Leyendo a Gramsci

Estos días han sido realmente preocupantes para muchos Venezolanos, gracias a  Antonio Gramsci he logrado descubrir el camino que estaba para mí, perdido. 
  • "Crear una nueva cultura no significa solo hacer individualmente descubrimientos "originales"; significa también, y especialmente, difundir verdades ya descubiertas, "socializarlas", por así decir.

Realmente el caso del  socialismo y esta nueva cultura que se pretende  adaptar al Venezolano, esa forma de convivir entre todos, más humana, más justa, las herramientas no tenemos que inventarlas, están ahí, frente a nuestros ojos. Tenemos nuestra Constitución, existen las leyes, nuestro pensamiento para actuar.

No basta la ley por si sola, se debe adaptar a nuestra vida práctica, no sólo en la parte intelectual sino en la parte moral.

Convertir estas verdades en acciones coordinadas de gran valor moral e intelectual.

  • Que una masa de hombres sea llevada a pensar coherentemente y en forma unitaria a la realidad presente, es un hecho "filosófico" mucho más importante y "original" que el hallazgo por parte de un "genio" filosófico" de una nueva verdad que sea patrimonio de pequeños grupos de intelectuales
 

Extraordinaria frase, que debemos analizar profundamente, esto significa socializar la educación y cultura, hacer de todos los Venezolanos los hechos políticos y sociales, crecer en conjunto como una gran familia, mejorar nuestra manera de captar nuestra realidad político social. Se debe enseñar a pensar y de una manera coherente. Construir y formar esos Educadores que nos enseñarán los métodos para pensar más acertadamente, sin imposiciones, sin adoctrinamiento. No se busca controlar por medio del pensamiento, lo que se quiere es tener elementos básicos para ser más eficientes con el pensamiento y en nuestra vida práctica.

  • La gran paradoja para la izquierda revolucionaria es que el enemigo, para garantizar el dominio en el plano de la economía (para realizar la reproducción ampliada del capitalismo en palabras de Carlos Marx) acude a la lucha cultural donde instala una dictadura del pensamiento, un monopolio de la circulación de ideas y productos culturales casi obsesiva; pero para romper ese dominio cultural la izquierda debe ir a la lucha política, pues es en ese terreno donde se puede confrontar con los valores conservadores y las ideas de derecha que hoy nos agobian.
  • Hay que romper ese monopolio de las ideas, esa dictadura del capitalismo, para eso tenemos los mismos medios de comunicación que utiliza el capitalismo para sembrar dudas, miedos, generar conflictos, crear matrices de opinión. La única diferencia es que en el caso Venezolano, los canales como Globovisión para decir uno sólo, son expertos en hacer esa tarea y el Estado es completamente incapaz de realizar inteligentemente una contra-ofensiva, con calidad en su programación política y cultural. No basta desmontar las matrices de opinión, hay que “crear una nueva televisión”. Hemos sido demasiado tiempo bombardeados por una televisión extranjerizante. Se acabaron los programas en vivo que estimulaban a la juventud positivamente. La televisión de paquete fracasó, esa es la televisión de las series famosas que se pasaban y todavía lo hacen garantizando un éxito en la programación, pero al mismo tiempo transmite una contra-cultura, una forma de ser que no es del Venezolano. Hay que buscar y contratar a verdaderos productores (aunque no sean del gobierno) y conocedores de la televisión, darles libertad pero dictando los objetivos y metas que se buscan para construir una nueva programación, que sea atractiva y de calidad.

Ahora en Venezuela se está activando de una manera eficiente una nueva ofensiva diseñada para destruir la Revolución, en dos frentes: los diarios como El Nacional, El Universal para decir dos de los más efectivos en la tarea de desinformar. En realidad es un equipo de Medios Impresos trabajando con una dirección general, los creadores de matrices de opinión diseñadas por estos grandes Medios. Los demás periódicos se encargarán de repetir estas matrices políticas, bombardear a la provincia con las mismas matrices, dando una idea de verdad. “Una mentira repetida mil veces se convierte en verdad”

Los canales como Globovisión forman parte de una estructura  comunicacional que se está haciendo más segura y fuerte, aplica los mismos elementos que siempre ha utilizado, crear zozobra, angustia, meter miedo, desinformar efectivamente. Mientras tanto El Estado no pega una en comunicación, son malos con  ganas, el canal Tves le falta mucho para  estar a la altura de la televisión Venezolana.  Cada vez que prendo el televisor y hago un paneo por su programación, me acuerdo de Renny Ottolina, no por la calidad  sino por lo que no se debe hacer en Tv.  Tves no tiene nivel comunicacional  para enfrentar unos medios poderosos, con todo su veneno y tecnología preparada para actuar.  Mientras la oposición está preparada, con tecnólogos de la comunicación pagados por el gobierno de EEUU, ellos hacen un estudio psicológico del Venezolano, su cultura, desmontan su emoción y sensibilidad  con la idea de controlar nuestras emociones. Aplicaron métodos prohibidos y lo siguen haciendo, de propaganda subliminal, generando miedo y odio, estos elementos fueron inoculados con suficiente tiempo durante el Referendo, más los elementos de última generación en comunicación, es decir, imágenes fijas con un mensaje de odio y caos, otras imágenes fijas de temor, incitando un odio a un grupo en particular, todo lo que huela a socialismo. Estas imágenes se transmitían en milésimas de segundo, pasaron de un nivel inconsciente a un nivel consciente. Todas estas cargas de odio y miedo pueden ser nuevamente actualizadas y ampliadas, ¿mientras tanto, qué hace el Estado para ponerse a nivel y controlar a  semejante enemigo? Nada, porque el canal Tves debe ser reformulado, se le debe aplicar las tres R,  no está cumpliendo la función para la que fue creado, o está quedando corto en la función. Tves debe mejorar, la idea es buena, pero siempre se  comparará con el canal dos, RCTV, la gente lo hará inconscientemente  y verá un abismo entre ellos, ¿cuál es ese abismo? Que RCTV está coordinado por profesionales de una alta calidad, y eso se tiene que reconocer, para poder avanzar. El canal Tves no le da ni por los talones a RCTV, le falta mucho para generar una televisión que atrape al ciudadano, pero con calidad, que lo enseñe y eduque con nuevos valores. Una televisión socialista, con los valores de humanismo y solidaridad.  Sin contagiarse con la anti-televisión del canal dos, con sus valores nefastos del consumismo, la vulgaridad. No basta sustituir a RCTV por Tves, falta la creación, la magia, la invención, los programas de gran factura realizados por los mejores de la televisión. ¿Dónde están?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2572 veces.



Sergio Delgado


Visite el perfil de Sergio Delgado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Sergio Delgado

Sergio Delgado

Más artículos de este autor