Ahora y siempre socialista

Hoy el pueblo de la República Bolivariana de Venezuela, debe sentirse orgulloso.

Tiene un presidente de digna virtud que flamea como una hoguera en la noche, que esparce su luz a todos los pueblos de nuestra América.

Vivimos en un país donde hay lugar para las grandes ideas y espacios para los grandes pensamientos quien diga lo contrario es sordo y ciego o no ha vivido en Venezuela en estos momentos de Revolución Bolivariana.

El presidente Chávez ha sido una especie de resurrección encarnado en el pueblo como el más grande hombre nacido en el siglo XX. Una alma soñadora y bondadosa esparciéndose en la armonía de los pueblos de América Latina.

Hoy nuestro país está lanzando luces al mundo en donde el máximo líder de esta Revolución Comandante Hugo Rafael Chávez Frías lo vemos como el nuevo “Prometeo” quien está sembrando el progreso en todos nuestros pueblos para darle oportunidad a los pensadores, los filósofos, sabios y letrados, a los artistas y poetas, hombres de letras, grandes y pequeños jefes de las grandes regiones.

Bien lo dice el Comandante “a ustedes los amo” y “el amor con amor se paga”. El es capaz de todo lo grande y todo lo bello, porque lleva en su cerebro un mundo sublime y en su corazón un culto respetuoso al valor de los derechos humanos.

No importa la peste mediática que escupan los dueños de los medios aunado al coro irresponsable de la oligarquía criolla junto a un trillado grupo de obispos que lo secundan, quienes merecen están presos por golpistas, por proteger a un sádico a quien le facilitaron estadía en la nunciatura del Vaticano en Caracas, para que hoy se encuentre gozando de plena libertad en el Perú debido a la ayuda brindada por estos obispos irresponsables, de esta jugada clerical encontrada de la justicia venezolana.

Nuestra Iglesia no perecerá mientras existan sacerdotes como el padre Juan Vives Suria, el fue un sacerdote con espíritu de ternura, que comprendió y predicó de su deber de misionero de Cristo, legatario de su doctrina, que fue amor, que fue paz, que fue luz del mundo.

Sacerdotes como el padre Vives hay, por tanto tendremos iglesia, a pesar de estos obispos pitiyanquis.

A nuestros feligreses les quedó escrito en su memoria, la historia de un pueblocivilizado0, que el once de 11 de año 2002 fue maltratado por una estabilizadora furia de estos obispos encabezados por el “celebre” Baltazar Porra, quien dice ser predicador de la doctrina de Cristo, quien es solo un traidor de la fe cristiana.

Nuestro país seguirá avanzando hacia el bienestar social, a pesar de todos los obstáculos que busquen empañar está Revolución, por quienes están en contra de la justicia y la verdad para impedir levantar la frente para el descanso de todas las almas del pueblo venezolano.

Es preciso hacer comprender a nuestro pueblo, que no es en mole de piedra donde debemos divisar el horizonte de lo bello y de lo eterno. La altura puramente humana será siempre en presencia de las ideas.

Llegará el día que millones de hombres y mujeres, campesinos y camaradas de todos los estados venezolanos si la circunstancias lo exigen, se levantarán como una tempestad, un huracán con toda fuerza impetuosa y violenta que nada lo podrá contener, romperá todas las trabas y se levantarán por el camino de la liberación nacional y sepultarán a todos los imperios y funcionarios corruptos que todavía pululan desgraciadamente en el entorno gubernamental que se prestan para opacar esta Revolución.

Nuestro espíritu nacionalista ni ahora ni mañana languidecerá, ahora y siempre defenderemos esta Revolución y la defenderemos porque creemos que todos los países latinoamericanos están luchando por el mismo ideal socialista.

Debemos estar alertas y vigilantes para no ser absorbidos por el imperialismo Yanquis y ahora más que nunca no toleraremos la instalación de las siete bases militares Yanquis en territorio colombiano.

Nuestro patriotismo saldrá en defensa de esta Revolución la cual se ha convertido en un culto severo y solemne de la República Bolivariana de Venezuela.

¡Patria Socialismo o Muerte! ¡Venceremos!

Puerto Ordaz, 27 de diciembre de 2009
chiguanairis1@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1715 veces.



Juan Rafael Rangel Ortiz


Visite el perfil de Juan Rafael Rangel Ortiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Juan Rafael Rangel Ortiz

Juan Rafael Rangel Ortiz

Más artículos de este autor