¿Es inevitable la caída?

"Siempre que caigas, trata de recoger algo" Oswald Averty

Hace un poco más de cuatro años, en un artículo publicado en Aporrea, cuando aún mantenía la fe y la esperanza en la revolución bolivariana, como punto focal en la emancipación de nuestra patria, de América Latina y el mundo, frente al gran capital financiero transnacional, me formulé una pregunta: ¿Estamos preparados para lo inevitable?

Expresada en aquel entonces, que, si se profundizaba la Revolución Bolivariana, el choque con el gran capital financiero transnacional sería inevitable, y que, el antídoto contra tres fuerzas de ocupación que operaban en aquel momento en el territorio nacional, consistía en organizar, politizar e ideologizar a nuestro pueblo. Las tres fuerzas de ocupación identificadas en esa oportunidad estaban constituidas por el paramilitarismo, la mayoría de los medios de comunicación privados y el quinta columnismo al interior del proceso revolucionario.

Sin embargo, en la última década, a las desviaciones de derecha que se venían gestando, se sumaron otras que contribuyeron a la creación de las condiciones objetivas y subjetivas para un choque inevitable y posterior caída; no de la revolución bolivariana encarnada por el Comandante Chávez a pesar de sus costosísimos errores, sino, de una camarilla en el gobierno, que no fue capaz de: reducir la burocracia y la corrupción, crear política y científicamente las bases materiales del proceso revolucionario en el marco de nuestra potencialidades, capacidades y particularidades, construir un partido más allá de un apéndice del ejecutivo nacional, regional y local, que hubiese sido como lo soñó el Comandante Chávez, un partido capaz de interpelar a la administración pública y privada.

Condiciones objetivas y subjetivas de la caída.

Diría al algún autor, cuyo nombre hoy escapa de mi memoria, que las definiciones no son buenas, ni malas; sino más o menos útiles a algún propósito, de manera que, al hablar de condiciones objetivas en la política nacional e internacional, en esta oportunidad, no vamos a entrar en la vieja polémica sobre la objetividad, desarrolladas por Comte, Weber, Marx y Durhein, entre otros, y vamos asumir entonces, que las condiciones objetivas están asociadas a hechos que se refieren a realidades contrastables empíricamente, es decir, sujetas a verificación, como tasa de inflación, PIB, barriles de petróleo producidos y otros.

Y por otra parte, al hacer referencia a la subjetividad política, como parte de la subjetividad social, categorías en discusión, la asumimos como "la construcción de sentidos subjetivos en torno a lo público, en medio de tensiones que crean una multiplicidad de sentidos sedimentados históricamente, entre el mantenimiento de un orden socio-político y la búsqueda de un cambio; subjetividad que no se produce en el interior del individuo, sino en las interacciones sociales", tal como lo interpretamos de Duque, L., Patiño, C., Muñoz, D., Villa, E., & Cardona, JJ(2016) en su investigación sobre "La subjetividad Política en el contexto latinoamericano", Rev. CES Psicol., 9(2), 128-155.

  • Condiciones objetivas:

En primer lugar, sobre el tema económico y aspectos asociados, no existe posibilidad alguna de reanimar a corto, mediano y largo plazo, los signos vitales de una economía, cuyas cifras hoy, representan las señales de una catástrofe nacional; para colocar un ejemplo notable de la imposibilidad; según algunos expertos, solo recuperar la industria petrolera y petroquímica nacional, principal proveedor de divisas al país, se tendría que incurrir en un costo aproximado de 20 Millardos de dólares anuales, durante un período de ocho años; nuestra economía se ha reducido un 62%, la hiperinflación ronda el 9000%, la dolarización acelerada de los bienes y servicios, y la bolivarización de sueldos y salarios, tiene de rodillas a la inmensa mayoría del pueblo venezolano, con salario que ronda los 3 dólares mensuales.

En segundo lugar; el incremento casi exponencial de los precios de los artículos de primera necesidad, sin control alguno del gobierno, ante el rotundo fracaso de los precios acordados, el ahorro en petros y en lingoticos de oro, que se constituyó en la mayor burla al pueblo en toda su historia. ¿Hasta cuándo podrá resistir nuestra gente?

