La absurda ideologización de las ideas

El planteamiento de Miguel Ángel Pérez Pirela aparecido en la Revista Galería Alternativa del Diario Vea, (pag. 24) el día lunes 13 de julio es tan pertinente como el hecho de reconocer nuestras debilidades en momentos cuando la lucha de las ideas se ha de concentrar a lo interno del proceso revolucionario y no a dar respuestas a la derecha en términos defensivos como ellos han querido y anhelado siempre para desgastar un debate interno de altura y profundidad que no se ha dado en términos autocríticos.

Claro que no debemos descuidar la ofensiva contra la guerra mediática, que como granito de arena coloca la oposición a través de sus medios privados en las mentes de sectores importantes de la población venezolana, pero ese rol debemos cumplirlo en términos ofensivos y no defensivos, como lo aprecia Pérez Pirela.

De algo podemos estar seguros, es de que a la intelectualidad de la derecha, a los “pensadores” y estrategas descerebrados oposicionistas se les acabaron las ideas, sus movidas tácticas son torpes y erráticas cuando no absurdas, los pocos que todavía piensan se les acogotan las ideas en los laberintos de sus propias cegueras ideológicas, como el caso de Marcelino Bisbal que todavía se atreve a decir públicamente que el “gobierno intenta ideologizar la sociedad venezolana”, lo escuche recientemente en una entrevista radiofónica y creo que hasta lo ha escrito en algunos medios privados que le profesan crédito.

Se habrá escuchado con serena y tranquila concentración sus propias palabras el Profesor de Comunicación de la UCV y de la Universidad Católica Andrés Bello.- Esta autoridad en comunicación, ha dicho reiteradamente esta barbaridad y por supuesto como se trata de un “experto” entonces el coro de eunucos lo repiten.

Pues bien para quienes estamos concentrados en enriquecer la lucha contra neocolonialismo mental y abriendo espacios para la discusión sobre el debate de ideas acerca de la descolonización del pensamiento, no queda menos que pensar que al Profesor Bisbal se le perdieron unas neuronas que son las que ordenan y le dan sentido a las palabras porque el hombre desde que nace, incluso antes, esta hecho de ideas y de ideología, unas buenas otras malas para su completo e integral desarrollo o para su destrucción.

Ahora la propuesta de ideologizar la escuela, la universidad, los medios y todos los ámbitos de la sociedad venezolana es uno de los grandes logros de esta Revolución, porque es través de buenas ideas es como se construye y se desarrolla al ser humano y no sobre sentidos etéreos, incorpóreos e imposibles, desideologizados como lo supone o propone el Profesor Bisbal.

Por ello tal expresión no da ningún crédito a un académico como el Profesor Bisbal y por ende a las instituciones que el representa. En ese sentido nos preguntamos como podemos discutir o dialogar con semejante “pensador” si su base de “pensamiento” es la desideologización como principio para que la sociedad actúe, se accione, se desarrolle. ¿Cómo puede una sociedad desarrollarse sin ideas? Que ello sea la expresión de un alto jerarca del pensamiento universitario da mucho que pensar.

En fin y en todo caso, lo lamentable de ello es que este es el modelo de “pensador” que propone la derecha a través de sus medios, ellos son los consultados a diario sobre la situación mediática en Venezuela, bien para nosotros porque con semejantes argumentos es fácil derrotarlos y con enemigos como esos no necesitamos preocuparnos.

De lo que si tenemos que preocuparnos y todavía más ocuparnos es de nuestra discusión sobre la construcción de un pensamiento liberador del Siglo XXI, que hoy es ejemplo en América, pero tal como lo propone Pérez Pirela no de lumbreras individuales que vienen a alumbrarnos con sus genialidades sino de procesos de investigación científica sobre nuestras realidades.

Pensar que desde afuera vendrán a darnos luces sobre lo que podemos investigar, orientar y alinear nuestras políticas públicas como lo propone Pérez Pirela, es repetir el modelo neocolonial que ha tratado de retratarnos como incapaces, nosotros tenemos los recursos humanos y materiales para generar nuestros propios laboratorios del pensamiento y sobre todo vivimos y estamos construyendo nuestra propia realidad revolucionaria.

De allí que el campo de cultivo para las investigaciones, los debates y propuestas está en esta tierra fértil, la que el pueblo venezolano está arando para construir el nuevo ciudadano del siglo XXI y que el 2010 será una fecha de desenlaces y retos para lo cual tenemos tiempo preparándonos con experiencias fecundas que nos dan la fortaleza necesaria para abrir las alamedas del tiempo del socialismo.


venezuelared@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1521 veces.



Aldemaro Barrios Romero


Visite el perfil de Aldemaro Barrios para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Aldemaro Barrios

Aldemaro Barrios

Más artículos de este autor