La importancia del legado ético de antiguos combatientes

Ramírez: La cloaca política y el fascismo

Tocayo Rafael, pienso que estos momentos de penurias y calamidades que vive la nación venezolana, no son para aplaudir y dar brinquitos en programas de televisión, voltear para otro lado, callar o salir a comprar querosén, sería una actitud facilona, cómoda e irresponsable pero bueno, que cada quién asuma lo que tenga que asumir, ante su conciencia, ante la historia.

En ese marco, ubico y entiendo las duras expresiones "estoy asqueado del estamento político en Venezuela" y otro que alarma "De la cloaca y el "Pranato" podemos llegar al fascismo sin darnos cuenta", ambas son una unidad; es el individuo y su alma y la proyección ideológico-política, que a su vez es un alerta y una grave caracterización de esta enmarañada situación.

Rafael, milité con tu padre (Desiderio) en una Brigada de las FALN, donde él era Comisario Político, eran tiempos de riesgos, de combates y clandestinidades, a ti te conocí cuando eras un niño por allá en un apartamento en la avenida Victoria (si mal no recuerdo). Pasaron largos años y mucha agua corrió rio abajo, luego te vi en la Asamblea Nacional, en el velatorio del diputado, camarada y amigo Diego Salazar, antiguo jefe de la Brigada, allí intercambiamos algunas palabras, también estaba, nuestra amiga y combatiente viuda de otro gran amigo y revolucionario Kleber Ramírez, después llegó el Presidente Chávez , en el pasado compañero de labores docentes en la Academia Militar.

En ese tiempo del deceso de Diego estaba yo al frente de una importante institución cultural privada, ajeno a militancias políticas partidistas, pero atento al desarrollo de la sociedad venezolana y, particularmente a la perspectiva de cambio profundo, en el modo de hacer política que se planteó con la asunción de Chávez a la Presidencia de la República.

Amigo Ramírez, los camaradas en la década del 60 integrantes de las FALN , en su mayoría proveníamos de Centros de Pensamiento Político, Partido Comunista y unos cuantos de la Escuela de Cuadros de la "Universidad del Marxismo Ezequiel Zamora", del Partido Comunista de Venezuela, que, atendiendo la atmósfera política, (circunstancias históricas) tomamos el camino insurreccional armado.

Hago este sucinto balance por razones de memoria histórica, que estimo necesario hacer, sobre todo, porque en algún momento como señalé, fuimos actores de este proceso político que ya tiene seis décadas, (el continuum histórico) y, que hasta el final de nuestros días, los hombres y mujeres, con conciencia de su tiempo, seremos corresponsables, en acciones u omisiones del avance o retroceso (destino) de nuestra Patria.

Se trata de intentar lograr O al menos acercarse a objetividades y, sobre todo incentivar la Crítica y la Autocritica tan escasa en el discurrir político que hoy se define como revolucionario y, pretendidamente Socialista. Esto, hay que hacerlo ya, sin medias tintas y engañifas, sin alardes verborreicos y poses heroicas, más propias de un acto asambleario O un mitin de campaña electoral, que de la reflexión y asunción de la realidad, y esto, hacerlo, no solamente por nosotros y nuestro tiempo, sino por las futuras generaciones, a ver, si ellas no se siguen tropezando con la misma piedra.

Nuestra época fue dura, pero grata, de grandes compañeros, camaradas, gente solidaria, donde se cultivó el respeto, amistad, honestidad, entusiasmos, sueños, utopías, y abundó el valor personal, entendiendo al Socialismo como un haber filosófico, principista. Pero hay dinámicas, inflexiones, quiebres y contextos en la vida de las sociedades, de las organizaciones, en las personas y, en las revoluciones y, eso lo vivimos a mediados de la década del 60 a raíz de la disyuntiva conceptual-político-ideológico entre la Paz Democrática y la Lucha Armada y después… vino la debacle.

A fines de la década del 60, el aparato represivo movió sus piezas, y aprovechando nuestras desuniones y debilidades, (políticas, ideológicas, económicas) en un marco internacionalista de crecientes restricciones, nos golpeó con furia y contundencia, florecieron los delatores, y uno de ellos con responsabilidades de jefatura en la revolución, al frente de un comando de la Digepol nos allanó la vivienda y entregó personalmente a los integrantes del Distrito Militar de las FALN de Caracas(1967) En aquel tiempo amigo Rafael, se destapó una fétida cloaca que nos acompañó en las cárceles y, que la ausencia de crítica y de autocritica, impidió correcciones.

Aquella época de militancia que compartimos con Darío, tuvo sus propias características, era un proceso revolucionario con muchas limitaciones económicas, Darío, tu padre, que era economista, y trabajaba, si mal no recuerdo (En la Contraloría General de la República) muchas veces tuvo que darnos el pasaje del autobús para ir a las reuniones, O pagarnos alguna empanada, por su parte Diego en su carrito viejo, nos trasladaba y así andábamos, entre un mediecito para el transporte , a pie, y las colitas, hasta que nos vimos obligados a buscar trabajo, y algunos camaradas nos hicimos visitadores médicos, con lo cual pudimos alquilar viviendas que sirvieron de sitios de reuniones O de "conchas" a los cuadros que se movían en la ciudad y, refugio a los camaradas guerrilleros rurales que necesitaran asistencia médica. Era una revolución de "pelabolas" autosustentables.

En este (continuum histórico), la Democracia Representativa anticomunista se alzó victoriosa sobre los grupos revolucionarios, a costa de una Nación teñida de sangre, de un sinfín de de torturados, asesinados, desaparecidos y encarcelados, el saldo presentado durante todo el periodo del puntofijismo, en boca de sus máximos voceros era vergonzoso : "País hipotecado", "engañado por la Banca", endeudado, dependiente y además con graves secuelas sociales y políticas, entre ellas: la acentuada desconfianza ciudadana en la dirigencia política tradicional. De allí la presencia esperanzadora de Chávez y el gobierno Bolivariano.

La ventana de oportunidades que se presentó con el comandante lo hemos tocado en otros artículos, pero está pendiente entrarle a una maraña de interrogantes del proceso Bolivariano que el común de la gente no atinamos a comprender y, que en tal caso, los actores centrales del periodo Bolivariano, están obligados a explicar.

Desde 1999, hasta nuestros días, es un largo trecho cronológico, donde en buena parte el proceso político venezolano, disfrutó del entusiasmo y apoyo de amplios sectores populares, y una gran simpatía internacional, además de disponer de importantes recursos económicos. En sus manos ha estado el Poder Político, Asamblea Nacional, Consejos Legislativos, Alcaldías y Concejos Municipales, la mayoría de las gobernaciones, ministros, Fuerzas Armadas.

¡Claro! Se puede alegar la injerencia imperial con sus bloqueos, interferencias, guerras económicas, sanciones y, la conspiración de la derecha política nacional, empresarial y comercial, que son variables importantes, pero esas siempre han estado presentes en cualquier proceso revolucionario del mundo, para decirlo con palabras de Chávez ¡esa es su naturaleza!. No podemos aspirar a jorungar la cueva del cascabel sin esperar un ataque.

Aquellos que quieren hacer revolución y pretenden tener una oposición y un imperio adecuado a principios democráticos, corteses, gentiles, (muchas gracias, a su orden, no hay de que) seguramente provienen del asteroide B612. Nuestros camaradas y amigos que perecieron en las década del 60 y 70 refutan con su trágica ausencia esa ingenua idea.

En esta reflexión necesariamente surgen interrogantes que incomodan, pero ya bastante incómodos estamos una buena parte de los venezolanos: ¿Por qué la Asamblea Nacional, no avanzó en el fortalecimiento de la Constitución Bolivariana, ahorrándose la ANC? ¿Cuál ha sido el aporte a la ruta socialista de los Consejos Legislativos, Alcaldías y Cámaras Municipales?, ¿Qué historia de eficiencia y eficacia, en la transformación de Venezuela, han dejado los ministros como individuos?¿Porqué los gobernadores, Alcaldes, sus equipos y organización política y de seguridad, en los estados petroleros nunca se percataron de los negocios "raros" que se hacían en PDVSA?. ¿Es que acaso el gobierno en general es un ente de compartimientos estancos? ¿Es que el Estado Nacional, no es una estructura político-jurídica, integral, de vasos comunicantes? De no ser así, ¿a quién le corresponde darle fluidez a ese aparato? ¿Es el nepotismo bendecido en este proceso político una aberración burocrática?¿cumple el dedo del líder revolucionario, el mismo rol del dedo del César?.

Amigo Rafael, estas opiniones e interrogantes pueden ser urticantes, pero es que hay muchos venezolanos angustiados, por lo que oímos, vemos y vivimos, y tú has abierto una ventana critica, y eres de los que has conocido muy bien el proceso Bolivariano, por tu cercanía a Chávez, por tu larga posición político-ejecutiva en áreas sensibles gubernamentales, particularmente de la economía.

Pienso que esa experiencia tuya aún en el ostracismo, puede ser importante para despejar mucha maleza política y contribuir a forjar anticuerpos, para enfrentar cualquier corriente FASCISTOIDE que a tenor de tu advertencia se esté incubando en nuestra Patria. Te reitero que conservo una grata memoria de tu padre, y no tengo elementos que me hagan dudar que no estés a la altura del legado de "Desiderio".

LA REVOLUCION ES CULTURAL



Esta nota ha sido leída aproximadamente 951 veces.



Rafael Castro

Productor del Programa Historia Cultura y Sociedad, en Radio Comunitaria Panela 96.9 FM, de San Joaquín, Estado Carabobo/miembro de la Comuna Socialista Carabali

 racasc5@hotmail.com

Visite el perfil de Rafael Castro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rafael Castro

Rafael Castro

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a271976.htmlCd0NV CAC = Y co = US