En tercer lugar, todos los servicios públicos a nivel estratégico en el peor de sus momentos, nos referimos a la salud, educación, así como, los llamados servicios básicos, tal es el caso de electricidad, agua, transporte y aseo urbano, que a su vez inciden en las pésimas comunicaciones (telefonía celular y fija, e internet)

En cuarto lugar, no se produce suficiente gasolina e imposibilidad de importarla, hasta ahora, solo se produce el 9.2% de la capacidad instalada de nuestros sistemas de refinación, con un potencial de 1.300.000 Barriles diarios de gasolina, ha caído a 120.000 Barriles diarios, siendo que en 2014, aun se producían 650.000 Barriles diarios, es así como, el resto para consumo interno se ha estado importando; y la India que nos suplía de gasolina, no pudo seguir apoyando por las sanciones; e incrementar la producción para el consumo interno es casi imposible en esta coyuntura, donde solo se produce en Amuay. Por cierto, los escases de gasolina han sido ocultada aprovechando la Pandemia del COVID 19, pero ya llegó la escasez a Caracas y no podrán escurrir el bulto por mucho tiempo, ya empezarán a escasear los alimentos por falta de transporte. La Pandemia como escudo se salvación de la camarilla en el poder que dirige Miraflores tiene su límite y será muy corto.

Las condiciones subjetivas de la caída

La fragilidad del apoyo del Alto Mando Militar, de los aliados nacionales e internacionales y la pérdida sostenido del apoyo popular.

El Alto Mando Militar, reforzado con un quinto componente, que depende del Presidente y Comandante en Jefe de la FANB, lejos de favorecer la permanencia de la camarilla en el poder, ha creado fricciones al interior de la oficialidad de mando medios; que permanecen en silencio por temor a las persecuciones y la tortura; por otra parte, el gobierno ha sido el principal promotor de una posible intervención militar, que ellos y todos sabemos que es poco probable, pero que les permite captar adeptos entre quienes no distinguen la diferencia entre el estado, la patria y el gobierno.

La existencia de más de 150 militares presos de todos los componentes y grados, muchos sometidos a torturas, algunos hasta causarle la muerte, como el Capitán de Corbeta, Arévalo Acosta; develan la mentira permanente de que el sector militar es un bloque monolítico, y por otra parte, el Alto Mando Militar, sabe perfectamente que es una gran mentira disuasiva la existencia de cuatro millones de milicianos entrenados para enfrentar al imperio norteamericano, sino están en condiciones psicológicas y técnicas de combatir los efectivos de los componentes tradicionales, cómo es que si lo están los milicianos. ¿Será que alguien habrá estimado el costo de cuatro millones de hombres y mujeres en armas, en logística, transporte (aéreo, acuático y terrestre), alimentación, hidratación, entrenamiento y apresto operacional?

Los aliados internacionales más notables, como Rusia, China, Turquía, Irán y Cuba, están en el juego de la Geopolítica mundial, y dificulto que sacrifiquen sus posiciones en el juego por Venezuela de manera incondicional, salvo que los resultados de sus jugadas estén condicionadas por el apoyo; quizás con excepción de Cuba, el resto, solo planteará un guerra en el campo diplomático y alguna ayuda económica limitada, que será ahora menor con la llegada del COVID 19 al planeta; que por cierto, favorece al Presidente y a su camarilla hoy, pero que mañana será un bumerang.

Si se diera una intervención militar, poco probable en esta coyuntura, pero que es promocionada por el gobierno, con el fin de captar adeptos entre sus débiles bases, sobre todo de aquellos que como lo expresé con antelación, no establecen la diferencia entre la patria, el gobierno y el estado; situación que reitero por ser la línea central del gobierno, no obstante que los aliados no moverían ejércitos a defender al gobierno; Rusia en quien muchos defensores del gobierno, consideran que tiene un ataque y defensa anti aérea muy respetable, está muy lejos de Venezuela, no tiene bases militares cercanas, como en el caso de su actuación en Siria, por lo tanto, en una confrontación, todo avión ruso, que intente ingresar en el marco de una refriega bélica convencional, será detectado con mucha antelación y derribado.

China, Irán y Turquía, se quedarían en plano diplomático, asesoría o suministro de tecnología; probablemente Cuba sea el aliado incondicional, si no es anulado por los gringos con alguna medida especial.

Las contradicciones al interior del gobierno, dentro del PSUV y los aliados.

Pensar que todo transcurre sobre rieles al interior del gobierno, en el PSUV y sus aliados, es una actitud inocente, no es casual que exista una gran cantidad de líderes importantes que hoy son disidentes declarados, pero también hay inconformes temerosos de dar un paso al frente, e ir al centro o mantenerse viendo los toros desde la barrera, el temor a perder privilegios, la persecución, encarcelamiento y torturas, hacen arrugar a cualquiera.

