Purgatorio revolucionario

El Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) ­ nombre provisional
­ tiene todo lo que podría soñar una moderna organización política. Para
empezar se gasta un tremendo líder, cuya popularidad aumenta en cada nueva
elección. Además tiene el Poder en sus diversas ramas: Ejecutivo,
Legislativo, Judicial, Moral y Luces (esta última en formación). Por si
fuera poco cuenta con recursos logísticos, prestigio internacional y panas
de alto nivel.

Tan solo le faltan unos detalles para lograr la perfección. Por una
parte carece de un nombre adecuado. Éste será seleccionado en breve por un
grupo de ideólogos que analizarán la propuesta del jerarca máximo. La otra
nimiedad es que no tiene militantes, afiliados o activistas, como se
prefiera llamarlos.

Este aspecto será resuelto mediante el expediente de abrir las
inscripciones en todas las localidades del país, sin exclusiones de carácter
racial, religioso, económico o social.

El peligro, claro está, estriba en que algún oportunista que no sea
un socialista convencido se infiltre en las filas del nuevo partido e
incluso pretenda algún cargo directivo. El problema consiste en determinar
quién o quiénes podrán seleccionar los nuevos miembros del PSUV, pues se
supone que arrancará de cero, sin caciques ni padrinos que impongan a sus
protegidos.

Se pensó en encargarle al Centro Carter la preselección inicial,
pero el ex presidente gringo tiene la agenda copada supervisando elecciones
en cada rincón del continente. Otros propusieron que los encargados de dar
la buena pro a los afiliados estuviesen encapuchados. Finalmente se decidió
nombrar ³propulsores² especiales para esta tarea, es decir, caras nuevas
como las de Diosdado Cabello, William Lara, Freddy Bernal, Antonia Muñoz y
Francisco Arias Cárdenas, entre otros.

Mientras tanto no se sabe qué hacer con los aliados renuentes a
desbandarse. La solución es sencilla. Se debería crear una especie de sala
de espera para obtener el cupo en el PSUV. Un reclusorio donde los
sospechosos paguen sus penas o desviaciones ideológicas.

Así pues Podemos, el PPT y el PCV serían el purgatorio para entrar
al paraíso socialista.

augusthe@cant.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2285 veces.



Augusto Hernández


Visite el perfil de Augusto Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Augusto Hernández

Augusto Hernández

Más artículos de este autor