El profe Rodrigo con el ancla en la mano

"Hay dos tipos de economistas:

los que trabajan para hacer más ricos a los ricos

y los que trabajamos para hacer menos pobres a los pobres."

José Luis Sampedro

En días pasados escuché a una humilde mujer, expresar a pesar de su poca preparación: ¡El catire nos va a matar de hambre! De las pocas personas, que se encontraban en el sitio, algunas no tenían ni la mínima idea, de cuál catire estaba hablando, pero a su lado se oyó la voz de un joven, como un trueno, aclarándole a los que no sabían: ¿Quién era? rápido nombró a Donald Trump, acompañándolo con Julio Borges, y Antonio Ledezma, los más perseverantes e incisivos apátridas, quienes siguen en su criminal tarea de pedir sanciones y medidas económicas contra nuestro país, y algo han conseguido en su constante viajar, porque la política implementada por el multimillonario de la "CASA BLANCA" es una verdadera guerra contra nuestro pueblo.

Lo paradójico, y lamentable de este pequeño detalle en el casual diálogo callejero, es que mientras destacados personajes de las ciencias económicas, nos marean con números, apreciaciones, y explicaciones sin llegar a señalar a los mandatarios estadounidenses, una matrona del pueblo, quien está sintiendo el peso de la grave situación, acusa a Donald Trump, de ser uno de los principales culpables de la llamada hiperinflación, que en estos momentos tiene contra la pared a chavistas, opositores, porque la hoguera está encendida, y no se escapa nadie.

El profesor Rodrigo Cabezas, en una entrevista concedida a la BBC Mundo, parece que termina de lanzar el ancla, para empezar a coincidir con el "entrampado" de Rafael Ramírez, aunque, desde una óptica distinta, pero el objetivo es el mismo: atacar al gobierno, tomando como escudo al comandante Chávez, y para variar, en nada toca la criminal acción del pistolero Donald Trump, quien llego al gobierno estadounidense para seguir buscando pleitos en todo el mundo, y ha tomado, como un objetivo fijo a Venezuela, por las enormes riquezas naturales, empezando por el petróleo, tan necesario para la economía estadounidense, como la leche materna para un recién nacido.

En toda la entrevista se maneja con sumo cuidado en no nombrar al Presidente Nicolás Maduro, y un término repetido hasta la saciedad por Rafael Ramírez: el "madurismo"; engloba todo en el gobierno, pero eso que llaman ambigüedad se pone de manifiesto en este economista, porque tampoco toca, algo que se ha convertido en un cáncer para la economía venezolana, como es la página de "dólar today" en el cual se vienen apoyando todos los comerciantes mafiosos, usureros, y alcahuetas de cuanta operación ilícita aparece contra la moneda venezolana; amanecen buscando la página, para enterarse del movimiento de la moneda gringa, con relación a la nuestra, sin dejar a un lado al peso colombiano, utilizado para aplastar al bolívar en la relación comercial colombo-venezolana.

En la entrevista podemos sacar algunas conclusiones, propia del refranero popular, porque de la teoría a la práctica, se producen muchos sobresaltos–sobre todo en economía– porque nada es línea recta, y los vericuetos forma parte de la dinámica de cada país, y la influencia de los dólares. El capitalismo es precisamente la puerta para entrar, y todo conduce al FMI, y sino pregúntenle a Macri, el por qué se encuentra prácticamente de rodillas, aceptando todas las imposiciones de ese organismo, lo que deja muy claro: del dicho al hecho hay mucho trecho. En nuestro país, todos los que se han venido apartando del gobierno, se lavan las manos, y ponen la fecha de su separación, como la principal excusa, para evadir cualquier responsabilidad ¡claro! es mucho más fácil la crítica en una situación, como la que estamos viviendo, más cuando se ven los toros desde la barrera.

Estoy totalmente de acuerdo, el gobierno tiene que rectificar en la parte económica para buscar la manera de enfrentar la devastadora inflación, pero nunca arrodillarse al imperialismo, porque todos sabemos las condiciones, que ponen los gobiernos estadounidense en las relaciones comerciales: aplican la ley del embudo, y de no aceptar, empiezan las amenazas, el chantaje, y para esto utilizan a sus títeres, para golpear nuestra economía, a tal punto, que nos encontramos frente a un saqueo, convirtiendo nuestra moneda, en apenas una referencia, y es por eso, que los grandes capitalistas, hacen lo imposible por dolarizar nuestro país, con argumentos, que no resisten una simple discusión. Detener la inflación para el Presidente Nicolás Maduro, es un punto de honor, pero necesita el esfuerzo, y concurso de todo el país.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1412 veces.



Narciso Torrealba


Visite el perfil de Narciso Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Narciso Torrealba

Narciso Torrealba

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ideologia/a263891.htmlCd0NV CAC = Y co = US