¿Qué pasará este 6 de diciembre?

Apreciado tocayo José Tarciso, leído tu escrito titulado, "Se Acabó la Revolución", puedo decirte que todos o los más somos culpables de los sucedido, tanto de la muerte o asesinato de Chávez, como de la actual situación económica gravísima que estamos pasando, unida a la inflación, corrupción bachaqueo, escasez, devaluaciones monstruosa, y falta de gobierno que castigue a los culpables de todos estos delitos con mano de justicia sí, pero inflexible.

Todos somos culpables de esta situación además de las fuerzas externas que la han provocado, la baja de los precios del petróleo, el país mono productor, que no supo aprovechar su hora de bonanza, ni la guía de nuestro presidente Chávez, para cambiar de un golpe, la economía social y los valores morales de nuestro pueblo más necesitado.

Tantos se burlaron y engañaron al presidente Chávez, desde su entorno más cercano, y se enriquecieron a su sombra, incluso los industriales que llenaron sus arcas más que nunca, sin aportar nada a cambio al país social, al pueblo, cosa que siempre han hecho aprovecharse de la renta petrolera para chupársela, y traer baratijas, chatarra, contenedores llenos de piedras y productos podridos de tercera clase por una cuarta parte del valor de los miles de millones de dólares preferenciales que les regaló el gobierno. El último robo fue notorio de los $300.000.000.000 millones de dólares, otorgados por SUDECOV, INDEPABIS, del que aún no sabemos el nombre de los ladrones ni si alguien paga cárcel por este hecho. Es curioso que esto suceda luego del abrazo del presidente Maduro con el OSO en el palacio de Miraflores.

Silencio cómplice absoluto, nadie sabe. nada

Los unos y los otros se beneficiaron parejo al parecer aparente.

Chávez fue un buen hombre, que como inocente cae en la trampa de sus alacranes, a pesar de haber sido advertido por muchos, entre otros el General Müller, hoy fallecido.

En ocasiones me parece que quiso imitar a Cristo, sin serlo, y claro como Jesús terminó crucificado, cuantos remordimientos de conciencia deben tener muchos de sus más cercanos colaboradores, que me figuro lo traicionaron y no cumplieron sus órdenes burlándose de él, desde sus altos cargos, que el presidente Chávez magnánimamente otorgó a sus más cercanos colaboradores que lo acompañaron todos estos años hasta su -repito muerte o asesinato-.

Si, hoy todos somos culpables de esta situación que nos consume y hunde en el agujero negro de la llamada «guerra económica» que parece durar indefinidamente, como las colas, el aumento de precios diario y la paciencia interminable del pueblo del 13 de abril. Pueblo venezolano noble, que no merece si así sucede, haber sido engañado de nuevo en sus ilusiones, en sus esperanzas y en aquel sentimiento de amor filial compartido con su presidente y líder Hugo Chávez.

Todavía resuenan en mis oídos sus palabras aquel día del cordonazo de San Francisco en la Avenida Bolívar.
-Chávez ya no soy yo, es todo un pueblo.

Este 6 de diciembre

¡TODOS SOMOS CHÁVEZ!.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1151 veces.



José Juan Requena


Visite el perfil de José Juan Requena para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: