El diálogo y la democracia participativa y protagónica

La nueva mesa de diálogo incorpora al gobierno de forma disimulada a viejos socialdemócratas, mientras los chavistas son perseguidos con saña y furia.

Nosotros creemos que un gobierno claramente revolucionario, un gobierno chavista no estaría ahora dialogando con la derecha ni con viejos socialdemócratas ni jamás lo desearía, sino con las bases chavistas y con los socialistas reconocidos, superando diferencias, pero dentro de la revolución chavista no negociando una paz inexistente dentro de una sociedad clasista e injusta en extremo. La paz – esto lo tenemos más que claro –, es la revolución socialista, de esto se podría escribir una tesis completa, pero a nadie le gusta pensar mucho en el asunto de la paz porque la confunden con su resignación y comodidad.

Estos son diálogos que acuerdan varios puntos publicables y muchos secretos: "Comisión de la Verdad anuncia excarcelación del diputado Edgar Zambrano". La pregunta que nosotros nos hacemos es ¿Por qué tienen que mentir?, disimular es igual a mentir, y la excarcelación de Zambrano fue concertada para la participación en esa mesa de diálogo majunche de un grupito de oportunistas sin plan, sin propuestas, distintas a darle continuidad al capitalismo y tratar de salvar la democracia burguesa, seriamente golpeada por el madurismo cuando la torció a su favor con la ANC, la idea es ¡cómo superar la Asamblea Constituyente!, de eso se trata esta nueva vuelta a la Asamblea Nacional.

Se trata de conformar una Asamblea Nacional con más control del gobierno, para luego legitimar un control total en unas elecciones, sin la otra derecha, y olvidarse de la constituyente, que resulta incómoda para EEUU. El gobierno busca relegitimarse ante los ojos de EEUU y no tenga excusas para sus sanciones. Todo eso ya debe estar acordado en secreto, como siempre, y el costo son unas cuantas alcaldías y algunas gobernaciones para estos diputados. Ese es el gran diálogo que ahora defienden Claudio Fermín y Barreto, Jesús Farías, Henry Falcón y una chorrera de ingenuos que creen que los únicos que pueden y deben dialogar son los chacales.

El diálogo tiene que ser entre nosotros que estamos a favor de la revolución, para darle continuidad a Chávez y a su Plan original de la patria, o desarrollar otro teniendo ese como base. No podemos ser tan tontos como para creer que un diálogo entre lobos es democracia, entre un gobierno de manipuladores que trabajan a favor de los capitalistas y la derecha que trabaja a favor de los capitalistas, un diálogo intercapitalista. Es hora de levantar la mano y decir ¡aquí estoy, están ablando y disponiendo de mí, miren, mi cerebro no se ha muerto! ¡Qué pasó con la participación y el protagonismo!

La democracia participativa y protagónica existe en conceptos, solo en definiciones, en letra muerta, como los estatutos de PSUV o la constitución, el madurismo se las ha ingeniado para reducir la participación y el protagonismo a la muchedumbre que asiste a los actos públicos y a elecciones; nada de tomar decisiones, de discutir y mucho menos de criticar, por eres visto como sospechoso (como el bobo que acusó a Jaua de saltar la talanquera por emitir una inocente critica al gobierno). Nosotros somos los que debemos dialogar para ver cómo acabamos con la peste del madurismo mentiroso y el idiotismo guaidoista, dos caras repetidas de una misma moneda, como aquellas que se usan para hacer trampas.

Hay que denunciar ese estilo de mentir impunemente, no podemos acostumbrarnos a eso de ver la mentira, la demagogia, el engaño, como algo natural entre los dirigentes y políticos que a la larga terminan gobernando y decidiendo por nosotros, y que nosotros mismo terminemos imitandolos, inventando cuentos o calumniar a otros para llamar la atención, para hacer que nos lean, o porque alguien nos pague algún dinero para escribir. Si la política nos parece una basura, irremediablemente tenemos que sanearla porque en ella y de ella dependemos todos, de nuestros gobernantes, de nuestros líderes, la misma gente que ahora se reúne a dialogar en secreto por nosotros también decide por nosotros nuestro destino, el futuro. No podemos condenar a Maduro y a su gobierno de ineptos e irresponsables y maldecir a Guaidó y luego salir a votar por ellos, hay que superar la barrera de la democracia burguesa y salir a la calle a discutir sobre nuestro futuro, vamos a hablar, pero en un gran foro, en la calle.

La democracia participativa y protagónica es apropiarse de nuestros destino y de la calle, fue el 23 de enero de 1958, fue el 13 de abril del 2002, hay que reclamar nuestra presencia en verdaderos actos de calle, manifestando, gritando consignas, convocando a todo el que se crea ciudadano de este país y se considere con derechos al cambio, a una vida digna y con justicia. Ni maduro ni Guaidó ni los capitalistas son la salvación, "solo el pueblo salva al pueblo", decía Chávez, de eso se trata la democracia participativa y protagónica; activar los foros, asambleas, programas de radio, esquinas, plazas y discutir nuestro futuro, poder acallar ese diálogo entre caimanes del mismo caño que nos quieren seguir jodiendo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 482 veces.



Marcos Luna


Visite el perfil de Marcos Luna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a282507.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO