Chavismo vs socialismo

El chavismo se instaló en Venezuela el 4 de febrero de 1992 y desde entonces no hizo sino crecer hasta convertirse en el movimiento político venezolano más popular y mayoritario de todos los tiempos.

La gente no sabía lo que era Chávez, pero si sabía, o intuía, lo que no era, es decir, todo lo contrario de la podredumbre partidocrática que desgobernaba al país.

El propio Chávez tampoco sabía lo que era, pero poco a poco fue delineando una estrategia consistente en darle forma a un socialismo del siglo XXI, así llamado para distinguirlo o diferenciarlo de la ideología socialista tradicional.

A la mayoría de sus seguidores eso le importó poco, pues seguían a Chávez por donde él dijera, especialmente tras el zarpazo de la extrema derecha en abril del 2002 y las subsecuentes conspiraciones que hasta el sol de hoy intentan tumbarlo.

Mientras tanto el Presidente Chávez se dedicó a investigar diferentes teorías políticas y leyó una cantidad prodigiosa de textos sobre todo lo humano y lo divino.

Algunos lo impactaron tanto que los mencionó muchas veces. Los Miserables, de Víctor Hugo, se convirtió en un clásico presidencial. Leyó al italiano Antonio Gramsci, al ruso Trosky, a Marx y a Lenín y muchísimos más que salen a relucir en sus frecuentes y siempre didácticas alocuciones.

Naturalmente Simón Bolívar y Jesucristo se llevan la palma pues en ningún discurso quedan afuera.

Los funcionarios del gobierno, aún sin una ideología definida, sabían por donde iba la cosa, pues el presidente les indicaba claramente cuál era el camino. Además los enemigos de la revolución facilitaban la tarea con un empeño irresistible por llevarle la contraria a toda vaina.

Actualmente el Presidente Chávez habla cada vez más del socialismo clásico y hasta se declara marxista, lo cual no parece muy siglo XXI. A la vez, sin embargo, continúa empeñado en ser cristiano y bolivariano, cosa que confunde a un gentío.

El pueblo, por su parte, sigue siendo en su mayoría chavista a pesar de que unos cuantos están engalletados.

Este es un asunto como para el profesor Lupa, creo yo.


augusther@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1866 veces.



Augusto Hernández


Visite el perfil de Augusto Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Augusto Hernández

Augusto Hernández

Más artículos de este autor