Venezuela S.A.

Hace muchos años, Vladimir Ilich Lenin escribió un libro, "El Imperialismo, fase superior del capitalismo". Posiblemente abordó este asunto, en la circunstancia del nacimiento de su obra magna, la Unión Soviética: federación de nacionalidades, que bajo el concepto de "República", había sido inspirado por las revoluciones sociales y de independencia en la Francia de 1789, que dieron lugar al nacimiento del capitalismo, de la mano de la revolución democrático-burguesa, cuando se instala por primera vez en la historia de la humanidad la asamblea constituyente, que pocos años después proclamaría la República Francesa, como régimen constitucional y político contrario a la monarquía y el absolutismo.

La URSS, Conocida menos como la primera República de Los Trabajadores, se proclamó socialista sobre un gran territorio del planeta del que fueron desalojados o extinguidos los zares, los reyes, las religiones, los terratenientes y burgueses empresarios capitalistas. Fue un desalojo violento, que implicó el ajusticiamiento con pena capital de la cúpula del imperio ruso encabezada por el zar Nicolás II, quien corrió la misma suerte que el emperador Luis XVI, condenado a la guillotina por la Revolución Francesa en el año 1793.

El fin de la monarquía zarista dio paso a la constitución de quince repúblicas soviéticas, las cuales fueron creándose en medio de una guerra civil de seis años de duración, pero todas alrededor de Rusia, por ser la nacionalidad más grande, poblada y próxima a Europa, entre más de cien nacionalidades, en cruenta lucha de clases conducida por Partido Comunista de la Unión Soviética y el Soviet de Petrogrado.

Lenin escribe su sueño, al desentrañar un fenómeno clave originado por la acumulación del capital y la desigual acumulación de la riqueza, entre ricos y pobres, donde los pobres llevan la carga de la producción de los valores de uso a través del trabajo asalariado, trabajo enajenado en la producción masiva de un arsenal toda clase de mercancías, propiedad de los empresarios y la clase burguesa, que circula y es vendida a los pobres seres humanos que obligatoriamente deben consumir para sobrevivir familiarmente en comunas. Lenin anuncia el fin del sistema de acumulación capitalista mediante el empleo de capitales nacionales y el inicio de la era de acumulación del capitalismo tras nacional, para ejercer dominio territorial mas alla de los límites territoriales de las grandes corporaciones capitalistas de Europa y Estados Unidos.

Como Marx, Lenin centra su atención en el "trabajo humano necesario", categoría económica o "fuerza productiva", indispensable para la producción, distribución y consumo de cualquier mercancía y/o servicio, por cuanto son los seres humanos y exclusivamente, ellos, el hombre libre, asociado y en cooperación, organizado en sociedades que generan a su vez complejos sistemas culturales, usos y costumbres, asidos a un determinado hábitat territorial del planeta, donde debe regir "la dictadura del proletariado" sobre el capital privado o la cruenta y genocida dictadura de los oligarcas y los ricos.

Fue así posible, que la URSS, ejecutara la mil veces celebrada por los pueblos del mundo, "Revolución de Octubre del 17" para desalojar al gobierno burgués y derechista, representado en el primer ministro Alexandr Kerensky, que había derrocado la monarquía del zar Nicolás II en febrero de 1917.

La Unión Soviética, fue capaz de reconstruirse y transformarse en la potencia militar y económica que rechazó y derrotó la ofensiva militar del poderoso ejército alemán, bajo la conducción de Adolfo Hitler, por el que apostaron los países capitalistas, incluidos los Estados Unidos, para mediante el fascismo destruir la gran República de los Trabajadores.

La incógnita del socialismo, esto es, sacar de la miseria a millones de trabajadores asalariados y alcanzar la equidad e igualdad social, el acceso común a la riqueza social de la nación, consistió en que es el Estado y el gobierno, no la empresa capitalista, el ente que de manera exclusiva proporciona a cada quien, un salario básico, bajo el principio perfectamente expuesto por Marx:

"A cada quien según su capacidad…a cada quien según su trabajo"

Bajo este principio, es Venezuela, el país que debe garantizar un ingreso percápita, que supere la línea de la pobreza y la desigualdad entre los venezolanos.

Tomando como guía para la acción y corregir el grave desajuste económico que vive Venezuela, propongo tres cuestiones, sin nacionalizar, ni expropiar, sin confrontar:

  1. A través del "carnet de la patria" la República Socialista Bolivariana de Venezuela proporciona a pueblo venezolano, configurado e identificado en el Registro Electoral Permanente, el SALARIO BASICO PER CAPITA A LOS MAYORES DE 18 AÑOS, representativo del trabajo social necesario a la producción de valores de uso, expresado en las condiciones establecidas en la Ley Orgánica del Trabajo y la Ley Orgánica de Protección del Ambiente del Trabajo. Las nóminas salariales de las empresas privadas o públicas, obtenidas a través de la contratación colectiva o sin ella, debidamente registradas ante el Ministerio del Poder Popular para el Trabajo, pasan a formar un complemento salarial por el trabajo excedente en la producción circulación de mercancías. Se prohíbe el trabajo a destajo o el empleo informal (BACHAQUEO), carente de la cotización del seguro social obligatorio, del seguro de paro forzoso, del seguro de vida y el de hospitalización, cirugía y maternidad.

  2. La empresa privada sujeta su capacidad productiva a la remuneración del capital de los restantes medios de producción, llámese materia prima importada o nó, maquinaria, equipos, repuestos, obligándose al pago al Estado de las facturas e impuestos por el uso de la tierra electricidad, gas, agua potable y de uso industrial y de riego, incorporada a la producción de valores de uso.

  3. Se congela el precio de los productos determinados de primera necesidad, por la Asamblea Nacional Constituyente, concertado con el sector privado de la economía a la fecha 31 de julio de 2018.

Venezuela Socialismo Auténtico. VENEZUELA S.A.

Nico…si podemos derrotar a los capitalistas de FEDECAMARAS. Deja a un lado las extraviadas insinuaciones de Farias, Cabezas, Sutherland y otros economistas "marxistas".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 733 veces.



Feijoo Colomine


Visite el perfil de Feijoo Colomine para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Feijoo Colomine

Feijoo Colomine

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ideologia/a266758.htmlCd0NV CAC = Y co = US