Puros currutacos

El presidente de la República, Hugo Chávez Frías a la salida de la Celebración de la Navidad en la Iglesia de Nuestra Señora de Las Mercedes, reconoció que su gobierno prepara escenarios para enfrentar la crisis económica que podría afectar al país.

Por fin el Presidente se dignó a reconocer que la crisis económica podría afectar el país. Esto es un gran adelanto, tomando en cuenta que Venezuela no solo es un país presidencialista, sino que todo gira en función de lo que diga Chávez, por eso será que Fidel Castro en alguna oportunidad le dijo al comandante: Tu función será que no te maten. Acertado el consejo del líder Fidel Castro que sabe que la revolución depende de la vida de Chávez, ninguna otra figura se percibe a sustituirlo, el más preparado intelectualmente, ideológicamente según mi criterio es el Maestro Aristóbulo, pero con semejante derrota en Caracas, quedó por lo menos inhabilitado para optar como sustituto de la figura presidencial. Diosdado Cabello tiene también plomo en el ala: la tremenda derrota en Miranda. El Presidente siempre habla de los currutacos de la oposición, pero analizándolo bien, donde son bastante numerosos es en la revolución, Chávez no tiene sustitutos. La revolución y los cambios de un país no pueden depender sólo de un hombre, más cuando este hombre es el centro de discusión, el centro ideológico, el centro del poder. Todo configurado en una sola persona.
"Sin duda, que esta crisis que ya está calificada como la más grande de la historia económica del mundo, incluso superior a la crisis de la gran depresión, por allá a finales de los años 20 (1920) y que agarró al mundo casi todos los años 30 (1930), va a impactarnos", puntualizó el mandatario nacional.

Pero las crisis no se vencen solo con buenos deseos, sino con una colectividad preparada para enfrentarlas, para eso tiene que tener líderes con ideas progresistas, que piensen por ellos mismos, es decir que tengan criterio propio, no currutacos como los que tiene el PSUV, estructura organizacional política que se prepara afanosamente para ganar la consulta de la enmienda a la Constitución, pero no para vencer ni explicar las crisis económicas que ya nos muerden los talones.

El mandatario nacional dejó claro que la crisis no ha afectado al país, porque su gobierno ha venido tomando medidas para que esto no suceda, "hemos venido tomando a tiempo, pero no en la coyuntura, desde hace 10 años nosotros comenzamos a tomar medidas que hoy nos permiten presentar un país robusto, una economía robusta, que ha aguantado, bueno, no ha sido tocada".

Venezuela no ha sido tocada hasta ahora, y las medidas que tomó son medidas macro, pero cuando vamos a la sociedad, al ser humano, al Venezolano que lucha diariamente, esos cambios no han llegado. El Estado se convirtió en un protector a ultranza, dador de dadivas, un Estado que no educa a la colectividad, teniendo todos los medios para hacerlo. Una educación para el trabajo verdaderamente productiva, que libere al ciudadano. Capacitación e inclusión de amplios grupos de Venezolanos a la Industria. El cambio cultural no ha llegado, tenemos los mismos vicios de la IV República incrustados muy adentro. Hemos visto Cooperativas socialistas, actuando como verdaderas empresas capitalistas, con todas sus mañas, una vez que se constituyen, comienzan a actuar con una mentalidad capitalista, sin el menor concepto humanista. Incluso el Presidente habló de este tema en uno de sus “Aló Presidente”

Acotó además que "estamos preparándonos para tiempos más difíciles, los precios del petróleo, pues siguen cayendo, la Opep está tomando las decisiones correctas, Venezuela jugando su papel dentro de la Opep, los precios del petróleo aún no hay pronósticos sólidos acerca de cómo se comportarán en el año 2009".

El Estado se prepara para momentos difíciles, pero no el ciudadano que ni siquiera está preparado para sobrevivir un sismo de mediana envergadura. Por ejemplo Cuba, con los 40 años de bloqueo está preparada, incluso ahora lo hace más, para soportar los huracanes y cualquier calamidad. Su gente tiene conciencia social. Venezuela, el Estado es un ente burocrático, que no economiza, malbaratador de riqueza. Se ha acostumbrado a comprar todo, a solucionar sus problemas a realazo limpio. Si no hay suficiente carne, “que se importe la carne”, es la orden, si hay déficit de azúcar, “que se importe el azúcar”, es la orden, si hay déficit de viviendas, “que se importen las viviendas”. Y cuando no estemos tan prósperos económicamente, ¿que vamos hacer? Quien debe cambiar primero es el Estado, caracterizado por su ineficiencia, demasiada burocracia en la administración y los ministerios. Chávez, cuando comenzó a gobernar hablaba de simplificación en los Ministerios, no sólo han aumentado sino que se han convertido en una pesada carga para el Estado. Los ministros se cambian como cambiamos nuestra ropa interior, incluso el gobierno se da el lujo de permutarlos, parecen meras fichas de un andamiaje que no funciona, desordenados y caóticos.

Hugo Chávez adelantó que "las medidas que nosotros vayamos a tomar, estamos preparando lo que se conoce como un conjunto de escenarios, iremos tomando las medidas en función de los escenarios que se vayan presentando ".

Estamos de acuerdo con este concepto, las medidas a tomar dependen de los escenarios, no podemos adelantar acontecimientos, pero si podemos hacerlo en algunas cosas básicas vitales, un ejemplo es la Energía, el desarrollo de la Energía atómica con fines pacíficos. La búsqueda de nuevas formas de energía diferentes de la energía fósil, un plan de avanzada que potencie y desarrolle Pdvsa con países de vanguardia en el desarrollo de nuevas fuentes de energía. Existe un dicho criollo, pero muy sabio que debería nombrar Chávez y recordarlo: Hay que arroparse hasta donde llegue la cobija . No podemos continuar nuestra vida de esta manera irracional y caótica. El Presidente Fidel Castro habla de economizar la energía, pero no sólo eso, sino hacer un cambio de paradigma, eso no lo hará sólo el Venezolano, debe enseñarse, debe existir una política de la economía y el ahorro a todos los niveles, debe ser una de las prioridades del Estado. El debe dar el ejemplo de austeridad, “administrar la abundancia con criterio de escasez”, hasta ahora hemos administrado la abundancia con escasez de criterio. Estamos a tiempo de cambiar el paradigma.

Leer mis historias y poemas aquí: http://www.sedelu.ohlog.com/


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2982 veces.



Sergio Delgado


Visite el perfil de Sergio Delgado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas