cierto y enfrentado por los revolucionarios venezolanos desde mucho antes del golpe de Estado del 4 de febrero. ¿Pero quién entrega la Faja del Orinoco hoy a Chevron, Repsol, Mitsubishi, Oil India y Oil Petronas (transnacionales de distintos imperialismos), compartiendo la propiedad de los yacimientos durante 40 años? ¿Quién le rebajó los impuestos a esas compañías extranjeras para que operaran en la Faja ? ¿Quién decidió que el Gobierno pagará la ganancia dejada de percibir por estas empresas en caso de conflictos laborales? ¿Quién renuncia hoy a la inmunidad de jurisdicción en caso de disputas en estos contratos? ¿La burguesía? No la anterior y sí la actual. La burguesía bolivariana del socialismo del siglo XXI, si es que esa denominación existe. ¿Acaso fue Giusti? No. Fue el rojo rojito Rafael Ramírez. ¿Fue Caldera? No. Lamentablemente fue Chávez.

¿Son los anteriores, asuntos que importan a la oposición? En absoluto. La oposición apoya totalmente la entrega de la Faja y de todo nuestro petróleo al imperialismo. Eso es lo que ellos hacían incluso en menor escala. Los problemas de la oposición son la libertad de información, que para ella se reduce al enfrentamiento del cierre de Radio Caracas TV, el rechazo a la Ley Orgánica de Educación con los argumentos que utilizaron contra Prieto Figueroa y obtener unos puestos en la Asamblea Nacional. ¿Y para el PSUV? En nada la importa discutir los aspectos esenciales para el país; se preocupan de que la UCV no instale unas puertas a la entrada de la Ciudad Universitaria , de proteger a unos delincuentes que han dañado murales e instalaciones ucevistas y de lograr las dos terceras partes de la Asamblea a como dé lugar.


lft3003@yahoo.com





Esta nota ha sido leída aproximadamente 2856 veces.



Luis Fuenmayor Toro


Visite el perfil de Luis Fuenmayor Toro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Fuenmayor Toro

Luis Fuenmayor Toro

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a96585.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO