Gracias al hermano pueblo de Colombia, gracias al Pacto Histórico

Desde la República Bolivariana de Venezuela manifestamos nuestro profundo y sentido agradecimiento a las mayorías de electoras y electores colombianos que ejercieron sus derechos políticos en los procesos electorales parlamentarios nacionales y las dos vueltas de elecciones presidenciales realizadas entre los meses de marzo y junio de 2022 en la hermana República de Colombia. Agradecemos a los integrantes, directivos, militantes, simpatizantes y principales líderes de la Gran Alianza Política y Electoral denominada el Pacto Histórico, a sus candidatos a Presidente y Vicepresidente de la República de Colombia Gustavo Petro y Francia Márquez, quienes con el apoyo de sus diversos equipos de trabajo político y social, lograron exitosamente y después de intensos esfuerzos, germinar, plantar, cultivar y cosechar entre las mayorías del pueblo colombiano las esperanzadoras posibilidades de apoyar electoralmente un profundo cambio político, institucional, social, económico, étnico, local/regional/nacional, pacificador, incluyente y cultural, capaz además de avanzar con intensidad y extensión geográfica para desmontar los grandes espacios territoriales construidos, desde hace muchas décadas, para la violencia y las guerras internas como instrumentos para grandes negocios ilícitos. Espacios territoriales donde también se han venido preparando algunos de estos grupos armados regulares y poderosas bandas de narco-paramilitares, dedicadas durante décadas al negocio ilícito del cultivo, procesamiento y exportación de drogas, así como participando en diversas agresiones internacionales contra naciones vecinas y hermanas como es el caso específico de Venezuela.

Las victorias parlamentarias y presidenciales de la alianza política y electoral denominada el Pacto Histórico, con Gustavo Petro como Presidente y Francia Márquez como Vice-Presidenta de la República de Colombia, nos permite ser optimistas en las posibilidades de recuperación progresiva de las normales y fluidas relaciones entre nuestras naciones, comenzando por la apertura de los pasos fronterizos legales, el restablecimiento de las actividades diplomáticas y consulares, reiniciar los intensos y beneficiosos intercambios económicos/comerciales, así como los educativos y la participación en las más diversas actividades internacionales conjuntas. También avanzar en las negociaciones para la recuperación institucional, legal, accionaria y productiva de la importante empresa petroquímica venezolana Monómeros (comprada hace años por Pequiven) la cual cuenta con grandes instalaciones industriales para convertirse nuevamente en una gran empresa productora de fertilizantes con precios más accesibles para garantizar una mayor producción de alimentos y también realizar importantes exportaciones.

Otro de los temas de gran relevancia por los cuales los venezolanos soberanistas, anti-imperialistas, Bolivarianos, integracionistas y partidarios de convivir en paz y beneficiándonos mutuamente con las naciones vecinas y hermanas como Colombia, agradecemos a los electores y candidatos triunfadores en estos procesos electorales más recientes en ese país, están apoyadas en las firmes posiciones pacifistas e integradoras de la región expresadas, con insistencia y vehemencia, por el Presidente Electo Gustavo Petro, quien asumirá el cargo a partir del próximo 7 de agosto. El gobierno que preside Iván Duque, contando con el apoyo y liderazgo del Ex – Presidente y Senador Álvaro Uribe Vélez y su partido el Centro Democrático, se han dedicado durante los últimos 4 años a promover, acompañar, apoyar, justificar y liderar regionalmente las más diversas acciones de saboteos, agresiones, secuestro de activos públicos, protección de venezolanos involucradas en graves delitos e impulsando desde el Poder Gubernamental y de Estado, graves provocaciones contra el Estado, el Gobierno y la Sociedad Venezolana. El presidente electo Gustavo Petro ha manifestado, con mucha claridad y firmeza, su disposición para recuperar y mejorar las relaciones institucionales con el Estado y Gobierno de Venezuela, insistiendo durante las campañas electorales parlamentarias y en las dos vueltas presidenciales de Colombia, en la posibilidad de impulsar conjuntamente con Venezuela, un gran proyecto agroindustrial entre el Norte de Santander y el estado Táchira, construyendo un gran corredor vial que permita movilizar las mercancías y productos hacia y desde el Lago de Maracaibo.