En el caso del PSUV, las contradicciones no se expresan, ya que, no hay espacios para el debate, al interior del gobierno, es imposible que no existan contradicciones entre civiles y militares, pero nunca se expresan, porque como expresaría Ramos Aluup, un civil no puede debatir con un hombre armado. Los aliados o el Gran Polo Patriótico, son un apéndice sin autonomía ni perfil propio, embarcados en el auto chantaje de la defensa de la patria, cuando lo que defienden a un gobierno, entreguista, que enterró en sentido de patria que había florecido con el Comandante Chávez, pero en sus bases y cuadros medios también hay descontentos que provocan contradicciones y generan tensiones que se acumulan.

La unión Cívico militar, es una unión desproporcionada, en el sentido de que el factor hegemónico por naturaleza es el sector militar, es el que tiene el poder represivo con las armas del estado, que en la mayoría de los casos el militar, apoya al civil por un interés, que lo disfraza de patria.

Ahora esa unión cívico militar, mantiene en prisión a militares de todos los rangos, para apoyar a civiles y mantiene civiles presos para apoyar a militares, solo es allí, donde funciona la unión cívico militar, que defiende a un gobierno, ungido de una patria, con una doble moral.

Pérdida sostenida del apoyo popular al gobierno.

Todo "político" y toda "política", sufren desgaste; le ocurrió al Comandante Chávez, que ha sido considerado como un fenómeno en el campo de la Politología, que aún no ha sido estudiado a profundidad; con mucha más fuerza le ha ocurrido al Presidente Maduro, y también la mayoría de sus "políticas" fracasadas en casi todos los órdenes, máxime, cuando el 80% del país lo considera responsable de la catástrofe que vive Venezuela, la pérdida del apoyo popular comenzó con Chávez, y se aceleró con el Presidente Maduro, basta con revisar todos los procesos eleccionarios en el país hasta el revolcón que sufrimos en la Asamblea Nacional, lo digo en primera persona por haber apoyado con todas mis fuerzas y mejores capacidades esas elecciones a la Asamblea Nacional, que fue un claro mensaje del pueblo, que no fue bien leído por la clase política en el gobierno.

Para ser generosos, podría decir que el Presidente Maduro tiene un 30% de apoyo, aun cuando la mayoría de analistas y encuestas de opinión lo sitúan alrededor del 20% y menos, lo que se mantiene por la represión generalizada del gobierno en todos los aspectos y el férreo control social de una buena parte de la población con el Carnet de la Patria y las cajas CLAP.

El gobierno nacional, debería tratar de recoger algo en la caída, sin seguir sacrificando al pueblo, incluso a la minoría que aún le apoya y preservar una posibilidad de supervivencia política en el futuro.

Veamos, si el gobierno permite unas elecciones libres y transparentes, con CNE imparcial y pierde las elecciones, podrá seguir en la lucha política, recomponer sus fuerzas, rectificar los errores y desviaciones, lo que les permitiría tener oportunidad del volver al poder; si sigue intentando ganar tiempo, lo hará a costa de perder cada vez más apoyo popular; si permite un estallido social incontrolable, en el que tenga que asesinar a más venezolanos; o si deja que su produzca alguna acción militar extranjera directa o encubierta, puntual o generalizada, que provoque derramamiento de sangre de los venezolanos, las posibilidades de volver al poder se reducirían a su mínima expresión.

Las calamidades del pueblo se han multiplicado y acumulado provocando tensiones inimaginables, sobre todo con la llegada del COVID 19 y sin gasolina, lo que implica, que en corto tiempo no podrán llegar los alimentos a densas zonas del país, por lo que el hambre hoy, creciendo cada hora, será más fuerte que las posibilidades de enfermarse mañana, es así que, cuando esa tensión que se ha venido acumulando colapse las paredes que la contienen, no existirán previsiones políticas, militares, policiales y de inteligencia capaces de contener a la gente en la calle. ¿Cuál sería la actuación del Alto Mando Militar en esas circunstancias?

Finalmente, el tratamiento de "hongos" que en los últimos años el gobierno nacional ha sometido a gran parte de la población venezolana, para "estimular su crecimiento y prosperidad económica", será rechazado ante la acumulación de las tensiones.

Como todos sabemos, los "hongos" crecen en la oscuridad y se alimentan de basura; la opacidad en el suministro de las cifras del gobierno y la mentira permanente, representan la oscuridad; y la basura, constituida por "políticas" gubernamentales, en su gran mayoría ineficientes e inhumanas, indeseables desechos que quedan luego de satisfechas la corrupción, la burocracia e incapacidad, de "los que no saben, que no saben gobernar", tal como lo expresaría en su oportunidad el Maestro Carlos Matus.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4070 veces.



Roger Lázaro


Visite el perfil de Roger Lázaro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Economía