El 1x10 y el sentido de la unidad profunda

Hay que seguir adelante y con el sentido de la unidad profunda en la obra de Chávez. ¿Cuál es la obra de Chávez? La Revolución, impulsada por el pueblo, por los millones de hombres y mujeres, por los niños y niñas, por nuestros abuelos y abuelas, quienes luchan todos los días por los sueños de una patria que brille en los ojos y el bienestar de la gente. Eso es la Revolución, un gran esfuerzo, una lucha constante, donde vamos proyectando los planes, los métodos y los instrumentos de solución. El viernes 20 de mayo de este año, el presidente Nicolás Maduro dio una zancada de largos pasos del 1×10 del Buen Gobierno, el Mapa de Soluciones y la Agenda Concreta. Vamos pues, a la carga, a la acción, todo en el marco de la unidad profunda para que la obra de Chávez se consolide y se proyecte ahora y más allá de las circunstancias y del momento presente.

Recordemos que en momentos cuando las revoluciones se hundían en el ocaso y el declive de los tiempos, desde las entrañas del pueblo surgió Hugo Chávez para levantar y sostener una nueva concepción revolucionaria del mundo. Eso lo saben los ideólogos del imperio norteamericano; de allí que no cesan ni cesarán en sus planes, en sus cálculos, en sus sanciones y agresiones contra el pueblo venezolano, heredero de una fuerza y de un pensamiento que se crece en medio de las dificultades.

Precisamente, cuando fallece Chávez en marzo de 2013, los poderes imperiales agresivos confluyen el propósito del ataque sistemático contra nuestra patria para apagar la llama revolucionaria, despedazar el proyecto socialista trazado, derrotar el gobierno de Nicolás Maduro y desmontar el Estado existente y, con ello, todo el estamento jurídico que lo sostiene. En un primer momento, los enemigos de la patria calcularon el tiempo breve y en cuestión de días o algunos meses se lograría desplazar las fuerzas revolucionarias del poder, bien fuera por la vía electoral o por medio de la violencia. No han podido ni podrán por la vía electoral, porque el chavismo y las demás corrientes revolucionarias han trascendido lo electoral y hoy por hoy constituyen un bloque que se reúne en el sentido de la unidad profunda. En los procesos electorales habla la voz de la conciencia y los resultados son ecos de victoria. Tampoco han podido por la violencia, porque somos un pueblo que no tiene miedo y enfrentamos todos los retos y los superamos; así como hemos enfrentado y superado todos los ataques, todas las agresiones y sanciones.

El tiempo ha ido consolidando la conciencia del pueblo venezolano, que ha resistido momentos difíciles que se fueron complicando desde el mismo momento que se iniciaron las escaladas de violencia, luego arreciadas en el 2014 y que se avivaron en el 2017 y 2018. Los enemigos de la patria han ensayado diversos planes, desde el magnicidio hasta la invasión, a través de mercenarios y terroristas; pero todos han sido derrotados por la valentía de los hijos e hijas de esta patria, cuyas acciones van de la mano con el gobierno revolucionario de Nicolás Maduro.

El futuro de la revolución venezolana está delante de nosotros, por eso hay que seguir adelante, aplicando todas las estrategias, planificando cada acción a través de la agenda concreta y avanzando con el mapa de soluciones y las coordenadas precisas para consolidar el buen gobierno. El 1X10 debe seguir ampliándose en la marcha de su propia dinámica y cuando hayamos recorrido un largo trecho, podamos hablar ya del 1xtodos y el sentido de la unidad profunda sea como el respirar revolucionario. ¡Qué así sea!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 468 veces.



Eduardo Marapacuto


Visite el perfil de Eduardo Marapacuto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eduardo Marapacuto

Eduardo Marapacuto

Más artículos de este autor