La burocracia y yo; yo y la burocracia

No hay nada más fastidioso que estar hablando y escuchando hablar a un sabiondo de filosofía, dialéctica y teorías en medio de una reunión, para tomar decisiones transcendentales para las comunidades o para el país; y no existe nada más peligroso que, una persona con poder de convencimiento, con conocimientos de causas, con inteligencia y aparte de eso charlero, es decir, todo un señor político con cargo. ¡Uf! Me pase.

Y venir yo con un chorro de babas a tratar de hablarles de la filosofía de la conformación o de cómo se debe conformar, las bases filosóficas de nuestro proceso político, al cual, hemos denominado Revolución Bolivariana, sería como una falta de respeto a todos ustedes, porque como ustedes bien lo saben; yo de dialéctica, filosofía y de teorías cibernéticas, se, lo mismo que sabe mi madre muerte de arbolitos de navidad en carnaval. Y por otra parte para poder denunciar a los que debo denunciar, tengo que poseer pruebas para poder hacer las denuncias, es como pretender que los que se las pasan robando me van a enviar vía E-MAIL, sus prontuarios delictivos.

Es como las normas y reglamentos militares, que para poder pasar la novedad, por la ejecución de una orden arbitraria, debo esperar 24 horas para poder ejercer las acciones correspondientes y aparte de todo eso, debo pedirle permiso, al carajo que voy a denunciar, para que me permita denunciarlo con los superiores inmediato y aparte de todo eso; debo pedirle al denunciado las pruebas para justificar que él violó las reglas, y para colmo de males, debo esperar que el carajo que voy a denunciar me otorgue el permiso para denunciarlo. Si no me llegaron a entender léanse un librito llamado: Reglamento de Castigo Disciplinario Nº 6.

Es decir; todos conocemos las trabas que causa la burocracia en la administración pública, pero aparte de todo eso, la institucionalizamos -me refiero a la burocracia- con las normas, reglamentos y leyes de la administración…y valga la “rebuznancia”… pública elaboradas hacen más de 40 años y con la intención de seguir aplicándolas.

Como por ejemplo: el señor Rodolfo Sanz, a ese señor le suministre una información, que me parecía valiosa y de relevancia para revolución, más sin embargo, de la información que le suministre a Rodolfo Sanz, nada pasó y el sujeto de la información fue premiado, y ahora resulta que tenemos un enemigo con bastante poder muy cerquita de donde no debería estar. ¿Te acuerdas Rodolfo Sanz? Eso fue en el gran muro de Petare, cuando te desplazabas en tu gran moto.

Entonces no me pidan que venga a los espacios de aporrea.org, para que les diga cosa como esta:

“Las categorías y los conceptos tienen contenido objetivo, pues reflejan el universo real con los nexos, relaciones y leyes inherentes a él. El pensamiento, el proceso discursivo acera de los objeto y sus propiedades solo surgen como reflejo y generalización de los esfuerzos prácticos del hombre, encaminados a someter las fuerzas de la naturaleza a sus propias necesidades y exigencias. Para decirlo en forma plástica: antes de convertirse en objeto del pensamiento, la naturaleza tiene que pasar por las manos del hombre, pertrechado con sus instrumentos de trabajo”.

Que si bien es cierto que dejan muchas enseñanzas para quienes la entiendan, no es menos cierto, que los que no las entendemos, nos aburrimos y abandonamos la sala.

¡Coño! se me acabo la página les sigo debiendo el chisme.


Hasta la victoria; siempre

CHÁVEZ, SOCIALISMO O MUERTE

¡VENCEREMOS!

jesuschua59@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2555 veces.



Jesús Chua Espinoza


Visite el perfil de Jesús Chua Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas