Misión Pechuga

El Presidente Chávez afirma que ser rico es malo y cualquier revolucionario consciente debe estar de acuerdo con él. Los ricos son, casi siempre, seres egoístas; el que acumula fortuna no se conforma con vivir a toda madre, sino que pretende tener más y más, sacrificando el juego limpio, la moral y el amor al prójimo.

Pero ser rico es una cosa y otra, muy distinta, estar rica. No se trata solo de la diferencia de sexo, sino del sentido que tiene esta palabra en lengua castellana. Cualquier mujer, por pobre que sea, puede estar rica y no solo eso, sino riquísima o podrida de rica, según lo aprecie el avaluador.

La riqueza, en este caso, depende de ciertos atributos fisiológicos que se basan en las clásicas medidas (90 – 60 – 90), referidas al busto, cintura y cadera.
Hace algunos años las damas podían aparentar formas voluptuosas usando rellenos en las partes magras y fajas en las zonas obesas. Poco a poco, sin embargo, subieron las faldas y bajaron los escotes y fue más difícil meter gato por liebre, dicho sea sin alusiones morbosas. Finalmente la tanga y el hilo dental no dejaron nada oculto y la que tenía algo lo lucía y las otras se quedaban con las ganas.

Pero entonces la ciencia hizo lo suyo. Simultáneamente con la operación de cataratas y el implante de lentes intraoculares, surgió la cirugía estética y el implante de lolas rellenas de silicona que también le abren los ojos al más miope. Hoy habría que estar ciego para no admirar el despliegue de lolas artificiales que desbordan los escotes y saltan a la vista por doquier.

Lo mejor del caso es que las pechugas implantadas no constituyen el sello de clase de una escuálida, si así se puede llamar a una oligarca de senos ampulosos. Cualquier aspirante al PSUV tiene derecho a las ubres de postín, pues también en ese terreno la revolución emparejó las cargas.

En el sector privado Locatel las financia a 36 meses, por lo que debiera llamarse "Lolatel". Las oficialistas, en cambio, deben obtener créditos de Froncrei y aplicarlos a las que te conté.
El gobierno debería implantar la "Misión Pechuga" para que, de ahora en adelante, las beneficiadas le metan el pecho a la revolución.

augusther@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3253 veces.



Augusto Hernández


Visite el perfil de Augusto Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Augusto Hernández

Augusto Hernández

Más artículos de este autor