El rio tiene un ruido bárbaro ¡Ojo presidente¡

Es apabullante la cantidad de correos, mensajes, escritos y notas al margen que me llegan denunciando corrupción en muchas instituciones del estado. Otras las percibo en los diarios escritos, digitales y medios televisivos además de la radio. En muchos casos son denuncia hechas por personas serias y que acompañan este proceso de corazón. Otras vienen cargadas de mentiras, odios, con interés de confundir, mentir y engañar. Desde amazonas denuncian, la penetración del narcotráfico en los estamentos judiciales, hasta el punto de tener una camada de jueces que liberan a personas con vinculaciones con hechos relacionados con el paramilitarismo y narcotráfico. Desde el Zulia la cosa con el Seniat, los cobros indebidos, la suspensión de sanciones, el chantaje del cobro de montos de dinero, para no cerrar un comercio que presentaba ilícitos. El paramilitarismo en convivencia con los cuerpos policiales de las gobernaciones y algunas alcaldías del Zulia y Táchira, cobrándole vacunas hasta a los taxistas, y quienes se niegan son asesinados o escarmentados con mutilaciones físicas.


Cadivi, la denuncia por el desangramiento del país con las compras de los cupos de dólares para viajeros y las tarjetas de crédito, que son entregados a unas mafias Colombianas y venezolanas, en connivencias con casas de cambio golpistas; quienes pagan 5 ó 6 millones de Bolívares viejos, para que simulen así los cupistas, que gastaron ese dinero en compras reales, cuando en verdad no compraron nada. Todavía hay quejas por lo de la obtención del pasaporte; personas que dicen que no obtienen las planillas y la cita por el método legal, pero que cerca de las oficinas encargadas de entregar esos documentos, hay gestores que en tiempo record les consiguen la cita y entrega de las planillas a quienes pagan el peaje. Para la revisión y matriculación de carros es otro negocio para unos vivos, que hacen las diligencias pertinentes, sin que se movilicen ni el vehículo ni el dueño a cambio de una buna suma de dinero, pero a quienes lo hacen de forma legal le hacen pasar un calvario, amen, que deben trasnocharse, lo mismo es para sacar o renovar licencia... En las oficinas de los ministerios sobre todo del interior del país, para que una persona pueda obtener un empleo, así seas de limpieza, debe ser sometido a unos exámenes absurdo de conocimientos generales y memoria, luego los remiten a caracas para otro examen y después les dicen que no son aptos, lo patético es que en las regiones les prometen el cargo, les hacen hacer el gasto y luego los desencantan vulgarmente. Esa denuncia me la hicieron con pruebas en Yaracuy, en el M.A.T.

Hay otras quejas más sobre denuncias de corrupción en la administración pública. Pero es sabido también que desde el sector privado es que se motiva al infeliz corrupto a que caiga en esa bajeza, pues son los empleados y dueños de negocios privados quienes empiezan ofreciendo tajadas para que les resuelvan lo de éllos primero. Tristemente hasta en el seno de nosotros mismos los pendejos del pueblo, caemos en la miserable corrupción. Por ejemplo en la zafra del 2009 de caña de azúcar, el perito del central Santa Clara, se confabuló con los dueños de los núcleos de descosechamiento, para cobrarle por debajo de cuerda a los pequeños parceleros la cantidad de 700, hasta un millón de bolívares por Hectárea, para sacarles su caña y arrimarla al central. Aparte de lo que le descuenta en central legalmente al productor por dicha faena. A mi no me la sacaron por no avalar ese robo. Mas triste aun es que fueron unos pocos productores los que empezaron con esa practica, perjudicando a los otros. Como se puede ver compatriotas. La corrupción está haciendo mella dentro del proceso, se impone una política de combate frontal a esa mala compañía, si se descuida y se sigue premiando al dinero fácil y al lujo inducido, tendremos problemas al estilo Colombia. Es más, el narcotráfico se está inmiscuyendo en casi todas las actividades económicas del país a nivel medio y popular sobre todo, hasta en los negocios de comida y restaurantes. Seria bueno que la inteligencia del estado y la inteligencia popular se complementen, así les digan sapos. Pongan el ojo en las compras y ventas de viviendas de clase media hacia clase alta, fíjense en los precios exorbitantes que están pagando por esas viviendas y quienes son los que las pagan, busquen su procedencia y se llevaran sorpresas.

Se, y a diario veo, que el estado o gobierno nacional está haciendo lo que puede. Lo que pasa es que la cadena de complicidad se mueve más rápido y además es una forma de debilitar políticamente al gobierno, crear tendencias pervertidas y corruptas, que hagan voltear la mirada hacia la riqueza fácil. la labor de concientización popular hacia los valores éticos y morales de la república deben ser impulsados rápidamente, la justicia debe ser más severa con los incitadores y los delincuentes pesados, pues estos son capturados y salen rápidamente por culpa de los vicios legales y las manipulaciones leguleyas. La pena máxima para ciertos delitos, debe ser incrementada, se debe sacar de circulación a los cánceres que destruyen el cuerpo social de la nación. No hay mucho margen de tiempo, éllos disponen de los más poderosos medios de comunicación nacional e internacional.

Es tarea de la lucha revolucionaria por una nueva sociedad. No es cuestión de dejarla para después. Insisto, es prioridad, se creyó al principio quela policía nacional era en parte para ese fin, más allí está la ley y la policía y su reglamento no aplican, han pasado dos años o más, sigue como cosa de veremos, mientras la delincuencia, la droga y la conspiración van aceleradamente, hasta los cuerpos y órganos de policía y seguridad están siendo penetrados poco a poco. No me vengan a pedir pruebas. Eso es asunto cotidiano y que conoce el vulgo. Además los delincuentes difícilmente dejan pruebas, lo que dejan es rastro y la imposibilidad de ocultar las riquezas mal habidas. “O comemos sardina o morimos arponeaos”. Dice un refrán popular.

Afortunadamente tenemos un pueblo que todavía en su mayoría sigue siendo honesto y responsable. Hay que fortalecer a ese pueblo, y brindarle la oportunidad de construir una nación digna y libre de la droga, la prostitución, el chantaje y el imperio yanqui. Si así lo hiciereis…

javierdelvallemonagas@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2306 veces.



Javier Del Valle Monagas


Visite el perfil de Gipsy Gastello para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Poder Popular