En el primer proceso electoral para elegir a los Senadores y Representantes/Diputados que conformarán las dos Cámaras del Congreso o Parlamento Colombiano (desde el próximo 20 de julio) realizado el 13 de marzo de 2022, los resultados posicionaron en el Senado a los postulados por la alianza de izquierda/progresista/soberanista del Pacto Histórico como la primera fuerza parlamentaria, seguida de los postulados por el Partido Conservador, el Partido Liberal y Esperanza Verde-Cambio Esperanza, derrotando al partido Centro Democrático liderado por Álvaro Uribe Vélez que agrupa también al actual presidente Iván Duque, ubicándolo en un 5to lugar con solamente 13 Senadores. Los cuatro primeros partidos o movimiento reúnen alrededor de 62 Senadores a los cuales se suman los 10 obtenidos por el Partido de la U (Unión por la gente) totalizando estos 5 grupos la cantidad de 72 miembros electos de la Cámara del Senado, conformado por 108 parlamentarios y la mayoría es de 55 Senadores. Luego están otros grupos como Cambio Radical quienes obtuvieron 10, Partido de los Comunes 5, CJL-MIRA 4, AICO 1 y LIGA 1. En el caso de la Cámara de Representantes (equivalente a la Cámara de Diputados) integrada por 188 parlamentarios los resultados permitieron al Partido Liberal obtener 32 Representantes, Pacto Histórico 27, Partido Conservador 25, Cambio Radical 18, Alianza Verde-Cambio Esperanza 17, el Partido Centro Democrático (Álvaro Uribe Vélez) 16, Partido de los Comunes 5, LIGA 3 y el resto de 9 listas obtuvieron 1 Representante cada uno. En esta Cámara de Representantes la mayoría es de 94 miembros. En las dos Cámaras que conforman el Congreso Nacional o Poder Legislativo de Colombia, el partido Centro Democrático fue derrotado y desplazado del gran poder parlamentario y gubernamental que ha ejercido durante todo el siglo XXI (2000-2022). En muchos casos imponiendo nombramientos y políticas públicas contra los acuerdos de paz con las FARC-EP logrados y suscritos por el Estado y Gobierno de Colombia con variadas veedurías y acompañamientos internacionales. Asimismo estos gobiernos liderados por Uribe Vélez se han caracterizados por la aplicación de políticas excluyentes, fuertes y violentas represiones, apoyo a las actividades de grupos vinculados con el Narco-Terrorismo, estímulo a las acciones guerreristas contra su población y contra naciones vecinas, aplicación de políticas económicas anti-populares, suscripción de acuerdos contra su soberanía nacional, saboteo a la conformación de mecanismos de integración/cooperación regionales, ejercicio de prácticas de terrorismo militar/policial/paramilitar contra poblaciones para obligarlos a desplazarse y abandonar sus tierras de cultivo y de cría. En estos tres últimos procesos electorales para elegir a los Senadores y Representantes que integrarán el nuevo Congreso Nacional, así como el Presidente y Vice-Presidenta de la República, las mayorías de Colombia decidieron apoyar unas opciones que se distancien claramente de esas prácticas que mantienen encendidas las explosivas y peligrosas llamas o fuegos de la violencia, la exclusión, la pobreza interna y la desintegración regional con respecto a la América Latina y el Caribe.

Por esos resultados electorales y las perspectivas que se vislumbran hacia el futuro inmediato, expresamos las gracias al hermano pueblo de Colombia y sus liderazgos políticos emergentes por apostar y comprometerse con la Paz Interna y la Paz Regional de Suramérica. Gracias porque su triunfo electoral se convierte en una reacción y respuesta de freno muy oportuna y urgente contra los evidentes planes e intentos por sembrarnos una Gran Guerra Subsidiaria/ Proxys entre naciones vecinas y hermanas desde perversos intereses del exterior, también conocidas como "Guerras de Perros". Veáse la antigua, extensa y desarrollada Yugoslavia, Irak, Siria, Sudán, Malí, Yemén y la propia Colombia desde 1948, con las persecuciones y asesinatos ejecutados a partir del asesinato del Lider y Candidato Presidencial del Partido Liberal Jorge Eliecer Gaitán.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1413 veces.



Germán Yépez Colmenares

Historiador - Profesor de la UCV

 germilio.yeco@gmail.com

Visite el perfil de Germán Yépez Colmenares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: