El dilema trágico de Bukowski sobre la derecha en Venezuela y el conflicto social venezolano

Decía Bukowski "todos tenemos miedo a ser maricas", tal vez por la cobardía que consume a muchas personas que no se atreven a derribar las barreras que les impide realizarse. Mejor analicemos esa tragedia del individuo social en una crónica proveniente del olfato de un periodista, tal cual como se autocalifica el Señor Edgar Perdomo, dejando dicho previamente que no existen Reyes para definir quien es partidario de la derecha o de izquierda, como usualmente se hacía antes, desde la revolución francesa, cada quien se ubicaba, unos a la derecha del rey y otros a la izquierda, el rey era la línea divisoria. Hoy esa división pasa por el soberano y el soberano dejó de ser el Rey, es el pueblo trabajador, vale se está a la derecha con la burguesía o se está a la izquierda con el pueblo, la clase trabajadora, aunque existe muchos movimientos sociales, ellos también deben ubicarse, pasar por el prisma de las clases sociales moderna, movimientos sociales tales como los ecológicos, étnicos, afrodescendiente, indígenas, pacifista, juveniles, estudiantiles, femeninos, profesionales, LBGT, etc., todos son pueblo, un mosaicos de intereses diversos que demanda responder a sus necesidades sociales especificas, convivir en paz, en sociedad sin discriminación, opresión social alguna que les permitan realizarse en su desarrollo como individuo social.

La sociedad civil de derecha e izquierda

Puesto que América Latina se emancipó del dominio colonial, no existen monarca alguno, solo un sociedad burguesa reina en la mayoría de estos países por alienación política y enajenación económica, apela al fraude social electoral o sencillamente a la manipulación mediática-política obteniendo ventajismo político donde se han establecido tipo de "sociedades neoliberales", una sociedad autoritaria, represiva, en el que se sirve del poder del Estado para refrendar el status social de las elites, sociedad caracterizada por la desigualdad social, la diferenciación de clases, concentradoras de riqueza en pocas manos, sociedades polarizadas, ellas albergan por tanto posturas supremacistas, racista, no admiten la igualdad social, de allí que conculcan derechos sociales, económicos, políticos y culturales, impidiendo la movilidad social, el ascenso social en particular de las capas medias, recortan derechos humanos, el gasto públicos social, frenando así el progreso equitativo, el derecho de todos y todas al desarrollo social, por tanto, para la sociedad liberal su participación en la sociedad se da como representación de una sociedad civil privilegiada desvinculada del pueblo, en ella no existe como tal lo popular, es humillado, degradado y discriminado.
La sociedad civil representada en la burguesía o pequeñoburguesía como tal se enfrenta al pueblo, la primera es lo selecto, lo exquisito, lo cínico, lo "máximo de la civilización", lo inteligente, encarnan a quienes se creen predestinados dirigir la sociedad, ostentando los beneficios del Estado, en nuestro caso venezolano, del botín petrolero, la renta petrolera que han aprovechado los privilegios del poder, gozando de todas las prebendas en el pasado, los espacios públicos, los mejores empleos del Estado, en Pdvsa, como clase media y alta, en cambio, la segunda, los representantes del pueblo, ostenta los trabajos de menores categoría, de mandos medios, operativos, manuales, etc. Estas dos clases sociales tarde o temprano se enfrentan, dejando dicho, que la primera voltea su mirada hacia el Norte, hacia el imperialismo y la dependencia, hacia el evanescente sueño americano, hacia la exquisitez de un modo de vida burgués excluyente, como parte de la high society y sus bondades mezquinas burguesas, en cambio el pueblo vive y trabaja para sobrevivir, para lograr lo esencial para la vida, viviendo en solidaridad social.

Cada clase social en el capitalismo tiene sus representantes, sus partidos políticos, la sociedad civil en el capitalismo la componen la burguesía y sus estratos, incluyendo la clase media alta, en cambio el pueblo trabajador, la clase trabajadora en toda su gama, desde trabajadores manuales e intelectuales, la clase media baja, --esta ultima aspira alcanzar e imitar el patrón de vida de la clase media alta, la burguesía al menos en sus apariencias y estilo de vida--. Desde aquí en la sociedad moderna del capitalismo podemos apreciar, los proyecto de sociedad, la primera se sustenta en la explotación de los trabajadores, es la derecha, los burgueses pretenden arrastrar al resto de la sociedad hacia formas de vida consumistas, estilos de vidas despilfarradores, depredadores de la naturaleza, la segunda, desposeída de los medios de producción es la clase trabajadora, toda la vida engañada, y alienada trabajando para la primera clase,

Los intermedios entre una clase y otra, los pequeños burgueses aspiran a "formar parte de la buena vida exquisita de la "high society" y de la dolce vita burguesas, en este grupo se tiene a la socialdemocracia, los socialcristianos, los ni ni, los aburguesados, los que se avergüenzan de haber nacido "pobres", vale decir los desclasados, la intelectualidad pequeño burguesa, los profesionales liberales, inclusive izquierdistas nacidos de la clase media o pobre de la IV República que lograron profesionalizarse e incorporarse a la política como medio de trampolín de "ascenso social". Así pues tenemos ejemplos de algunas personalidades políticas, tales como: Teodoro Petkof, Andrés Velázquez, Pompeyo Márquez, Américo Martín entre otros: grupos que asumieron en su momento algún poder los podemos clasificar con la expresión de "izquierda exquisita", y sus derivados incluidos, junto al progreso con lujosas camionetas, exclusivista del gusto del divino "sueño americano", y más recientemente pregoneros de: "La Revolución Exquisita", a fin de cuentas, es sólo una izquierda en el estilo y las apariencias; en el fondo forma parte de la buena vida burguesas que tanto ellos critican", pero luego la asumieron, traicionando al pueblo, ellos, se unieron a la burguesía y su anhelado estilo de vida.

Así pues la burguesía también tiene sus "partidos socialistas", su izquierda socialista, personajes camuflajeados, se mimetizan con el pueblo, su adalid fue el socialdemócrata Carlos Andrés Pérez pero mas recientemente hemos visto como Capriles Radovki y Corina Machado cambian su estilo de vida de hacer política, se mezclan con el populacho, confraternizan, se adentra en sus viviendas, pisan el barro, comparten en breve, incluso se sienta en la mesa, degustan junto al pueblo, los abrazan, los besan, todo para ganarse sus simpatías en los barrios obreros, ellos representantes de la burguesía tienen la mirada en el Poder y sus mieles, son cínicos, no renuncian reconquistarlo algún día en Venezuela, esperando mejores tiempos, agazapados, mientras tanto bailan joropo con el pueblo, cantan, hacen payasadas, para parecerse simpáticos incluso marchan, salen a la calle, salen de su "zona de confort", de sus comodidades exquisitas, contrario a sus principios burgueses.

Recientemente muchos de esos "socialistas de derecha o de izquierda", incluso plegados al chavismo, tales como Rafael Ramírez exministro de Pdvsa y cia, quienes traicionaron a Chávez, lo abandonaron como es el caso Arias Cárdenas, entre otros, quienes finalmente se acogieron a una política socialdemócrata, a "La política socialista del siglo XXI venezolana, (…) aderezada de rock, pop, y camp, y que tenia sus admiradores en los pobres de solemnidad antes de su llegada al poder en 1999. Para jugarse la propia posición por la nostalgia de haber nacidos pobres en cualquiera de los hogares marginales de la "cuarta republica hoy son contrario a sus principios por los $ mal habidos en *La Revolución Exquisita, se aprovecha del populacho para ascender en lo social, políticamente, adueñarse del botín de la renta petrolera, en particular de "$" mal habidos en revolución".(el subrayado es mío).

Evidentemente; muchos "revolucionarios" son tentados, muchos "socialistas pequeñoburgueses" son arrastrados abandonar sus orígenes de clases, sus orígenes humildes, el "haber nacido pobres en cualquier de los hogares marginales de la IV República", corrompido por las elites burguesas y su "high society". Aquí hay que hacer un paréntesis, se destaca de que en la democracia de la IV República existían "hogares marginales" en las sociedad donde muchos creen que se vivía mejor, en ellos habitaban tanto el pueblo trabajador, la clase trabajadora y su prole, además la clase media, "todos marginados" por la democracia burguesa, quienes en particular disfrutaban al mismo tiempo, "el rock y el pop" mientras que el pueblo disfrutaba la salsa, guaracha, guaguaco, merengue y la charanga, entre otros géneros musicales mas propios, esto es en aquella IV República marginal.

Pero existe otra izquierda en Venezuela, la izquierda, revolucionaria bolivariana, la izquierda chavista, no digo que exista camaleones, arribistas, oportunista como en todo proceso revolucionario los hay quienes se pegan, se adhiere como sanguijuelas, agazapados esperando sacar provecho a sus victimas como lo hacen los capitalistas explotando a los trabajadores, quienes no les importan sus vidas, "Claro que, así como el pueblo profesional se seca por la falta de alimentos, emigrando como paria de país en país,…" (el subrayado es mío), el capital le tiene sin cuidado que "se seque"o que se "vaya" el talento humano a otros países, por tanto lo fuerzan a buscar alternativa tal cual lo han hecho en este proceso revolucionario de la V República, donde EE. UU., declarando una guerra económica contribuyendo a la emigración social, condena al pueblo profesional a emigrar, estrangulando económicamente a Venezuela, asfixiándola financieramente, sancionando el comercio, ahogando con el disparador mecanismo del dólar la inflación, obligando a la clase media en particular abandonar sus trabajos, sus estudios, emigrar, buscar auxilio, a evadirse de su realidad forzada por las circunstancias.

Pero "la izquierda exquisita" no es la misma izquierda revolucionaria bolivariana, no nos confundamos, quienes traicionaron a Chávez, "…..viaja por el mundo en lujosos jets privados, comen caviar, (Como Rafael Ramírez y cia, por ejemplo) partiendo siempre de la idea de que esta revolución no es más que una estrategia de comunicación para un lumpen hambriento embobado y rodilla en tierra, perdiendo cada día peso según el consumo de alimentos desbalanceados…". Hay que pensar que todos aquellos que apoyan la revolución bolivariana, no pueden ser en su mayoría "lumpen" o desclasados, clase social en descomposición, para referirse a los que se corrompen, a los de cuello blanco, a la clase media, políticos aprovechándose de "la política" o bien se enriquecen asumiendo una vida burguesa.

Ser leal no es un pecado

El señor Perdomo en verdad ofende al pueblo chavista que asume el llamado a la lealtad expresada en forma de "rodilla en tierra", al mismo tiempo, los llama "pueblo de hambrientos y embobados", no admite que aún así, es libre de elegir así no le guste, tiene mayoría el chavismo, por eso, que herido en su orgullo ofende al pueblo chavista; de igual modo; hay que desdecir que la revolución bolivariana sea simplemente una "estrategia comunicacional", hay hechos evidentes y tangibles, concretos, logros de las misiones socialistas, pese a estancarse sus avances por causa de la guerra económica a partir del 2013, año de la muerte de Chávez, continua sosteniendo su hegemonía política la revolución bolivariana, lo que les dueles a "las maricas" que señala Bukowki, es que no se atreven hacer una "revolución social y política". seguro por cobardes.

Hay quienes en este proceso de cambio desde el inicio de la revolución, 1999, bajo el mismo paragua, se han enriquecido, empresarios de maletines, aprovechadores de las divisas en dólares, burócratas, raspacupistas, traficantes de gasolina, contrabandistas, rojos rojitos vividores, papistas o mas chavistas que Chávez, vende patrias en general "lumpens" en ellos "….hay que distinguir a los magnates de la revolución en New York, Moscú, o Paris, de los nostálgicos del gran café de Sabana Grande con boina que se daban cita en el extinto bululú de mesas y sillas en la Caracas cuarta republicana, así como de los hippies de la UCV, o los bohemios de la avenida Casanova. Distintos, pues, como distintos son hoy los burguesitos de la revolución bolivariana comiendo helados made in USA en la Bodeguilla de Lecherías-Anzoátegui".

Aquí están los soñadores socialistas, los utopistas, los ultrosos de izquierda, los radicalistas, quienes vieron siempre la revolución un medio para cambiar su vida personal, y no la de todo el pueblo. Todo lo anterior, testimonia, esa "(…) incongruencia de vida de los otrora patas en el suelo, Chávez dixit, las relato con olfato de periodista, cuando detectó la moda de vida de estos neo burgueses revolucionarios, en sus cenas mesopotámicas en los mejores restaurantes del mundo según testimonios de fotografías que circulan en las redes sociales,…". (Los subrayados son nuestros).
El olfato de un paparazzi

Pues el periodista que escribió estas notas que arriba transcribo se le puede aplicar el pensamiento de Bukowski, siente miedo, como el miedo es libre, el anonimato a quienes señala lo delata, no dice a quienes pertenece tales "fotografías que circulan redes", en todo caso, pretende condenar aquellos "revolucionarios que viajan por el mundo libremente" ya sea en misiones del gobierno o por placer, como si disfrutar de un sencillo helado no en "New York, Moscú, o Paris", aunque sea "made in USA en la Bodeguilla de Lecherías-Anzoátegui o en cualquier boulevar en Caracas" sea privilegio, otra cosa es el aburguesarse, para el olfato del periodista, eso significa "dejar de ser izquierda", suprimir el derecho al gozo por comer un helado, viajar a cualquier ciudad del mundo, inclusive comer una cena en "un restaurant mesopotámico", esto no quita el derecho a ser revolucionario, pues este señor que olfatea las vidas ajenas como paparazzi, siente envidia, si envidia en mayúscula, el asunto en verdad es que le tiene fobia a la izquierda revolucionaria bolivariana, es el escualidísmo contra el chavismo, por eso percibe a si mismo como parte de que "hay demasiada gente con miedo", incluso olfatean "hablar contra ellas, de "las maricas", los profesionales escuálidos que abandonaron "la patria llamada Venezuela" por cobardes.

"La sociedad civil", excepto el pueblo, ya que al pueblo trabajador les niega tal derecho, muchos de ellos de clase media, la pequeño burguesía, profesionales escuálidos o no, ofendidos porque presuntamente se les "vulneraron sus derechos civiles", abandonaron "la otrora rica patria", ¿"Cuál, otrora Patria rica, la de hogares marginales de la IV republica"? aquella que solo en sus sueños existe, la IV República rica, donde eran privilegiados, mientras que el pueblo pobre simplemente vivía en "hogares marginales", aquella rica Patria donde en consiguiente no podía ser iguales todos en "derechos civiles" para todos", unos eran "profesionales escuálidos" formados en universidades públicas pero renegados de la misma y de la "res pública", así pues sentimos que hay maniqueísmo en esa "crónica de los boliburgueses por el mundo", renegados de la revolución bolivariana que viven en Chile, Colombia, Argentina, Estados Unidos, España, y otros países, y ahora los despiertan el conflicto neoliberal en Chile, los privilegios de "los neoburgueses" del gobierno, la sociedad civil aburguesada que se han adueñado del botín del Estado, como también la dictadura disfrazada en Colombia, donde los hogares marginales no tienen derecho a la tierra, entre otros derechos.

El chavismo no es culpable de la pobreza y el subdesarrollo

No podemos inculpar al chavismo de "la miseria y pobreza de todos aquellos hogares marginales" heredados de la IV República, incluso aunque haya responsabilidad en la V República. Las razones son; primero cuando el Chavismo como tal no existía, pero si la guerra económica ha existido toda la vida, a lo largo de la existencia del capitalismo petrolero, guerra de capitalistas contra los trabajadores, situación amainada con la renta petrolera, con la redistribución de la renta. Ahora bien en su defecto, Chávez y el chavismo han sido atacados y agredido a lo largo de su gestión, podemos decir que la oposición han impedido el ejercicio de gobierno en paz, han arrojado obstáculos y aplicado métodos socavadores de la democracia, de la CRBV, en todo caso, han disminuido la eficacia de las políticas socialistas como impacto sobre todo en la gestión de Maduro, si no fuera así, como se explica el golpe de estado a Chávez en abril del 2002, el paro petrolero del diciembre-2001/enero-2002, las guarimbas, etc.

El pobre país rico

Pese a todo ello, el chavismo supo emerger con ayuda de la renta petrolera a millones de hogares, hasta aquí se ha limitado su gestión sin haber podido colocar las piedras del edificio monumental del socialismo del S-XXI, por eso el ultimo aliento de Chávez en todos los planes de la Patria, ratificando que lo único que había logrado es haber defendido la independencia nacional y la soberanía.
Veamos algunas conquistas de acuerdo con El Plan de la Patria, 2019-2025: "El porcentaje de hogares en pobreza extrema estructural, medida por necesidades Básicas insatisfechas (NBI), disminuyó a 4,4% en el año 2017, mientras que en el año 1998 era de 10,8%. 24. La disminución del porcentaje de hogares en hacinamiento crítico, llegando a 7,9% en 2016 versus 14,6% existente en 1998. 25. El porcentaje de viviendas inadecuadas (ranchos) en 1998 era 6,6%, pero para el año 2016 bajó a 3,8%. 26. El incremento del acceso a servicios de recolección de aguas servidas subió a 84% en 2015, habiendo estado en 62% en 1998.

Además sigo; supo haber liberado al país de analfabetismo. Tener más de un tercio del país en el sistema educativo nacional, tres veces más que en el pasado, con un récord en este momento más de 10,5 millones de personas estudiando a nivel nacional. Restituir la gratuidad de los servicios públicos, así como el alcance y cobertura de los mismos. Solo en educación y salud la cobertura del sistema público es superior a 80%, rompiendo con la tendencia a la privatización neoliberal de los servicios. Incluso haber construido, en 18 años, más de 2 millones de viviendas, 43% más que el total de viviendas construidas en toda la IV República. Finalmente para no hastiar el olfato del periodista, digamos que "El Coeficiente de Gini muestra las mejoras en la distribución de la riqueza. Este indicador mejoró significativamente, al pasar de 0,469 en 1999 a 0,381 en 201 El Coeficiente de Gini muestra las mejoras en la distribución de la riqueza. Este indicador mejoró significativamente, al pasar de 0,469 en 1999 a 0,381 en 2017".

Va quedando en el pasado "la otrora rica patria pobre", llamada Venezuela, pero queda aún mucha "ignorancia política", el creer que el chavismo creó el subdesarrollo, la dependencia la miseria y pobreza en el país, omitiendo, mintiendo, manipulando como "periodista", al afirmar: "Más allá de consideraciones sobre moral revolucionaria, o de simple política, que nos vociferan por los medios de comunicación, la ambición desmedida, y su nueva clase social es más potente que los rechazos ideológicos por la calidad de vida del pueblo norteamericano, pues traducen sus auténticos deseos de cinismo por "la dolce vita, lo cierto es que las contradicciones son siempre trágicas para el venezolano que sobrevive a esta hiperinflación genocida, y no avalan las tiras cómicas de estos izquierdistas con celulares Iphone de ultima generación , cuando se burlan de un pueblo sumergido en la pobreza, dan mucho que pensar, cuando las lágrimas, han empapado la página de la tragedia venezolana, y ha corrido la tinta roja". (Los subrayados son nuestros).

El capitalismo niega la calidad de vida al pobre

Nadie rechaza "la calidad de vida, pero si debemos estar de acuerdo con que el estilo de vida norteamericano, es imposible seguir en nuestros países, menos en Venezuela, basta ver como consume los Estados Unidos, nada mas y nada menos consume el 25% de la energía del mundo mucho más que China, devora los recursos del planeta, en especial el complejo militar industrial, saquea los pueblos de África, Asia y América Latina, incluido el Caribe a cambio del "endeudamiento externo", empobrece dichos países subdesarrollados devaluando mediante el dólar las monedas nacionales, compromete los recursos de dichos países imponiendo programas de reducción de gasto social público, en especial de educación, salud y viviendas, etc., frenando el progreso y la prosperidad, lo cual demuestra que "ser rico es malo", un país rico que esquilma a los pobres países, sobre todo si un país se desarrolla en su calidad de vida a cambio de la pobreza de muchos. ¿y porque los pueblos pobres, los subdesarrollados no pueden compartir el desarrollo de los países ricos?, la excusa no es porque no trabajan, trabajan mas de 8 horas diaria, sino que estos son ricos como países porque otros son pobres a causa del intercambio desigual, el comercio injusto, el dólar devaluacionista, he allí las razones de la pobreza y la miseria de la que intentar escapar los escuálidos de los países subdesarrollados, buscando el espejismo de la riqueza de los ricos en países desarrollados.

Aquellos dejándose llevar por el espejismo del desarrollismo, evadiéndose de la realidad, "emigrando al exterior", muchos quienes percibiéndose "escuálidos" están conscientes de que "Venezuela vive hoy un trágico conflicto como una cuestión de vida o muerte Cuando se mezcla con los vínculos familiares que han provocado esa muerte, y chillan cuando los desalojan de la bella Miami. Cuando en Venezuela se habla del suicidio cuando este conflicto entre venezolanos sólo acaba con ellos". Muchos no están conscientes sobre todo, de "….el conflicto, la corrupción con vínculos familiares, pasión y suicidio existen en la mente del venezolano que no puede superar esta desgracia, y no enterarse del que va a la fiesta por el. Es por estas aberraciones que parecen no estar en sus cabezas: ya que los vínculos familiares de los corruptos en Miami = familia trampera, pasión=suicidio, conflicto=muerte. Es la moral más reaccionaria posible, cuando se ve que los años no pasan en balde para nadie", "moral reaccionaria" de nadie mas quede los mismos escuálidos, antichavistas, revolucionarios boliburgueses, izquierda oportunista, vivarachos, de "izquierdos de sofá". (Lo subrayado es mío).

La piscología del escuálido respecto del conflicto social

En este contexto "la psicología del escuálido", del antirrevolucionario, del antichavista puesto que no entiende el conflicto social de clases con la high society, "el trágico conflicto" social en Venezuela, se niegan a entender la realidad social, el proceso histórico, la solución a este histórico conflicto de clases, para ellos, no es necesario entender la dinámica de la historia, su nexo con el imperialismo made in USA, tampoco quiere negociación política, se ubica en la intolerancia, el fascismo, simplemente, afirman: "Damos por entendido que ningún venezolano tiene por gusto vivir en esta tragedia pero en este caso, incluso cuantos conocen cómo solucionar este conflicto, y no lo solucionamos, sino que lo mantenemos activo", actúan con el miedo irracional como el personaje "marica" de Bukowki que siente obsesión sadomasoquista por el conflicto, por la tragedia, no busca la solución, "ni la mesa de dialogo", bien sea: "Cuando este conflicto no tiene solución evidente en la mesa de dialogo, ¿Qué sucede? Pues que a pesar de todo hay que intentar solucionarlo, porque no estamos hablando de matemáticas, y de ecuaciones diferenciales, sino de la vida de las nuevas generaciones de venezolanos". (el subrayado es mío). ¿Cómo resolver el conflicto social, sin negociación política?.

Sigue el periodista opinando respecto del conflicto político, de la tragedia del conflicto venezolano: "Saberlo todo no es ni posible ni necesario, y no por eso alguien se convierte en un incompetente y su país queda hecho un cebillo. La solución de este conflicto no tiene por qué conducirnos a una obligada negociación. Damos por entendido que ningún venezolano tiene por gusto vivir en esta tragedia pero en este caso, incluso cuantos conocen cómo solucionar este conflicto, y no lo solucionamos, sino que lo mantenemos activo", vale decir "el paparazzi de sofá", desde su zona de confort, piensa, que no hay que saber las rzices históricamente del conflicto, al menos conocer todo el problema en si, y que por eso, "no se es incompetente", entonces nos preguntamos, como resolver la ecuación diferencial de la sociedad para que aprendamos a ser iguales en la diversidad, en la diferencia, todas las generaciones de venezolanos, en lo económico, lo social, en lo político y cultural. ¿Esto no vale la pena discutirlo, negociarlo? ¿Tenemos la solución social en la mano, la formula misteriosa de la igualdad del hombre en libertad?, la dialéctica de la democracia socialista.

Termina diciendo Perdomo sin descifrar el dilema social de Bukowski y su tragedia: "Hay cosas también que no vale la pena discutir. Hay demasiadas cosas que no vale ya tocar. El cuerpo se quema lo suficiente por dentro, como se dice a diario por la falta de alimentos y medicinas, como para ahondar en la herida. ¿Qué ocurre si Venezuela sana? ¿Qué acciones empuja a llevar a cabo? ¿El riesgo no vale la pena? O es mejor la quietud, el silencio, dejar al tiempo que cobre más víctimas. ¿Habrá otro conflicto diferente a este? Cuando una música te sorprende, y te emociona. Esa es la tragedia. La que te sorprende con los ojos cerrados". Así discierne nuestro amigo Perdomo, luego termina en la fatalidad existencial desde (…) la quietud….y dejar que el tiempo cobre más víctimas, (¿sadomasoquismo?), esto sucederá sin más remedio, y no puede ser la respuesta. En cualquier caso, muchos conocen la solución, y puede que esté en sus manos terminar con esta tragedia, y eso no obliga a dar ese paso ni reducir la intensidad. …porque, o se intenta acabar con esta tragedia, o la haces tuya de tal manera que forme parte de ti degradando tu vida".

Allí está el desafío, sacudirse de la quietud, el silencio es ser marica, no hacer nada, simplemente bla bla bla, no asumir el riesgo, (cobardía) la tragedia, el conflicto, sin negociar, continuar viviendo del conflicto, manteniéndolo "activo", degradando tu vida, o sencillamente negociar y reconocer a la izquierda revolucionaria bolivariana antiimperialista.

Fuente consultada:

1.-Perdomo Arzola, Edgar (2019). "La revolución exquisita: ¡Izquierda de sofá!", Aporrea, 07/11/2019
2.-MPPP, Plan de la Patria, 2019-2025, Caracas, Venezuela, 2019.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 752 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a284864.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO