11 de abril de 2002…Eran tiempos de abril

18 años han pasado

Eran tiempos de abril, del año 2002, año sumamente conflictivo por las constantes actividades de saboteo de la ultraderecha venezolana, que nos mantenía al vilo en su andar desmesurado por acabar con la revolución bolivariana por ende el gobierno del presidente Chávez. Ellos no lograban asimilar que el "buen vino y el caviar" en el "Salón Rojo" de PDVSA Chuao o en algún otro lugar del Este y hasta en el extranjero, se le estaba escapando con la llegada de un Indoamericano a la Presidencia de la República Bolivariana de Venezuela,

En Septiembre de 1999 se había promulgado la "Ley de Hidrocarburos Gaseosos" y en noviembre del año 2001 fue promulgada la importante "Ley de Hidrocarburos

Eran constantes las manifestaciones armadas por esos señores con el único fin de desestabilizar el país y evitar este avance importante que se venía dando desde nuestra bella patria Venezuela y que sin duda alguna iba a tener influencia en la región y en el mundo.

La ultraderecha venezolana seguía al pie de la letra la cartilla impuesta desde el Norte, emprendieron una campaña de descredito a través de los medios de comunicación, recuerdo que se encadenaban a las 6 de la tarde para transmitir la conspiración y es así como el 9 de Abril de 2010, convocan a una huelga general de 24 horas y luego convocada por tiempo indefinido en supuesta solidaridad con los despedidos de PDVSA, .paralizándose las grandes empresas que tenían compromisos con ellos e intentando inmiscuir en sus planes a nuestra industria petrolera y al sector transporte.

Irresponsablemente la ultra derecha llama a una marcha desde PDVSA Chuao que llegaría al centro de Caracas, era llamada "La Batalla final" pretendiendo llevarla hasta Miraflores, donde había una concentración desde muy temprano en apoyo al Presidente Chávez. Los medios de comunicación privados prácticamente se encadenaron conspirando en contra de la revolución Bolivariana Eran tantos los temores del pueblo apostado en Miraflores al ver y oír todo lo que estaba ocurriendo alrededor, en ese momento, pero había un pueblo en pié firme, dispuesto a dar hasta su vida por un ideal, cargados de conciencia en una lucha por salvaguardar sus derechos y sueños que estaban a punto de arrebatarle, era tanta gente de distintas edades con pequeños palos o piedras y la Constitución en la mano dispuestos a enfrentarse a los que se atrevieran a cruzar hacia Miraflores.

Era tanta la saña que poco a poco comenzaron a caer camaradas heridos y muertos ante la arremetida de la ultraderecha y los funcionarios de la Policía Metropolitana emprenden una Batalla campal en contra del pueblo que se encontraba en Puente Llaguno, incluso fueron capturados algunos francotiradores que se encontraban en el Hotel Edén.

Cabe destacar la importante acción asumida por los combatientes Miguel Mora, Aníbal Espejo, Richard Peñalver, Rafael Cabrices, Antonio Ávila, Amílcar Carvajal, Fernández y otros, que, ante la arremetida indiscriminada y atroz de los Funcionarios de la Policía Metropolitana, tocó empuñar sus armas de reglamento tratando de amedrentar para evitar se siga masacrando a nuestro pueblo revolucionario que se encontraba en Puente Llaguno.

A ellos los llamaron "Pistoleros de Llaguno" pero entonces podríamos decir que también habíamos "Coheteros de Llaguno, "Tira piedras de Llaguno "Maltratados de Llaguno", "Masacrados de Llaguno", y hasta "Desarmados de Llaguno" si así fuera la expresión; "Defensores de Llaguno" "Defensores de sueños y aspiraciones nobles", "Defensores de Chávez", "Defensores de la Patria", "Defensores de la Revolución"

Secuestran al Presidente y se lo llevan a la Orchila; Estábamos frente a un "Golpe de Estado" perpetrado por la Ultra derecha con la ayuda de indudable de las grandes empresas de telecomunicaciones, "Un golpe mediatico"

Una inmensa tristeza, desolación e impotencia se apoderaba del colectivo Mientras esto ocurría, el pueblo hacia algunas conjeturas y planificaba lo que debería hacer para revertir esta traición que nos llenaba de un gran dolor e impotencia, pero abarrotado de conciencia, es así como se plantea la necesidad de emprender acciones que permitieran devolver el sueño que le acababan de arrebatar.

Un Golpe de Estado petrolero y mediático pretendió derrotar los aires de libertad representados en el Bolivarianismo con el Presidente Chávez al Frente de la mano con su pueblo, el mas breve gobierno de facto del mundo, en su desespero fue capaz de disolver inmediatamente todos los poderes legalmente constituidos, derogando incluso por decreto la nacionalista "Ley de Hidrocarburos" del año 2001.

Al pueblo lo llamaban hordas, pata en el suelo mal vestidos y desdentados pero nunca se imaginaron de lo que es capaz ese pueblo y cuando se vulneran sus derechos y pego un grito al imperio y a la alta oligarquía de la ultra derecha venezolana y dijo no estar dispuesto a calarse mas sus vagabunderías, y salió al rescate de su presidente con las armas que da la conciencia y la legalidad dada por la Constitución.

La Ultra derecha celebro solo 24 horas, no hubo tiempo de sacarse la resaca dejada por los altos consumos de licor a las rocas y a los llamados "Sociedad Civil" se quedaron con el trago amargo para ellos del retorno del presidente. Ese golpe de Estado duro pocas horas y el gobierno de facto de Carmona Estanga con su alta carga de fascismo, no encontró eco en el noble y bravo pueblo venezolano

Como definir triunfadores en una contienda entre hermanos, como entender las barbaries que da el poder del dinero, como evitar la ira ante hechos tan irresponsables, como quedarnos callados ante tantas injusticias, como no estar atento ante tanta impunidad, como cerrar nuestros ojos ante semejante acoso, como no gritar bien fuerte que "no deben regresar", sin embargo si hubo triunfo, fue el triunfo de las mayorías que en esta batalla entre hermanos puso la sangre, puso su hidalguía, coloco su pecho, y para rematar puso al frente sus conciencias y y aquel 13 de Abril de 2002 grito ante el mundo que este noble pueblo no esta dispuesto a permitir que ningún interés extranjero coloque las manos en las arcas de la patria y que nuestra herencia bolivariana y contestataria, nos permite también gritar que "Ser Venezolano y no ser revolucionario es la mayor de las contradicciones"

Recomiendo el libro:

"Eran Tiempos de Abril" Vision de un Militante de Edgar Carmona en "Libros Digitales" del portal de la Editorial "El perro y la Rana"



Esta nota ha sido leída aproximadamente 738 veces.



Edgar Carmona


Visite el perfil de Edgar Carmona para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: