Empecemos a aporrear

En una oportunidad comenté en mis escritos de Aporrea, sobre la nueva estrategia de la canalla opositora, la cual consiste en “presentar” a través de sus medios golpistas a un Chávez débil, acabado, vacilante, molesto, en fin un Chávez inconveniente no solo para ellos, sino para los que estamos bajo su liderazgo, es decir, para todo el país. Ahora la matriz de “opinión” impuesta como guión repartido en todos los medios opositores, televisivos, radioeléctricos e impresos es que el Comandante, ya llegó al llegadero y no da pa´ más.

Pero el mensaje va dirigido en exclusiva para los “chavistas” haciéndoles ver que ya no vale el “sacrificio” que hacen por su líder, ya que la vaina no pinta buena y enumeran reiterativamente la situación energética eléctrica, las intervenciones bancarias, la reconversión monetaria, el conflicto fronterizo, la inseguridad, la inflación entre lo mas conspicuos argumentos o tramas, dándole a entender a lo compatriotas que este es el comienzo…del fin del Gobierno Bolivariano.

La psiquis patria está siendo vapuleada por todos los frentes (internos y externos) de manera inmisericorde, sin reparo y sin freno. Y lo peor, lo mas grave, lo mas molesto, lo mas arrecho, es que nuestro estamento mediático se ve en minusvalía ante este acoso. Nuestros medios han perdido el barrio, como nuestros “líderes estudiantiles” perdieron las universidades. El papel socializador de la opinión y el periodismo mediático de “este lado” se ha quedado en foros, estudios, conferencias, entrevistas, todo encerrado y con “connotados” gobierneros y afines. La calle se ha perdido, la opinión de la vocería comunal está compitiendo con los “especialistas del socialismo” por espacio en los medios. Nuestros comunicadores (con el perdón de lo que diré) están muy “comeflores” a mi parecer, para el virulento, desmedido y delictivo accionar del conglomerado mediático golpista y apátrida. Además, CONATEL debería ponerle un parao a los descarados llamados a la agitación del pueblo y los reiterados insultos a la majestad del ejecutivo que de manera complaciente y descarada hacen desde el alba hasta la medianoche, los forajidos de estos medios. ¡Coño, somos gobierno o no!

Aquí, en nuestro Zulia lo que se oye por radio y se ve por televisión son los “potenciales” candidatos para los circuitos electorales de la AN. Sin importarles los estatutos del partido, ellos y ellas ya anuncian las “bondades”, actitudes y aptitudes de sus egocéntricas candidaturas (que no tienen que ver con candidez) a sus coterráneos votantes y militantes. Y lo que está pasando en el país, eso no es importante, solo importa “llegar” a la esquina de Pajaritos.

Sigo diciendo, el enemigo no es culpable de lo que está haciendo; su trabajo es la desestabilización y que reine el caos, la zozobra y sembrar la desesperanza y esa maligna faena la están haciendo, unidos o no. Los culpables somos nosotros que les permitimos ese escabroso accionar. Los proyectos personalistas y grupales dentro del PSUV y del mismo gobierno hacen muescas en la titánica labor del Camarada Chávez. Por eso, abogamos por una purga disciplinaria dentro del partido y el Gobierno, para librarnos de estos parásitos que chupan y venden el proceso revolucionario al mejor postor. El psuvista de a pie, el revolucionario del barrio, de la calle, los trabajadores y los que a destajo y anteponiendo la patria como el 13 de abril del 2002 a riesgo de su vida agradecerían esto.

Si la justificada desvalorización del fuerte Bolívar se hizo en año electoral a pesar del supuesto costo político y el pueblo Bolivariano lo aceptó como necesario porque Chávez muy bien lo explicó, una revisión hacia lo interno con la salida de los perturbadores e intocables, es indispensable antes de la venideras elecciones. Es conveniente, es necesaria y no desvalorizará el Proceso Revolucionario, lo hará más fuerte. Seguro que si.



cajucont@yahoo.com.mx


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1603 veces.



Carlos J. Contreras C.


Visite el perfil de Carlos Contreras para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: