Las trampas de las fe en el progreso

"Diálogos en Ecuador, en Chile y en Venezuela, ¿Y?

EL CAPITAL, SÓLO CREE EN SUS RAZONES.

Para el marxismo, "la lucha de clases", es "el motor de la historia". Para los progresistas, reformistas y socialdemócratas, "los diálogos" son el punto de arranque y el punto central de su doctrina. Dos maneras distintas DE AFRONTAR LAS CONTRADICCIONES INSOLUBLES DEL CAPITAL. Movidos de la izquierda al centro, los dialogantes progresistas, encontrarán en éste "centro", más "coincidencias" con la derecha. Que sean luego aliados, no sorprende. Arguyen, que con "la sensatez" en los diálogos, las contradicciones se diluyen. Los radicalismos se los dejan a los "insensatos", a los "cabeza calientes". Pero la historia no se detiene, no es lógica, es dialéctica; las contradicciones antagónicas en el capital, avanzan. La burguesía no cree en la lucha de clases, pero la ejercita. Los progresistas reformistas, no pueden negar la existencia de las clases sociales, ellas están allí, su presencia es mesurable, pero niegan su inevitable confrontación. Cada clase tiene sus expectativas, sus particularidades, sus intereses. Algunas pueden articularse. Este choque entre clases, es el dinamizador de la historia. Movimiento social, en correspondencia con su propia realidad. No hay una historia universal; hay historias.

Al progresismo, se le suele asociar a desarrollo, avance, cambios, transformaciones, el mañana, la evolución, lo continúo, la historia lineal, lo "pensado" por Dios, la historia determinada, más conocimientos, avances científicos, avance de las fuerzas productivas, "herencia de los tiempos", historia universal, "Modos de Producción", Revolución industrial, optimismo civilizatorio, estas y otras falacias, son sinónimos de progreso. Todo dentro del capitalismo, fuera de él nada. El socialismo es ruptura total, no continuidad.

San Agustín habló de "lo preestablecido". Agusto Comte, consideró al progreso como "lo positivo". Para Kant el progreso es evolución. Para Marx, es desarrollo de las fuerzas productivas, en marcha revolucionaria "permanente". Lenin organiza y pone al frente de los cambios, a la clase trabajadora: Dictadura del proletariado. Trotsky, trabajadores o nada. Rosa Luxemburgo, barbarie o revolución. Gramsci, el bloque histórico hegemónico. Mao, la revolución con el fusil. Fidel "Patria o muerte". El Che, "el hombre y la mujer nueva". Chávez; todos somos Chávez: "Unidad, Lucha, Batalla y Victoria". ES LA DIALECTICA DE LA HISTORIA. Para los progresistas, los problemas sociales se resuelven dialogando, no se requieren revoluciones, cambios radicales, confrontación con el capital. Diálogos y más diálogos, cambios "gatopardianos" y el mandado "revolucionario" está hecho. El sistema parlamentario sirve a éste propósito conciliador. ¿Ingenuidad, o complicidad? ¿Reformismo o revolución? El "Ser o no ser" de O. Kayan, que Shakespeare plagió.

"El estado de bienestar" del progresismo, busca eludir los cambios radicales revolucionarios, frustrar el aparecimiento y consolidación del verdadero poder popular. Se habla de los derechos de la naturaleza, pero se le explota salvajemente. Suponen infinita la capacidad productiva de la tierra. El capitalismo ha organizado la vida, en función del tiempo. La vida de los trabajadores le pertenece al mercado. El trabajo marca el tiempo. El tiempo se organiza en función del mercado. El sujeto es objeto. La riqueza no debe tener límites y la pobreza tampoco, dicen sus afortunados. La existencia, más animal que humana de unos, y desproporcionadamente cómoda de otros, se contabiliza. La avaricia de los ricos es infinita, dolorosas las lágrimas de los oprimidos. ¿Existen las clases sociales? ¿Hay diferencias entre las clases sociales? ¿Existe o no la lucha de clases? La vía reformista del progresismo, NO CONDUCE AL SOCIALISMO. Por mejor decirlo, el progresismo se distancia del socialismo. Desde el Estado, estas reformas son más "eficientes". Con dinero público se detiene al socialismo. El populismo y el reformismo asistencialista, buscan enfriar los conflictos. Temporalmente lo logran.

¿Qué es el Estado? ¿A quiénes representa? ¿Quiénes los más interesados en su existencia y fortalecimiento? ¿Opera o no como control social, como contención a la lucha de clases? ¿Será cierto que no hay países sino clases sociales? ¿Democracia y capitalismo son opuestos? ¿Capitalismo y justicia social son contrarios? ¿Desarrollo social con capitalismo, cómo? "El capital es irreformable porque es incorregible". Pierden tiempo sus reformadores progresistas. El produce y se auto reproduce. Allí están contundentes LA TEORIA DEL VALOR DE MARX y el capital, como una relación social, llena de contradicciones, que sólo la revolución puede sustancialmente cambiar; Marx es holístico y dialéctico. Burguesía nacionalista no es posible. Capitalismo humanizado absolutamente negado. Revolución con la lógica del capital, ¿Cómo? ¿Justicia con desigualdades? Ideología que masifica. Alienación y enajenación que con el fetichismo, controlan. Si el capital se reproduce, ¿cómo reproducir al socialismo? LO COMUN, se construye DIARIAMENTE CON LOS COMUNES. ¿Cómo es esto de COMUNAS CON LA LÓGICA DEL CAPITAL Y ENTRE POCOS COMUNES? Peor aún, institucionalizada con las normas y leyes burguesas. Salvar la tierra ¿dentro del capitalismo? ¿Cómo? si es su destructor. Se dialoga para encontrar convergencias o definir divergencias. Al progresismo se lo comerá el desgaste de la democracia burguesa. Está atrapado en sus propios errores.

Las mentiras del capital, se extienden y cautivan: Desarrollismo, Tercer mundo, países sub capacitados, sub desarrollados, en vías de desarrollo, son sofismas progresistas. La política y sus partidos en el reformismo, viven a expensas del dinero público contenido en el Estado. Los partidos de gobierno, son los más beneficiados. Lo electoral prima a lo revolucionario. El progresismo cultiva el sistema parlamentario, es el mejor espacio para sus diálogos. Su "revolución" es pacífica no violenta. "Si hay tantas salidas como candidatos, nos jodimos". Que la efervescencia sea permanente. F Lordón, nos llama a vencer al capitalismo "desde el deseo", porque "La fuerza de atracción del capital desde el cuerpo es muy grande". En cualquier caso, es creación humana y por lo tanto finita.

Por las buenas, el capitalismo jamás claudicará. Las revoluciones serán violentas, no hay otra salida. Capital Vs trabajo mueve la historia. La violencia es intrínseca al capital, no a la pobreza. A los pobres les queda la resistencia humana biológica, la superación de su terrible condición. La revolución está abajo, saldrá de abajo. Los antagonismos de clases, alimentan la violencia. La propiedad privada no siempre ha existido, el capitalismo tampoco. Los expropiados, expropiaran a los expropiadores, única vía de justicia social. HASTA EL PROXIMO SÁBADO.

Nota: 68.000 cuentas falsas, crearon los mercenarios gringos en Bolivia, el día de sus elecciones. ¿Cuántas crearán aquí en el próximo proceso comicial venezolano? El pueblo Boliviano no pide lo material: que vuelva Evo y respeto a su Whipala; cosmogonía holística de SU CULTURA ANCESTRAL, ES MILENARIA. Cuanta cohesión aborigen frente a tanta fractura y competencia entre nosotros; "LOS CIVILIZADOS". Con la CRUZ destruyeron la cultura aborigen, mataron a los naturales y se apropiaron de sus tierras y riquezas. Hoy, con La Biblia, los Neo colonizan. Qué pena con los jóvenes, "entretenidos" con la tecnología; alienación en masa. Los medios como armas de guerra…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1062 veces.



Jesús M. Vivas P.

Profesor Universitario con 45 años de servicio docente. PhD en Historia, egresado de la Universidad Complutense de Madrid. Más de 700 Artículos publicados a nivel nacional e internacional, mas de 60 años en la lucha revolucionaria, soy Jesus "Chucho" Vivas

 jesusm_vivas@hotmail.com

Visite el perfil de Jesús M. Vivas P. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: