"Voces contra el Imperio"

Valladares: "Los viejos dogmáticos y traidores quedaron atrás. Huele a Jazmín la revolución"

El camarada Manuel Valladares es un revolucionario integro y radical, de esos pocos que han mantenido a lo largo de su vida una posición revolucionaria muy recta y critica de las desviaciones y erradas posiciones en que han incurrido algunos de la vanguardia revolucionaria en Venezuela. Cargado siempre de muy buenas ideas, anécdotas y consejos, sus propias palabras que hoy hemos tratado de recoger en este artículo nos sirven para ayudar a comprender mejor la Revolución Bolivariana.  

Una corta conversación con él nos bastó para conocer parte de la lucha del siempre joven de corazón Manuel Valladares. Dice el mismo Valladares: "los revolucionarios de mi época, en alguna ocasión, muchos, hicimos parte de eventos que marcaron nuestras vidas. Soñamos y luchamos siempre por lo que creímos. Teníamos la seguridad -como la seguimos teniendo- de que estábamos en lo correcto, y muchos, en ocasiones sin darse cuenta, hacíamos parte activa en diversas organizaciones políticas y militares revolucionarias que desde hacia tiempo habían extraviado el camino de la revolución. Muchos no se dieron cuenta de ello y quedaron atrapados seducidos por extraños dogmas inflados por un pasado glorioso; por ideas que se fueron extraviando en el camino. Por una praxis totalmente irreconciliable con el marxismo". 

La avalancha del Reformismo cayó sobre los descuidados. Ha sido la misma  praxis política derivada de sus erradas posiciones políticas la culpable de  alejar a muchos del marxismo. Asimismo lo afirma Valladares cuando nos dice: "Aferrados a las mismas ideas de la supuesta “coexistencia pacifica” con el imperialismo y las “burguesías nacionales”, el parlamentarismo burgués, la burocracia y el burocratismo de los asimilados al Estado burgués; sus practicas dilatorias, y por último, los privilegios y la prepotencia y arrogancia fueron destruyendo a la supuesta "vanguardia revolucionaria". 

Muchos de la vieja guardia revolucionaria se extraviaron en su camino, pues, de ella salieron los muertos insepultos y mal olientes que todos conocemos, y que hoy da asco el sólo mencionarlos. El liderazgo y la claridad política e ideológica del Comandante Chávez se erige como un poderoso factor de guía y protección con el que no pudieron contar los militantes revolucionarios de aquella época que, como Valladares y muchos otros, enfrentaron como mucho dolor la decepción y la rabia que les producía la traición de aquellos a quienes consideraban “genuinos líderes revolucionarios”, y por quienes, en algunas ocasiones arriesgaron la vida para defenderlos de los órganos de seguridad del Estado opresor de la 4ta República. Valladares siempre nos recuerda las duras  torturas que tuvo que soportar su entrañable amigo Luis Alvis por defender sus ideas y a quienes se escudaron en ellas para propósitos personales. A Luis lo apodan por cariño el Campiruso. “Quizás a mi camarada y amigo Campiruso le causaron mayor dolor las traiciones que la misma tortura a la que fue sometido por la Seguridad Nacional. Pero nuestro optimismo y las esperanzas por lo que hoy sucede en el país ha aliviado con creces su dolor”.    

Con una anécdota, el camarada Manuel Valladares nos concluye su importante lección de maestro que le da su experiencia. Cuenta Valladares: "En 1957 tuve la oportunidad de conocer de cerca a la URSS, fue mi primer viaje a esa gran nación, y tuve la suerte de presenciar el desfile del 40 aniversario de la revolución bolchevique en Rusia. Allí conocí a Galia Dubraskaia, que hacia de mi interprete y con quien entable una hermosa amistad que conservo hasta hoy en día. Era el año del primer Spunnik en el espacio, de grandes éxitos tecnológicos e industriales en la URSS. Pero no fue, sino, hasta 1981, en mi segundo viaje a ese mismo país, cuando entendí que ya todo se había perdido. En 1957 tuve la oportunidad de entrevistarme con un viejo y enfermo bolchevique, cuyas alertas, recordé un tiempo después, en mi segundo viaje por ese país. El viejo bolchevique se llamaba Serguei Berezner, estaba hospitalizado, y en su lecho de enfermo lo primero que hizo al verme fue preguntarme si ya me había percatado de los malos olores de la Revolución Soviética, porque, según él, “quien viene a casa nueva puede percibir los olores que sus dueños ya no podían porque están habituados a ellos”. Le respondí que de donde venia los malos olores eran tan fuertes que me parecía toda una maravilla lo que estaba presenciando ese momento en la URSS. Pero años después sucedió lo que muy pocos imaginábamos sucedería: la implosión soviética. El Che, en 1964, muy tempranamente, había llegado a la misma conclusión de aquel viejo Bolchevique. Ambos tenían razón.”  

Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen. De Izquierda a derecha: Manuel Valladares, Galia Dubraskai y 

Serguei Berezner, en un Hospital de Moscú 

“Pero se mantuvo Fidel y luego llegó el chamo de Sabaneta cambiando todos nuestros esquemas. Ellos son ejemplos de lo que debería ser un verdadero revolucionario hoy en día. Ellos son ejemplos de critica y autocrítica, de constante vigilancia y revisión que son, en definitiva, como las vitaminas que mantienen vitalizada a nuestra revolución".  

Valladares termina diciéndonos que es muy natural que aun percibamos malos olores en nuestra Revolución Bolivariana, pues, seguimos arrastrando una pesada herencia del pasado, pero gracias al liderazgo del Comandante Chávez los dogmáticos quedaron atrás, los infiltrados corruptos y saboteadores terminan por romper sus caretas y Venezuela comienza a oler a Jazmín.  

Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.  Manuel Valladares y  Galia Dubraskaia en la Plaza Roja de Moscú



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2353 veces.



Basem Tajeldine

Marxista. Investigador de temas geopolíticos internacionales en el Centro de Saberes Africanos. Moderador del programa VOCES CONTRA EL IMPERIO, RadiodelSur y RNV.

 basemtch@gmail.com      @BasemTajeldine

Visite el perfil de Basem Tajeldine para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: