Digan ¿Que título le pongo?

En los tiempos de mi niñez y de eso hace un largo rato, existía algo que… déjenme ver si lo recuerdo…llamaban la palabra empeñada, es decir, hacían de la palabra, un documento de principio moral, no existía la necesidad de la desconfianza entre las personas; y así, de esa manera se hacia la vida muy llevadera y mucho mas social, incluso recuerdo que en ocasiones, muchas veces llegué a observar, algo que para aquellos entonces era normalísimo, en varias ocasiones, llegue a ver a varias vecinas nuestras, cocinando en nuestra casa, es decir, iban a prepararnos la comida, a mis hermanos y a mí y a los hijos propios de ellas, pero también observaba que, cuando esas vecinas hacían esto, casi nunca estaba mi mamá en la casa; pero luego, pasado un buen tiempo, veía que esa misma función la cumplía mi mamá, es decir, era un cooperativismo voluntario comunitario, y lo estoy llamando de esta manera, porque luego me enteré, de que se trataba ese hecho.


La situación era la siguiente:

Resulta que para esos tiempos al principio de los años 60, existía mucha camaradería y colaboración entre las personas de una comunidad, y eso era una costumbre de nuestros antepasados, entonces, cuando por ejemplo, mi mamá, estaba en la maternidad…porque esa si parió que jode…dando a luz; entonces venían las vecinas de la comunidad a ayudarle en los "quehaceres" del hogar; claro está, no llegaban a la suplantación conyugal…¿Saben de que estoy hablando?...pero en lo que se refiere a los oficios del hogar, lavar, planchar cocinar y barrer, era completo. Eso fue así; hasta no sé en que conflicto conyugal, se perdió la confianza en el cooperativismo solidario comunal.

Es decir, en nuestras comunidades, durante mucho tiempo y por cuestiones y razones consuetudinarias, prevalecía el socialismo, solo que nuestros pueblos, no estaban empapados de tanta filosofía y tanta dialéctica, solo eran ellos y nada más, luego empezamos a descubrir todas esas cosas y comenzó la debacle. Ahora bien ¿Pudiera yo preguntar alguna cosa sin parecer un HIDEPU contrarrevolucionario?

Estas corrientes filosóficas del libre pensar ¿Nos han favorecidos o nos han perjudicado?

Si me voy por lo antes por mi relatado, creo que estas cosas nos han causado más daños y desengaños, que beneficios y si me apego a los principios fundamentales del pensamiento CHAVISTA, creo que, estamos por rescatar esos principios, pero creo que hay muchos más tratando de estancarnos que los que pretendemos rescatar nuestra dignidad y nuestras costumbres, claro, adaptadas a las nuevas circunstancias y a los nuevos tiempos.

Hasta la victoria; siempre

CHÁVEZ, SOCIALISMO O MUERTE

¡VENCEREMOS!

cabacote@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2208 veces.



Jesús (Chúa) Espinoza


Visite el perfil de Jesús Chua Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad