Ser chavista, no es ser rojo rojito

Ser chavistas no es vestirse de rojo rojito o vestirse con el pabellón tricolor. ¡No señores! ser chavista es aquel que es humanista, lucha y trabaja por su comunidad sin pedir nada cambio, solo ayudando a su prójimo en darle solución a sus necesidades.

Ser chavista es amar a su patria como a su madre y por eso se preocupa de leer y estudiar la historia, geografía, cultura, y costumbres de Venezuela, América y el Mundo, investigar y compartir sus conocimientos sobre temas políticos, económicos, sociales y otros temas que le permitan estar con la actualidad de los acontecimientos para no vivir en la ignorancia o ser engañado.

Ser chavista, es aquel que se preocupa por el sufrimiento del vecino que no tiene los medios para ir al hospital y sale a informar al C.D.I más cercano para que vaya el médico a su hogar a tratarlo y llevarle o recetarle el medicamento que necesita.

Ser chavista es desplegarse en brigadas como Somos Venezuela que llegan hasta los lugares más recónditos para ayudar a esos necesitados que están invisibles ante las autoridades para que reciban medicamentos, alimentos, sillas de rueda, bastones, pensiones u otra necesidad que amerite.

Ser Chavista no es quien por estar trabajando con el gobierno o tengas altos cargos en las Alcaldías o Gobernaciones sea indolente para resolver las responsabilidades que están a su cargo como la electricidad, el agua, el gas doméstico, el aseo urbano, el alumbrado público, el asfaltado de las calles, el control del pasaje, el mantenimiento y ornato de las calles, parques, sitios turísticos, entre otros. Estos no son Chavistas sino oportunista, los verdaderos chavistas han logrado solucionar la mayoría o todos estos problemas por el bienestar de sus comunidades y su recompensa es la misión de haber cumplido.

Ser chavista es todo aquel que se atreve a denunciar aquellos que están manejando empresas del estado y la están arruinando por su corrupción como lo sucedido en Lácteos los Andes, también a los especuladores que no conforme con ganar 20 o 30 % de los productos alimenticios que vende, le ganan el 100 y 1000 % para que los más pobres mueran de hambre y digan que es culpa de Maduro.

Así que hay razones para ponerle los ganchos a esa madriguera de facineroso que se han proliferado por todo el territorio del país y se han vestido de ROJOS ROJITO, creyéndose intocables para cometer su corruptela y después ¡Aquí no ha pasa nada!

Este trago amargo que ha tenido que soportar la República Bolivariana de Venezuela, fue profetizado por el comandante CHÁVEZ y por esa razón nos pidió que eligiéramos como presidente a NICOLAS MADURO MORO, él sabía que al faltar, se iban a presentar actos terroristas para derrocar el gobierno y la única persona indicada para asumir el gobierno y evitar derramamiento de sangre era Nicolás Maduro, hombre de paz, concordia y respetuoso de los derechos humanos como lo ha demostrado y si no es así, comparen las manifestaciones vividas en el país con las de Chile y Colombia.

Así como acertó el Cte. Chávez al escoger a Nicolás Maduro como presidente, porque él sabía que iba a ejecutar el plan de la patria que redacto de su puño y letra, igualmente el presidente Nicolás Maduro ha nombrado a un hijo del estado Bolívar como Ministro del trabajo, al Ing. JOSE RAMON RIVERO, un hombre de gran experiencia laboral, conocedor de las fuerzas laborales de las empresas básica del Estado Bolívar y de todo el país. El pueblo de Guayana recibió su nombramiento con beneplácito y con la esperanza que las empresas básicas vuelvan a ser rentable como en el gobierno del Cte. Chávez, así que camarada Ing. José Ramón Rivero se espera lo mejor de ud. como buen chavista.

Patria Socialista, Viviremos y Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 763 veces.



Juan Rafael Rangel Ortiz


Visite el perfil de Juan Rafael Rangel Ortiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: