El “país de los sueños de los ricos” donde a nadie le faltaba Dios (II/II)

En esta segunda parte de la crítica a Perdomo nos centraremos en su "pensamiento critico" socialcristiano, acerca del socialismo y el comunismo, resulta que ha perdido el rumbo, ya no sabe que no es de izquierda y que no es de derecha, total son los tiempos, advierte siempre "sobre los peligros de haber caído en manos de unos utópicos, bien o mal intencionados", en particular de la nomenclatura cubana, del los dirigentes del Partido Comunista de Cuba, a quienes llaman "ultraizquierda marxista leninista", responsable como dice de la formación de la ultraizquierda venezolana. Lo cierto además es que ya no hay rey para decir quien se sienta a la izquierda y a la derecha, al menos en Venezuela.

Afirma el camarada Perdomo haber vivido en las entrañas del monstruo del fascismo izquierdoso, (será en Cuba?), además haber recibido un "castigo" al peor estilo católico, el haber estudiado los tres tomos de El capital y las obras de los Clásicos del marxismo leninismo", por eso, recomienda sin haber aceptado el mensaje liberador del Capital, de emancipación de la clase trabajadora, dice: ¡El político de izquierda en su formación tiene que aprender el eterno conflicto entre capital y trabajo, y la consiguiente lucha de clases como la fuerza motriz que dará el traste utópico al sistema capitalista para darle vía libre al socialismo como una sociedad, libre de explotación, opresión y discriminación!. ¡Vaya castigo!.

¡Hurra, que castigo divino!, pero la idea sería perfecta a menos por un pequeño detalle, "dar al traste utópico al sistema capitalista", o sea que no se efectúa, es una utopía, simples deseos, continúa el camarada Perdomo, "si la Revolución Bolivariana justamente triunfó para darle libertad a los poderes creadores de la gente, para hacer posible: "una libre asociación del desarrollo de cada uno de los venezolanos, sea la condición del libre desarrollo de todo el pueblo venezolano". Y así satisfacer plenamente las necesidades materiales, intelectuales y espirituales de la población. ¿Por qué, entonces, la mayoría del pueblo vive sumergida en semejante escasez de alimentos, medicinas y miseria?", excelente pregunta.

Respondemos que hasta que la clase obrera no asuma su rol protagónico, no tenga conciencia de clase para si, el Estado no puede decretar e imponer un modelo humanístico, revolucionario, socialista, debe entender el pueblo que significa "libre asociación" del trabajo, trabajo libre, ética del trabajo, cultura del trabajo del libre desarrollo para todo el pueblo, en pocas palabras la producción social. Si eso fuera así, de seguro, la mayoría del pueblo, empoderada de su destino, dueña de su futuro, hace rato que expulsaría de la sociedad las escasez de alimentos, medicinas y la miseria, acabara con las relaciones sociales de explotación del trabajo en el capitalismo.

De manera que el emprendedor colectivo, el pueblo asumiría las riendas de la economía, la democracia económica, para liberar el potencial humano del trabajo "para satisfacer las necesidades materiales, intelectuales y espirituales de la población", descifrado el problema de la revolución bolivariana, sabemos del esfuerzo del Estado, sus intentos y fracasos, perola revolución sigue, educando a un pueblo, haciéndolo participe de la administración pública, de los consejos comunales, de las comunas, de las tares del desarrollo comunal.

Hay quienes se imaginan la revolución perfecta, al pie de la letra, calco de la teoría, de los sueños ricos de ideas, pero sucede que no es así, la revolución no es perfecta, hay que pensar en la transición al comunismo, muchos problemas sociales, económicos, políticos y culturales nos acompañarán a lo largo del camino, no es que llegó la revolución y se acabaron los problemas, al contrario, los desafíos son mayores, en especial cumplir con "la promesa de liberar a sus pueblos de la explotación económica, la opresión política, y la discriminación por razones ideológicas".

Pero el camarada Perdomo escéptico del socialismo, supone: "ninguna de las revoluciones socialistas en el mundo han triunfado todas han fracasado: la soviética, la china, la cubana, la coreana, la bolivariana, ninguna de ellas cumplieron con la promesa de liberar a sus pueblos de la explotación económica,…". Luego da como ejemplo concreto, que "En lo económico, la revolución bolivariana, tras su promesa de erradicar la explotación del hombre por el hombre, expropiaron las empresas de producción privadas que pasaron a manos del Estado como supuesto representante de los intereses generales del pueblo venezolano".

Sabemos las causas endógenas porque se vino abajo el socialismo del siglo XX, el papel constante del acecho del imperialismo en ver fracasar el socialismo, sea cual sea, el chino, ruso, coreano, bolivariano, vietnamita, etc., no puede tolerar la democracia occidental tales sociedades, las acosa, las criminaliza, hacen lo imposible desde el punto de vista militar, político y económico para ver destruir socavando desde adentro, agrediendo desde afuera, en guerra convencional y no convencional, hibridas, todo con tal de fracasar las sociedades socialista, impedir su desarrollo y su consolidación.

En el caso venezolano, la Constitución es clara en cuanto al régimen económico, es mixto, plural, conviven formas económicas de producción capitalistas como pública, privada, asociada, libre, por eso la tarea es compleja en el marco de pacifico de relaciones económicas entre los distintos polos económicos de desarrollo, la expropiación dentro de este marco, es valida legalmente, el que no haya obtenido éxito, no se debe a la idea de "la expropiación en si", sino a la forma de gerenciar dichas empresas, puesto que hasta en las misma empresas privada quiebran los gerentes y administradores, ejemplos sobran, allí están la quiebra durante 1994 de 75 instituciones financieras durante el gobierno de Rafael Caldera II. Quiere decir; ¿que el capitalismo financiero no funciona ni funcionará en la Venezuela del siglo XXI?.

De manera que no se trata de satanizar el emprendimiento empresarial, menos la producción social, ni de un lado ni del otro, cada cual en sus espacios, eso si atendiendo las necesidades del país, colaborando con el Estado, empresa y estado, planificando el desarrollo económico y social, liberando paulatinamente a la clase trabajadora, empoderándola de los medios de trabajo, expropiando aquellas empresas que dejen de prestar su función, que abandone el país, que se nieguen a producir para la sociedad, para la vida social, creo que es licito "si no lavan ni prestan la batea", pues que se la den como dice Simón a los trabajadores, ellos son expertos en ponerla a funcionar y porque no, también gerenciarlas con justicia, en eso somos campeones en pelear.

No podemos estigmatizar a los trabajadores, a las empresas expropiadas, "criminalizar la expropiación", al contrario respetar las iniciativas económicas de los trabajadores en asumir el reto, el aprendizaje de gestión socialista de las empresas, tal cual como cuando Lenin afirmó que hasta una trabajadora podía dirigir al Estado. Siempre atendiendo el hecho de que las empresas públicas son de todo el pueblo, patrimonio de la nación por tanto merece mayor cuidado, mayor protección, mayor vigilancia, puesto que su propiedad pública o colectiva depende la plusvalía social, aquella que va dirigida a satisfacer las necesidades sociales de todo el pueblo.

De tal forma que no es la propiedad privada la que nos saque del atolladero de la escasez, ya sabemos como ella maneja los precios y las ganancias, solo para beneficio propio, las lacra de la corrupción e inmoralidad del capital con la vida social. Es la democracia social, la democracia económica, el espíritu de trabajo colectivo, de emulación y no de la competencia, de ahorrar recursos, ofertar productos de calidad a mejores precios para el pueblo, cubriendo los costes, distribuyendo las ganancias, una parte para la empresa y otra para la sociedad en forma de menores precios de los productos, siendo cada vez mas productivo. Esto no es por si mismo socialismo dogmático, es sencillamente socialismo del siglo XXI.

Debemos contraatacar a la guerra económica, al tiempo de rescatar las victimas de la guerra, ir paulatinamente abandonando, "la distribución de bonos" como medio de protección social, sin abandonar la gratuidad de la enseñanza, la salud, la vivienda, los servicios básicos, elevar el trabajo a la categoría fundamental de la sociedad, a la base de la familia, de la sociedad, renunciar también a los subsidios (a la empresa privada en la medida de lo posible), a equilibrar las importaciones y las exportaciones, a sembrar el petróleo en industrias, generando empleos, abrir el camino a riqueza del pueblo ajustando con ello el circulante orgánico a tono con la prudencia fiscal.

Advierte el camarada Perdomo que con respecto a "el fracaso del socialismo bolivariano", respecto a la guerra económica, agrega: "En lo social, los altos precios por la dolarización de hecho de alimentos, medicinas, productos de higiene personal, artefactos electrodomésticos, repuestos automotrices, etc. Es la consecuencia criminal de un modelo estalinista basado en las expropiaciones, y en el acoso sistemático de la empresa privada, siendo el caldo de cultivo para la especulación e inflación que revientan la capacidad adquisitiva de los hogares venezolanos, y causan el empobrecimiento generalizado de una población que no logra satisfacer sus necesidades básicas, y esenciales, optando por huir de su país"

Quien dolariza el mercado no es el gobierno bolivariano, ha tenido que reconocer tácitamente la existencia del dólar, en la actual situación de escasez de producción, de escasez de divisas mal podría venderla en el mercado, la dolarización responde a un factor exógeno, que ha estado permanente en nuestra economía, desde la explotación del petróleo, oscilando en las coyunturas de los precios, los ingresos en petrodólares, divisas acosadas por el hambre insaciables de empresarios privados en la IV y la V República, tratando con prebenda y dadivas a los funcionarios públicos, tanto en Recadi como Cadivi, corrompiéndolos a todos, tal ha sido e papel de los emprendedores empresarios en servirse del Estado.

Los dólares de los mercados paralelos y fronterizos han socavado al bolívar venezolano, ataca la identidad del venezolano, es parte de la guerra hibrida de IV generación, hace de ancla de los precios del mercado, crea especulación en los precios de "alimentos, medicinas, productos de higiene personal, artefactos electrodomésticos, repuestos automotrices, etc". Es como decimos la consecuencia de un modelo dependiente del dólar, del capitalismo financiero que pretende sustituir el dinero nacional por el extranjero, el dólar de los Estados Unidos, claro dicha sustitución forma un modelo de transacciones criminal que empobrece el signo nacional y encarece al dólar, encarece las importaciones y abarata las exportaciones, encarece los pagos de la deuda y empobrece los países deudores.

Así que la empresa privada siguiendo las pautas del dólar americano, crea consecuencias criminales como dijimos arriba: "….siendo el caldo de cultivo para la especulación e inflación que revientan la capacidad adquisitiva de los hogares venezolanos, y causan el empobrecimiento generalizado de una población que no logra satisfacer sus necesidades básicas, y esenciales, optando por huir de su país", es el acoso sistemático de la empresa privada al consumidor, desfalcándolo.

Ahora bien nuestro camarada Perdomo nos habla de la política clientelar de seguro rentista, se trata como dice de "manipulación de la gente", olvida Perdomo que "la problemática del hambre, la pobreza y la marginalidad social" es estructural, congénita al capitalismo, de no entenderlo en verdad habría que "ponerle la penitencia divina" de castigarlo leyendo de nuevo leyendo el Capital, si es que lo considera castigo o penitencia el aprender la obra económica del pensador mas importante del siglo XIX y XX, incluso del siglo XXI.

¿No ha olvidado Perdomo el clientelismo de la renta petrolera, "los bonos" de Luis Herrera Campins, de Lusinchi ni de Carlos Andrés Pérez y Caldera para paliar la crisis?, pero sucede que como el chavismo lo asigna para paliar la guerra económica, aliviar sus victimas entonces es malo, ayer no lo fue, simple manipulación, lo cierto es que en la IV República lo daban para ganar en plena campaña electoral, las elecciones, en cambio ahora se pasaron de maraca se quejan los escuálidos, el subsidio es todo el año, haya o no campaña electoral para aliviar el peso de la crisis y las consecuencias de la guerra económica.

¿"Dignidad"? se interroga y lamenta Perdomo, como ¿si el pueblo venezolano se ha perdido, si le se ha destruido su dignidad recibiendo el bono?, pues bien nuestro camarada sabe que en "una gestión del gobierno revolucionario para hacer valer los "derechos inalienables y anti imperialistas" del ciudadano…"en la guerra económica, ha sido oportuno tal instrumento así como el Clap en la economía de guerra, lejos de ser un instrumento de "dominación y opresión", es un alivio social, y no cabe la menor duda camarada Perdomo, que como usted lo dice, tarde o temprano, la "bonificación tiene que desaparecer a medida que se aumenta el nivel educativo, y la capacitación técnica en proyectos agro productivos, que faciliten la inclusión social del venezolano en su sistema económico, de tal forma que los bonistas dejen de depender de la política clientelar socialista, y puedan satisfacer sus necesidades con su propio esfuerzo, con su inserción en la construcción de un modelo productivo de desarrollo socio económico". Mejor no puede ser camarada Perdomo.

Por otra parte; hay la interrogante ¿si en una democracia es mas efectiva con varios partidos alternando el poder o una democracia de un solo partido?, pues bien, ya hemos vivido democracia con la competencia de varios partidos en el poder, un régimen de pluralidad de partidos y de políticas, con ideologías socialdemócratas, socialcristiana, incluso socialista y comunista. ¿Cual ha sido el resultado?, el endeudamiento, la quiebra de la IV República, el fracaso de los modelos económicos puntofijista, colonial, dependiente, de crecimiento hacia afuera, desarrollista, (sustitutivo de importación), de crecimiento hacia adentro, de capitalismo de estado, populista, rentista, neocolonialista y neoliberal en consonancia con un régimen político pluripartidista, pues bien el modelo político puntofijista clientelar no fue lo mas eficiente el gobierno, ni mas eficaz y más en correspondencia con los intereses del pueblo, por el contrario apunta a la desnacionalización de la economía y al desmantelamiento del Estado nación asi como al vaciamiento de los derechos sociales humanos de los ciudadanos.

Al respecto podemos recordar como el partido de Ad y Copey fueron "partidos clientelares", hegemónico durante cuarenta años, ¿alternativos? solo ellos, sin dar oportunidad o cabida a otro pensamiento a otra organización que no sea de derecha, conservadores o liberales, de espalda al pueblo y sus necesidades, de como convirtieron al pueblo en proselitista, pidiendo dadivas, ayudas, prebendas, postulaciones de trabajo, degenerándolo, humillándolos, hasta degenerándolo con tal de lograr la dominación social y la opresión. En resumen fue prácticamente "la dominación indefinida" de un solo partido, el de la burguesía y sus elites políticas, partidos politiqueros, clientelistas, jerárquicos, autoritarios, asimismo burocratista.

Podemos decir que los partidos hegemónico de Ad y Copey, en sus cuarenta años de dominación, gozaron de privilegios del poder del Estado, se constituyeron en castas, tribus, grupos de poder en torno a liderazgos, caciques, clases, en todo caso, secuestraban la voluntad popular, usufructuaba el poder para fines propio, del mismo modo monopolizaba los privilegios, se hacía del dominio del Estado, para sus fines propios, el sistema socioeconómico.

En cambio; el régimen de partido único, facilita la toma de decisiones, es mas coherente, como Bolívar expresaba uno solo debe ser el partido nacional, el de la unidad, la independencia nacional, la de la democracia popular, el partido de la soberanía, del antiimperialismo, valores bolivarianos, representantes de la ideología bolivariana, y como finalmente dijo el maestro del Libertador, socialista. Así que la coherencia, la unidad de criterio, de acción, de ideas en torno al pensamiento bolivariano, del árbol de las tres raíces, donde cabe el pensamiento de Ezequiel Zamora anti oligárquico, del maestro Rodríguez, anticapitalista, en conjunción con el pensamiento de Chávez, bolivariano y socialista y antiimperialista, en rescate de los derechos sociales, la ciudadanía, el ejercicio de la función pública, la contraloría social, la participación ciudadana en los asuntos públicos, en especial los económicos.

Hay que recordarle al señor Perdomo los logros del Chávez y el chavismo, por el quien votó, por "la promesa de convocar una Asamblea Nacional Constituyente, redactar una nueva Constitución para refundar la República, y erradicar las causas estructurales de la pobreza, y la exclusión" social. Veamos los logros del III Plan de la Patria, 2019-2025:

1.-Haber ocupado el Pueblo, por primera vez en la historia, el poder político en Venezuela,

2. Haber generado la primera Constitución aprobada popularmente en la historia del país, de profunda condición bolivariana, que asume la visión integral de la democracia plena en lo político, social, económico y cultural.

3. Haber liberado al país de analfabetismo.

4. Tener más de un tercio del país en el sistema educativo nacional, tres veces más que en el pasado, con un récord en este momento más de 10,5 millones de personas estudiando a nivel nacional.

5. Restituir la gratuidad de los servicios públicos, así como el alcance y cobertura de los mismos. Solo en educación y salud la cobertura del sistema público es superior a 80%, rompiendo con la tendencia a la privatización neoliberal de los servicios.

6. Haber logrado que más de 4 millones de trabajadores del país tengan título de técnico superior o universitario.

7. Haber construido, en 18 años, más de 2 millones de viviendas, 43% más que el total de viviendas construidas en toda la IV República.

8. Haber pasado la inversión en relación con el ingreso de 39,1% en los últimos 18 años de la IV República a 74,1% en Revolución. Solo como ejemplos por sectores: se incrementó en 1.086%. la inversión social en salud y en 3.125% la inversión social en seguridad social.

9. Elevar la cobertura de las personas en edad de pensión. Antes de la Revolución existían cerca de 350 mil pensionados, con una cobertura de 19,6% de las personas con edad para ello. En la actualidad, este valor supera los 3,5 millones de personas, alcanzando la cifra de 93,1% de cobertura.

Sigue: 10. Rescatar la soberanía sobre el petróleo venezolano, estableciendo a la Faja Petrolífera Hugo Chávez como la primera reserva de petróleo del mundo, para el futuro de los venezolanos.

11. Haber construido una diplomacia y geopolítica bolivariana de paz e integración.

12. Haber democratizado el acceso a la tecnología, con más de 5,3 millones de Canaimas distribuidas a los niños y niñas del país.

13. Haber generado la primera plataforma de satélites del país, en telecomunicaciones y percepción remota.

14. El Coeficiente de Gini muestra las mejoras en la distribución de la riqueza. Este indicador mejoró significativamente, al pasar de 0,469 en 1999 a 0,381 en 2017.

15. Pese a la guerra económica, el desempleo del mes de diciembre de 2017 cerró con valores cercanos a 6%. Para el primer semestre de 2017 la tasa de desocupación decreció a 7,1%, en contraposición al primer semestre de 1999, que se ubicaba en 15,3%. Esto representa la disminución de 7,8 puntos porcentuales. El año 2017 cerró con valores en torno a 6,4% de desempleo.

16. El empleo formal se encontraba en octubre de 2017 en 62%, mientras que para el mes de octubre 1999 era tan solo 46,9% de la ocupación, lo cual constituye un incremento de 13,6 puntos porcentuales.

17. Desde 1999, año en que se inició el Gobierno bolivariano, se han realizado un total de 42 aumentos del salario mínimo para reivindicar y proteger a la clase obrera venezolana. Este valor contrasta con los 9 incrementos realizados en la IV República. Se ha llevado a cabo una política sostenida de protección del salario y el empleo, ante la guerra económica.

18. En Venezuela existen hoy más de 10,5 millones de personas estudiando. Solo en el sector universitario se ha multiplicado por más de tres veces el número de estudiantes en relación con1998. Más de 75% de la educación nacional es pública y gratuita.

19. En Venezuela se construían 30 mil casas por año. En los últimos seis años de la IV República se hicieron 154.710 mil viviendas. En los últimos 6 años se han hecho en Revolución más de 2 millones de viviendas, con la Gran Misión Vivienda Venezuela, es decir, 1.250% más viviendas.

Sigue: 20. Mediante el Programa de Alimentación Escolar (PAE) se atendió en 2017 un total de 4.176.193 niños y niñas. 21. Se han entregado 120 millones de textos escolares de la Colección Bicentenario, desarrollados por docentes investigadores venezolanos, que presentan al estudiante una visión integral de la historia, la realidad y los valores nacionales. 22. La esperanza de vida al nacer se incrementó a 75 años en 2017, mientras que en 1998 era de 72 años. 23. El porcentaje de hogares en pobreza extrema estructural, medida por necesidades Básicas insatisfechas (NBI), disminuyó a 4,4% en el año 2017, mientras que en el año 1998 era de 10,8%. 24. La disminución del porcentaje de hogares en hacinamiento crítico, llegando a 7,9% en 2016 versus 14,6% existente en 1998. 25. El porcentaje de viviendas inadecuadas (ranchos) en 1998 era 6,6%, pero para el año 2016 bajó a 3,8%. 26. El incremento del acceso a servicios de recolección de aguas servidas subió a 84% en 2015, habiendo estado en 62% en 1998. 27. Para el cierre del año 2017, más del 70% de los trabajadores ganan entre 1 y 2 salarios mínimos, garantizándolos el derecho a la seguridad social. 28. La atención de la salud ha implicado un nuevo paradigma con Barrio Adentro. No solo se ha tratado de la territorialización, sino, adicionalmente, del incremento de médicos y personal de la salud. El programa de Médicos Integrales Comunitarios (MIC) está duplicando, en 10 años, el total de médicos existentes en el país antes de la Revolución, contando además con el posgrado en Medicina más grande de América Latina. 29. Se ha logrado la certificación del territorio nacional como estados 100% de cobertura de Barrio Adentro, conformando adicionalmente equipos básicos de salud. 30. En el país, 82% de las escuelas son públicas, gratuitas y de calidad.

Asimismo: En 2016 la tasa de escolaridad se incrementó, alcanzando 90% de matriculación para la educación inicial, 100% de matriculación para la educación primaria y 99% de matriculación en educación media. 31. En educación universitaria se están formando más de 2,6 millones de estudiantes en los niveles de pregrado y posgrado. 32. En total, más de 10,5 millones de personas –un tercio del país– están estudiando. 33. Desde la perspectiva de acceso a la tecnología en los niños, niñas, adolescentes y jóvenes, se ha sobrepasado la cifra de 5.300.000 computadoras portátiles distribuidas a la población estudiantil desde el inicio del Programa Canaima Educativo, en el año 2008. 34.

En medio de la guerra, con el esfuerzo del Gobierno revolucionario y los CLAP, se han creado los programas especiales de morrales gratuitos a todos los niños y niñas, así como un kit de útiles escolares requeridos para sus clases, compuesto por cuadernos, lápiz y borrador, entre otros. 35. Según datos de la Unesco, Venezuela es el quinto país del mundo y el segundo en América Latina en matrícula universitaria. Lo anterior nos sirve para referir apenas algunos logros. Pero, sin duda, el de mayor valor es haber conquistado y sostener la soberanía e independencia y protección social de nuestro Pueblo.

Después de haber analizado lo anterior, del hecho de haber logrado el chavismo los anteriores indicadores nos falta por responder de si realmente el chavismo con su modelo humanista, de democracia participativa y protagónica de inclusión social, fue exitoso o no lo fue, si realmente respondió las expectativas sociales, en particular del señor Perdomo quien dice estar decepcionado de todos los tipos de socialismo, en especial del socialismo bolivariano del siglo XXI. Si honró o nó la dignidad del pueblo venezolano mediante el trabajo de las misiones sociales, si "la utopía del socialismo" no canceló la deuda social heredada del neoliberalismo de los años 80 y 90 del siglo XX?. Creo que sobran las razones para pensar que realmente Dante tiene la razón, el chavismo es un modelo humanista y Perdomo se despecha de su voto por Chávez.

Naturalmente; no todo es perfecto en la vida como señalamos arriba, la revolución bolivariana sigue en deuda, en particular con la economía social, en especial con la economía solidaria y socialista, aquí está su debilidad, puesto que ilusionado Perdomo con las ideas de Chávez, planteaba en 1998: "….impulsar una nueva política industrial, y tecnológica para sustituir el caduco modelo industrial limitado a la explotación de ventajas comparativas derivadas de la dotación de materias primas, energía y fuerza de trabajo barata para exportar insumos básicos hacia los centros industrializados, cambiándolo por un nuevo modelo de industrialización sustentado en la creación de ventajas competitivas derivadas de la siembra petrolera, de la investigación científica y tecnológica, con el fin de producir bienes de mayor grado de transformación industrial y desarrollo, y así desarrollar la industria petrolera con productos terminados, transformar el mineral de hierro, acero, aluminio, oro, diamantes, y demás minerales en productos de mayor valor agregado para sustituir las importaciones, ahorrar divisas, diversificando las exportaciones con productos de mayor valor agregado y así generar nuevas fuentes de ingresos externos que contribuyan a reducir la dependencia de la renta petrolera".

Fuentes consultada:
1.-Martinez Daza, Jeudiel, (2008). La era puntofijista. Edición del Ministerio del Poder Popular de las Comunas y protección social, Caracas, Venezuela.
2.-Ramírez Días, Nellys, (2012). Venezuela 1989-1993: crisis política y crisis de legitimidad. Editorial del perro y la rana, Caracas, Venezuela.
3.-Perdomo, Edgar. (2019), "Dante Rivas, este modelo no es humanista: ¡es esclavista y miserable!", Aporrea, 11/11/2019
4.-Ministerio del Poder Popular de Planificación. Plan de la Patria 2019-2025, Caracas, Venezuela.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 600 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a284963.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO