Flores: “Quienes se abstienen después no opinen, no se quejen”

Luego de votar el Presidente de la Republica Bolivariana de Venezuela en horas de la tarde ejerció su derecho la Primera Combatiente, la Dama de la República Bolivariana de Venezuela, Dra Cilia Flores, nos llamó ente algunas de sus palabras, cito palabras más o menos que “Quienes se abstienen de votar, después no se quejen ni opinen”. Momentos antes el Presidente era de la opinión de que la democracia no se mide simplemente por la actividad del voto, existen otros derechos políticos, pero lo esencial es la participación del pueblo en los asuntos públicos, en el ejercicio del la política popular, de empoderamiento del pueblo en la solución de los problemas públicos en las comunidades, sin embargo hace ya tiempo que los órganos deben ser intervenidos por la Contraloría de la República, ello depende por supuesto de la interactividad de los órganos públicos locales y los consejos comunales y las comunas.

Que podemos apreciar del recién proceso municipal 2018, se había expresado en un articulo pasado, en “Pueblo huérfano de PDVSA y el Gobierno” que de no corregir la Gestión de los problemas de la ciudad el Gobierno en sus diversos niveles, seguro restaría y/o perdería las elecciones municipales. El veredicto del pueblo fue que el Partido de Gobierno y el Gran Polo Patriótico si bien salieron airosos, el pueblo aminoró su participación democrática en los comicios electorales, alcanzando un 27,4 % según boletín preliminar de un 92,30% de transmisiones, eso quiere decir que aproximadamente 72,6% no acudió a ejercer su derecho al voto, de acuerdo y siendo consecuente con las palabras de la Primera Combatiente, esa mayoría del “pueblo no tiene derecho a opinar ni quejarse de la gestión sea buena o mala, eficiente o ineficaz del chavismo.

El Gobierno chavista en medio del clima de hostilidad internacional ejercida por el hegemón de los Estados Unidos, el Grupo de Lima compuesto de 13 países, tiene que reflexionar en torno a la eficacia de su gestión pública, el caos urbano asociado a las dificultades financiera presupuestaria, el asecho internacional por parte del bloqueo comercial, financiero y monetario han frenado a la revolución bolivariana, esto sin considerar el despilfarro de las divisas entre los años 2103/2015 han conducido al agotamiento de la revolución bolivariana sobre todo el retraso en el cambio de la economía rentista por una productiva, la creación de una economía alternativa al capitalismo, la base económica del socialismo.

No podemos celebrar como una “Gran victoria” dada la alta abstención del pueblo, el que el PSUV disponga de los 477 cargos nominales 449, sobre todo si el nivel de participación apenas fue redondeando menos del 30%, la revolución pasa por dificultades políticas, de capacidad de movilización del pueblo en apoyo de su revolución, el pueblo esta desmotivado, la ofensiva de la ultima guarimba destruyo arboles, quemo semáforo, incendió buses colectivos, caotizó la ciudad y lo mas grave, el Gobierno chavista perdió la autoridad pública, la credibilidad de los ciudadanos por el ejercicio del Poder en preservar el orden público y el orden social.

Después de todo; se exige a los ciudadanos (as) que no pueden opinar ni quejarse, cuando hemos vividos el vendaval de la crisis inducida, la guerra económica, el despilfarro de las divisas ahora escasas, la agresión imperialista a los precios del petróleo, contrayendo el presupuesto, el salario devaluado, la escasa atención de los servicios públicos, un sinfín de problemas a causa también en parte de la ineficacia gerencial en las empresas públicas del Gobierno, las ineficientes empresas expropiadas, tenemos a lácteos Los Andes, Las Centrales Azucareras, Café Fama de América, y sobre todo la corrupción depravada en la Industria del Petróleo. Todo este precio lo ha pagado el pueblo con sacrificios, con recortes del salario que ni llega a cubrir el mínimo de necesidades básicas al final ni siquiera del mes, no llega ni siquiera a una semana cuando los pagos son semanales.

Que nadie se quejen de los problemas públicos, del salario miserable, que comprenda el pueblo la situación, que resista, se le pide sacrificios cuando la Justicia no es capaz de castigar a los corrupción pública, parte de la mala administración, de la falta de seguimiento y control a los Planes de la Patria, a las metas del socialismo bolivariano, al cambio del modelo rentista, la crisis actual en los 20 años de chavismo ha demostrado encontrar la revolución sin capacidad de responder a la falta alimentos, de insumos médicos, lo mas elemental, salud, al mismo tiempo, sostener la educación de los estudiantes, sin una red de transporte público, colectivo, en manos del pueblo, ¿Cuándo aprenderemos de deslindarnos del Populismo, de la piñata de la repartidera de subsidios complementarios, de las reformas socialdemócratas, de avanzar hacia el socialismo verdadero, científico?.

Hoy el Chavismo concentra todos los poderes públicos fundamentalmente, las gobernaciones, las alcaldías, la asamblea nacional constituyente, el poder ejecutivo, la contraloría, la procuraduría, el poder moral, la defensoría, la fiscalía, excepto el poder económico, monopolizado por la clase capitalista, en este contexto político el chavismo no puede fallar de lo contrario nos deslizaremos al fascismo de la ultraderecha, si se duerman en los laureles como decimos, no cumplan con las tares de las transformaciones democráticas y socialista y se repita la historia de perder el poder como así paso con la Asamblea Nacional, la Reforma Constitucional. La tendencia política es el retroceso en la participación electoral en comparación con los comicios de otros periodos, hoy ha sido mas agudo, casi un tercio del padrón electoral, más o menos votaron 6 millones de 20 millones salieron a votar.

Que no opinemos de estos problemas, ¿el nivel de la participación electoral?, resulta que es un indicador a considerar si hablamos del “protagonismo del pueblo”, de la participación consciente del pueblo en la historia, por el contrario, revela apatía, decepción por el proceso revolucionario, no cumpliendo con las expectativas populares, problemas como las carreteras, donde tan solo se necesita asfalto, petróleo, materia prima que disponemos, pudiéramos con ellos tener las mejores carreteras del mundo, y no es así, tenemos las peores. Otro punto, el servicio del agua, resulta que tenemos que comprar una dos tres botellones por semana, dependiendo del tamaño de la familia, todo porque el agua que se distribuye no es consumible sino se hierve, aparte que resulta turbia.

Bien recalentada tiene la conciencia el pueblo con la devaluación monetaria y su reconversión con el bolívar soberano, su apatía del proceso electoral se explica en tanto de su situación económica y social derivada de la contracción de la oferta monetaria, esa simbiosis política de Maduro de keinesianismo-monetarismo conduce a un atolladero a la revolución bolivariana, incentivando el mercado, permitiendo la liberación de precios incentiva la acumulación del capital productivo, más si los subsidios están diseñado para estimular el consumo y la producción, el asunto es que no vemos una respuesta reciproca de parte del empresario en aumentar la oferta de alimentos, por citar un rubro, el uso intensivo de los recursos del Estado en materia de intervención tampoco dan una respuesta los problemas públicos, asi que de seguir asi vamos a un atolladero, a un agotamiento de las políticas socialdemócratas reformistas.

Nicolás Maduro pretende minimizar en el marco del humanismo, los daños de las políticas monetario-keynesiana, (devaluación-contracción de la oferta monetaria) a través de los subsidios, pero es muy profunda la crisis del capitalismo de Estado, la riqueza acumulada por una minoría social, sus fundamentos individual conllevan a la incapacidad de dominar las fuerzas del mercado, a domesticar sus leyes, puesto que es imposible sostener el capitalismo liberal y al mismo tiempo los fundamentos de la economía individual, la libertad económica con los intereses sociales populares si estos no se desarrollan, la democratización del Estado y la economía, la socialización pública, el Estado no puede ser neutral, tienen que asumir su fundamento de existencia, velar por el bienestar de los miembros de la ciudadanía de la sociedad por cuanto de que la garantía del derecho individual si no se equilibran no asegura en el capitalismo la garantía del derecho de la sociedad.

El homo economicus no puede privar por encima del homo politicus, de ser social, hasta ahora la gestión de Nicolás Maduro no ha podido deslindarse de la hegemonía del capital, dominar y enrumbar las fuerzas del capital hacia la creación de una economía productiva y diversificada, posrentista, satisfaciendo las necesidades del mercado, veinte años lleva el chavismo, en ofensiva y contraofensiva, recibiendo ataques y contraataques, no se permite avanzar por la senda del cambio de las relaciones económicas, en esta materia sigue al parecer estancado, inclusive a nivel de los consejos comunales, los claps en materia productiva.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 719 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a272900.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO