La migración en un mundo sin alma y corazón por el prójimo

Hoy vemos como en el mundo, este caótico, toxico y contaminado de muchas formas, de diversos matices, que con sus cuantas excepciones , sigue sumido en modelos de extremo consumo, de egoísmos impredecibles, de monótonas y absurdas maneras de crear sistemas de dominación perpetua hacia las masas, y ademas el cónclave de los mas poderosos en la fulana política "guerrerista" y no puede faltar las doctrinas religiosas sacándose los ojos por los seguidores hoy en el mundo.

Vemos con horror y dolor esa cantidad de hombres, mujeres, niños, niñas, que por este maldito cáncer de la sociedad moderna, de imposiciones adversas a una vida plena de libertad, de cree, estudiar y trabajar lo que te plazca, de ser útil con modos de vida diferentes y armónicos, esos que hoy son timados con las persecución de la sexo diversidad, el delito de ser de piel oscura, cabello afro, ser indígena, o peor aun ser pobre, humilde y sencillo, como un obrero que labra la madera, aquel que siembra el maíz o el trigo, allá el que hace el adobe para las casas, esa mujer artesana, el panadero, la señora que hace mantas y teje miles de kilómetros de hijo de lana o algodón, esos que siembran arroz allá en el Orientarte medio asiático, ese niño que quiere estudiar, jugar fútbol, o ese que sueña con estar en un lugar donde no le falte el aire, la luz y la alegra, pero que hoy lamentablemente se lo han quitado.

Pero no solo ocurre en esa turbia parte del mundo, acá en la llamada "Patria Grande"vemos como miles de hombres y mujeres han dejado sus hogares, vendido sus pertenencias materiales, dejado familias, muchos por conflictos políticos, otros por el para-militarismo, la persecución, el trafico de drogas, la guerra de carteles en México, Colombia, en Centroamérica, hoy que sufren la desidia del a pobreza extrema, l a explotación de terratenientes, mano de obra barata, violaciones, trata, trafico de órganos, todo eso sigue pasando repito con algunas excepciones que luchan contra todo este carma que destruye parte de nuestra humanidad cada día que pasa, y lo peor frente las benditas organizaciones mundiales que solo se lamentan con declaraciones por medios de comunicación y redes sociales, pero no hacen nada para remediarlo.

Ven esta situación migratoria como un estorbo, todo el mundo hace caso omiso de esta realidad, donde la foto de un niño ahogado en la orilla de una playa solo sirva de solidaridad y no de acciones jurídicas, de acciones que están enmarcadas en los verdaderos DDHH, la ONU, y todos aquellos organismos que solo hablan de números pero no de respuestas y soluciones.

Vemos un miserable con el Presidente de EEUU colocando muros en frontera con México, como siguen huyendo los salvadoreños, hondureños buscando una vida nueva, pero solo consiguen el retorno a su tierra de origen o la muerte, así como hoy huyen de países africanos como Sierra Leona, el Congo, Atenas, Pakistán, Afganistán, Palestina y otros que son victimas de una guerra civil y regímenes dictatoriales que solo humillan y matan.

Hoy se viola el derecho de quienes deciden migrar a otras tierras buscando una vida digna, esa que todos merecemos, donde podamos sembrar familia, felicidad, dicha, trabajo, podemos ver buenos ejemplos en el caso de Venezuela donde hay 5 millones de colombianos residentes y jamas se les ha negado absolutamente nada, mientras que en su país, nuestros compatriotas venezolanos son agredidos, vilipendiados, y su presiden te dice que el problema del empleo es culpa de esos compatriotas que hoy decidieron emigrar a ese país hermano.

Ademas de la xenofobia, y el horror de muchos gobiernos que les importa un pepino la vida de estos miles de seres humanos, hoy son muchos los que ya no están con nosotros, la rabia, la codicia, la falta de piedad, de amor, de ese sentimiento hacia quien necesita una mano, esa que hoy que queda en el limbo, donde una sociedad contaminada y toxica ve sobre el hombro aquel emigrante que llega para empezar de nuevo, son muchas las cosas que hoy suceden, y nadie hace nada para terminar o encausarlo a una solución que no perjudique la vida, solo mirar de donde venimos, lo irónico hoy es que todos t todas hoy, son descendiente de inmigrantes que huyeron de la primera y segunda guerra mundial hacia estas tierras, y donde hoy se nos olvido que somos uno solo, con diferentes idiomas, color de piel, costumbre, pero nos une la misma idea, la misma razón, es poder retomar y crecer y poder tener la dicha de una vida plena sin prejuicios donde cada quien asuma su responsabilidad y no se laven las manos.

Allí nos preguntamos ¿ y el Vaticano? Con sus arcas llenas de oro pero no puede hacer refugios dignos para quienes hoy no tienen nada? Que hacen aquellos que dicen que aman al próximo y salvan almas a través de grandes cultos pero no hacen nada por aquel que dejo todo atrás? Es por eso que somos muy egoístas a veces sin querer o queriendo hacemos cosas que lastiman sin conocer el tema.

Hacemos un llamado al mundo, hoy la migración es una realidad, ya basta de gente muriendo ahogada en el mar mediterráneo, de matanzas en la frontera colombiana, allá en la frontera con mexicano y EEUU. Eso debe acabar, y solo los hombres y mujeres de buena voluntad podemos hacer algo, junto a quienes realmente den una solución verdadera para esta situación actual.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 684 veces.



John Duarte Zambrano


Visite el perfil de John Duarte Zambrano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a287344.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO