Pensamiento Crítico

Cuando se intenta interpretar las palabras y definiciones que permiten evaluar a las aproximaciones conceptuales, tiene su epicentro en la búsqueda de la verdad…y es el pensamiento crítico, como proceso organizador de ideas, que permite el uso de la inteligencia en su máxima expresión, para construir conocimientos y saberes, a partir de la reflexión crítica, en que la observación y la lectura, profunda y compleja, dibuje en la superficie todos los elementos constitutivo y su interrelación, con los hechos y coyunturas, que ocurren en un momento determinado…

La consecución de las llamadas lógicas, que forman parte de un supuesto todo coherente y consistente, deben ser evaluadas y precisadas, a partir de una pertinencia y razón de ser de las cosas, que no sean producto de la especulación y la falsedad…que tiene que ser verificas de manera permanente, para comprobar argumentativamente las razones y justificación de una acción o de un pensamiento…

El pensamiento crítico, no debe ser visto, como una estructura del intelecto, basada en una posición pragmática de la realidad social, ya que es la búsqueda incansable de construir, la mayor claridad posible, (comprensión, entendimiento e interpretación) en la argumentación con apoyo de la fundamentación, en ese necesario recorrido epistemológico, que permite la precisión, en la disertación sobre lo que se conoce y lo que debería conocerse, como vertientes no sólo del saber instrumental, sino que incluye a un saber reflexivo y transformador, dependiendo de su justificación…

Hay un enemigo vital del pensamiento crítico: las posiciones dogmáticas, que impiden cuestionar pensamientos irreductibles y aparentes verdades que no necesitan ser verificadas o replanteadas, ya que el dogma es aceptación y “sumisión intelectual”, de que existe un orden de las cosas y no permite, fisuras entre lo que se cree y otras posibles realidades, para dar con las sin razones de la razón…

Por lo tanto, el conocimiento cuando llega para quedarse, es producto de toda una dinámica reflexiva, en que siempre será la duda necesaria, que permita construir desde un rigor científico, la pertinencia y la coherencia de la posible verdad, como luces que ayuden al entendimiento y a la comprensión real de los saberes, que nos presionan para que sean conocidas e interpretadas…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 508 veces.



Oscar Bravo

Politólogo, Especialista en Finanzas, Magister en Gerencia, Profesor Universitario, Investigador, Articulista, Poeta, Deportista y socialista!

 bravisimo929@gmail.com      @bravisimo929

Visite el perfil de Oscar Bravo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Bravo

Oscar Bravo

Más artículos de este autor