Una Revolución Continental

En Santiago de Chile o en Buenos Aires, en Guayaquil o en Sao Paulo, hay chavistas. Increíble, pero cierto.

¿Qué significa eso? Significa que, en términos históricos, el movimiento revolucionario de Venezuela está a la vanguardia de los movimientos populares de todo el continente. El bolivarianismo es hoy la alternativa al imperialismo.

Nuestros pueblos hermanos han ido despertando su conciencia viéndose en el espejo de Venezuela. Sienten, en su búsqueda de un mejor destino, que la dirección política de Chávez es la correcta: servir al pueblo antes que a cualquier otro interés particular, y, enfrentar con dignidad las pretensiones neocolonialistas de las transnacionales y el gobierno de los Estados Unidos.

Las condiciones extremas de explotación de las clases trabajadoras en la fase neoliberal del capitalismo, eso que llamó capitalismo salvaje el Papa difunto, llevaron al estallido de movimientos espontáneos que se expresaron con violencia frente al atropello colectivo. Caracas fue primero, aquél 27 de febrero de 1989 que catalizó los cambios que hoy vivimos. Ese año los gringos invadieron Panamá “preventivamente” para impedir el surgimiento de un poder popular creciente. Luego fueron sucediendo explosiones sociales en casi todas las capitales de América Latina. La gente vio con frustración cómo la clase política se postraba de rodillas ante el poder transnacional, privatizando los servicios públicos y reprimiendo al pueblo mientras se enriquecía en turbios negocios que empobrecían aún más a la nación.

La inestabilidad política hizo estragos en países como Argentina, Ecuador y Bolivia. Pero los movimientos sociales emergentes no terminaban de cuajar para tener la fuerza de ascender al poder. También la falta de unidad y de una vanguardia organizada llevó a muchos a perder excelentes oportunidades.

El triunfo de Chávez en diciembre de 1998, la consecuente convocatoria a Constituyente, la derrota infringida al fascismo en abril de 2002 al restituir a Chávez en el gobierno, haber resistido el paro petrolero pro imperialista, la victoria nítida en el referéndum revocatorio, y, sobretodo, la profundización del carácter popular de nuestra revolución declarándola antiimperialista y socialista, han configurado un magneto gigantesco que atrae las miradas y las esperanzas de los pueblos indoamericanos y los impulsa a seguir el ejemplo del pueblo de Bolívar.

Podemos afirmar tajantemente, con sólido fundamente científico, que el chavismo es hoy en Nuestra América, la nueva ideología política que anuncia el ascenso de los pueblos al poder y el desarrollote sociedad igualitarias que tienen como premisa fundamental la búsqueda del bienestar colectivo y la protección de la vida.

Es el Socialismo del Siglo XXI o el Nuevo Socialismo que, evidentemente, la gente común relaciona con un líder que encarna esa opción porque la ha creado con la enorme fuerza creadora del pueblo. Los contenidos de ese Socialismo son: su carácter democrático, porque siempre el pueblo será protagonista activo de las decisiones; su irrenunciable condición ética, porque ante todo está el esfuerzo de hacer las cosas bien en función del colectivo; su sincero compromiso ecológico, porque es deber de las actuales generaciones preservar las condiciones de vida de la especie; su carácter productivo, porque estamos obligados a generar los bienes materiales para satisfacer las necesidades sin depender del capitalismo internacional; su igualitarismo de género, porque no puede haber socialismo con discriminación de la mujer; y, por último, su internacionalismo solidario, porque somos una misma humanidad y la Revolución debe ser de todos y para todos.

De ese tamaño es el compromiso que tenemos los bolivarianos de este tiempo.

caciquenigale@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1492 veces.



Ildefonso Finol

Economista. Militante chavista. Poeta. Escritor. Ex constituyente. Cronista de Maracaibo

 caciquenigale@yahoo.es      @IldefonsoFinol

Visite el perfil de Yldefonso Finol para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: