20 años después

11 de abril dos sucesos que quedaron en mi memoria hasta que parta de este planeta. El primero el autoatendado de las Torres Gemelas por parte del gobierno de entonces de los Estados Unidos, el segundo el golpe de Estado y secuestro del Comandante Chávez.
 
En el primero nunca olvido cuando veo el primer impactando una de las Torres, se veía como un accidente aéreo, pero el segundo avión contra la otra torre sin duda alguna era un atentado. Los que veíamos quedamos asombrados, cómo era posible si esa nación posee grandes sistemas de seguridad.
 
Todos sabemos hasta la saciedad el cambio que el mundo tuvo. El Imperio declaraba la Guerra a todos con convirtiéndose en el policía del mundo con todas sus consecuencias que hoy continúa afectando.
 
En el segundo suceso relacionado también por los Estados Unidos fue el derrocamiento sistemático de Chávez, el primer golpe mediático del momento. Golpe que se venía cocinando con anterioridad en una honda manipulación de los Mass Media.
 
Los que vivimos esos momentos presenciamos el odio profundo inoculado por las empresas de comunicación sin descanso alguno, era un gran descaro como los canales tradicionales, en especial, Radio Caracas Televisión se apuntaló un rol importante en el proceso conspirativo haciendo llamados golpistas.
 
La gran y única marcha masiva por parte de la oposición, fue la oculta y macabra estrategia que se utilizaría para el gran engaño desviándola de Chacao a las adyacencias del Palacio Presidencial de Miraflores en el Centro de la capital.
 
Yo me encontraba por los entornos de Chacao y cuando me di cuenta de cómo la gente se dirigía hacia el Centro me dio mala espina.
Allí les esperaba una emboscada sangrienta donde francos tiradores, entre policías y paramilitares colombianos, disparaban a los marchistas opositores y Chavistas que custodiaban a Chávez que se encontraba en Miraflores.
 
El golpe de Estado se consuma, bajo amenazas a estilo Pinochet, de bombardear el Palacio Presidencial, Chávez negocia su rendición, mucha confusión e incertidumbre en la nación. Bajo la mentira de que los Chavistas masacraban opositores y de que el Presidente presentó oficialmente su renuncia el liderazgo opositor integrado por los representantes de los partidos tradicionales, empresarios, medios de comunicación, ONG, Sindicatos y Obispos de la Jerarquía Católica, toman el Palacio de Gobierno pero no el Poder.
 
Se podría decir que este era la primera muerte de Chávez, el dolor era enorme, no creíamos lo que presentaba la TV, Chávez había caído, ya no estaba, se acababa la revolución, se truncaba la esperanza, se hería la Patria por la traición de más de 80 militares.
 
Chávez es sacado detenido y horas después nadie sabía dónde estaba mientras los representantes del golpe celebraban ante las cámaras de televisión, comenzaba entonces una cacería chavista.
 
Continuará… 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 497 veces.



Julio César Colmenares

Comunicador alternativo.

 juliocesar1221@gmail.com

Visite el perfil de Julio César Colmenares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Julio César Colmenares

Julio César Colmenares

Más artículos de este autor