El striptease de la Revolución

Las denominadas primarias en el PSUV están desvistiendo a la revolución. Es un espectáculo visual y de mucho ruido. Si te das la oportunidad de ir chequeando los resultados, te percatas de un desnudo, que no asume esa condición de ser un acto provocativo, estimulante y muy sensual. Este desnudo, no tiene nada de provocador y estimulante porque en la medida en que los pocos trapos van cayendo, no hay curvas ni puntas traseras provocativas.

Tienes la idea, que (según el género) que estás frente a una chinigua o del fantasma de El silbón. Pelos viejos y huesos secos. Es como si un tractor derrumbara un hermoso muro, pero una vez que el muro va quedando en el suelo, percibes que detrás de él, sólo hay escombros y toda la chatarra ideológica.

Hablo de resultados y no me centro únicamente, en la cantidad de apoyo (escuálido) que pudo haber logrado un postulado alcalde, alcaldesa o gobernador. Esto que ya es grave, no es lo más feo que pudo haber estado escondido detrás de ese muro, donde suponíamos, por la pinta y la condición del muro, que detrás de él, todo era un orden orientado por conceptos y principios filosóficos. Hasta la matemática se convirtió en una indigente y dependiendo de los que Elías Jaua llamó "otras decisiones". La matemática dejó de ser una especie de ciencia exacta. El 30% no es el 30% o no todos tienen el derecho de salir fuera del 8 agosto con el 30%.

Que un postulado en funciones de alcalde o alcaldesa, no haya obtenido en su municipio el 30% de los votos, no le quita el derecho a participar como se había anunciado. Para unos sí y otros no. Todo depende de "otras decisiones", que cada uno evalúa a su conveniencia sin mucho argumento. La pelea se ha vuelto enteramente burocrática y cada quien reclama aún no obteniendo más del 30%, como si nada hubiese pasado. No importa y si importa (dependiendo de otras decisiones) si la gestión fue mala, que son casi todas. Se pelea por estas cosas meramente burocráticas sin más criterios que ese de estar en cargo para algo y no para lo que el cargo sugiere.

Ni Elías Jaua (por ejemplo) ha pedido dar una explicación sensata, más o menos aceptable de su exclusión. En una versión fue de la idea, que la selección dependía de otras decisiones (https://www.aporrea.org/ideologia/n365898.html ) y en otra información que conocimos, se manejó con otra versión al decir:

"A los y a las militantes del PSUV en Miranda quienes postularon mi nombre e irrumpieron de manera victoriosa, les agradezco su lealtad, valentía, cariño y su valoración. Como es bien sabido, todo proceso interno tiene un reglamento y este establecía que los miembros de la dirección nacional requerían autorización de este órgano para poder participar en la segunda etapa", precisó. "En mi caso por razones de estricta coyuntura política no se me autorizó a participar este 8 de agosto". https://elcooperante.com/por-que-elias-jaua-no-supero-el-filtro-para-competir-en-las-primarias-del-psuv

Vaya usted a saber e imaginar, cuáles fueron estas razones de estricta coyuntura política. En el reglamento no estaban o se pudieron leer. Sin embargo, "pelean" porque un alcalde o alcaldesa que no obtuvo un 30% de los votos, siga en la contienda sin preguntarse, si ese alcalde (encargado o legal) tiene o tuvo una gestión que merezca estar ahí. Esto es una contradicción monumental que tiene un fondo oscuro y muy oscuro.

Hay un resultado, que luce escalofriante. Ante este inmenso espacio de escombros, se ven sólo figuras reclamando su lugar burocrático y no te dan la oportunidad de verles el corazón. Hay tanta chatarra ideológica en esto, que para poder capitalizar la figura de un postulado/a, se apropian indebidamente de la imagen o los ojos de Chávez. Digo indebidamente, porque si los méritos tuvieran, no tendría necesidad de pegarse como una garrapata de la imagen de Chávez.

En Anzoátegui, que es mi pateadero, pueden verse imágenes de los candidatos/as vacías o huecas. Nadie convence con luchas acumuladas, proyectos e ideas. Una foto hecha con rigor pero que no es capaz de ocultar la pesada carga de chatarra ideológica que lleva y que tratan de tapar (en la foto) con la imagen de Chávez. A Chávez lo continúan desbaratando.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 957 veces.



Claudio Dominguez


Visite el perfil de Claudio Dominguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: