Esta vez sí votaré y lo haré por Maduro

DOS PENSAMIENTOS QUE NOS IMPULSAN A PERSEVERAR

Quiero comenzar inspirado en estas dos iluminadas verdades:

"La ignorancia no mata al pueblo, pero tampoco lo salva, lo salvará su consciencia y en eso me apuesto el alma" Alí Primera

Es decir: sólo la profunda e iluminada consciencia del pueblo, de que estamos pasando por un momento estelar e histórico para nuestra patria y para el mundo entero, nos permite comprender y asimilar porque hemos resistido, hasta el mismísimo domingo 20 de Mayo, para poder demostrarle al mundo de que genética, ancestral y libertaria, están hechos los hombres y las mujeres que poblamos esta originaria territorialidad que, nuevamente, ganará la presea de oro en la competencia en contra del Goliat imperial que será, más temprano que tarde, derrotado con la piedra maciza y contundente de la ¡Victoria Popular!

No han podido ni podrán con nosotros.

Por que como dijera, alguna vez, el comandante eterno y supremo, heredero de las huestes libertarias de Simón Bolívar y del Che:

"Nosotros vinimos a hacer una revolución verdadera" Hugo Chávez

No hemos venido para defraudar al pueblo, ni a l@s que siguen en Venezuela, ni a l@s que confundid@s, molest@s o asustad@s, se han ido del país con la esperanza de mejorar su calidad de vida. Algun@s de ell@s, incluso, con indiscutibles razones y necesidades.

Vinimos para hacer una verdadera, original y genuina REVOLUCIÓN y el domingo 20 de Mayo, júrenlo, comenzará un nuevo ciclo de ampliación y profundización del proceso revolucionario en el país que se extenderá, Dios mediante, no sólo por el continente americano sino mucho más allá, por todo el planeta Tierra. Porque seguiremos siendo ejemplo de un pueblo de libertadores y un paradigma a seguir a favor de la libertad y la justicia social.

¡Un pueblo que no se rinde frente a las adversidades!

El pueblo del Libertador Simón Bolívar y de Chávez. Y ahora, sin vergüenza, aunque seamos criticados: el pueblo de Nicolás Maduro Moros, quien nos ha demostrado que, también, se crece en las dificultades como heredero del "capital" ancestral e histórico de nuestro pueblo.

Si no lo hiciera el Presidente Nicolás Maduro, que ha jurado y perjurado hacer profundizar la revolución bolivariana y hacer de Venezuela una potencia económica. Estamos persuadidos que lo harán otros líderes y lideresas del bravío pueblo de Venezuela, con la ayuda de otros pueblos hermanos de este continente. Estamos pre-destinados a liberar al mundo de ataduras con el imperio, el sionismo y la maldad. Ya no es posible esperar más: ¿Hasta cuándo vivir de rodillas ante el maléfico agresor?

¿Más de quinientos años de calma no son suficientes?

ABSTENCIONISTA: CONSCIENTE Y POR CAUSAS JUSTIFICADAS

Me uní a Chávez porque compartíamos la idea de que la abstención era la postura política correcta, luego que salió de Yare en marzo de 1994.

Hugo Chávez Frías, al igual que much@s revolucionari@s, que en la década de los 60 y 70, se entregaron por completo a la lucha por construir el socialismo en el país, creíamos, y así lo intentamos, que la lucha armada era la única y más expedita vía para tomar y mantenernos en el poder. Por eso militamos y ayudamos a los movimientos guerrilleros.

La influencia que tuvo, en nosotros, el conocimiento de la experiencia histórica de la Revolución Francesa y Rusa, más tarde el influjo de la revolución China, Vietnamita, Coreana y Cubana, nos permitió concluir, sin ninguna duda: La revolución es de carácter mundial y el poder sólo se le puede arrebatar a la burguesía, a la oligarquía y al imperio sionista estadounidense, apelando a la violencia que se expresa a través de la lucha armada. Es decir: Sólo la lucha armada y violenta, se convirtió en la principal forma de lucha para construir el Socialismo. Aunque pregonábamos las distintas formas de lucha y organización. Es más, líderes fundamentales de la época aún mantienen viva esta posibilidad.

Así me lo confesó, por ejemplo, mi cómpitu Douglas Bravo, en nuestras cuitas ideológicas y de afectos en Caracas cuando, a pesar de nuestras diferencias tácticas, compartíamos lo estratégico: Construir un Socialismo, genuino y libertario, a favor de las grandes mayorías, para diseñar espacios liberados donde prevaleciera la fraternidad humana y el respeto sincero y profundo por la Naturaleza. Hoy nada sé de él, pero sigue viviendo en mi corazón y en mis pensamientos, porque ha sido ejemplo de resistencia, perseverancia, rectitud y, sobre todo de DIGNIDAD. Tal como lo es, el comandante Julio Escalona, quien ha asumido la lucha legal, democrática y pacífica como el norte de la lucha política, en las condiciones actuales, para promover la PAZ MUNDIAL. Él también ha sido uno de nuestros inspiradores, junto a Jorge Rodríguez padre e hijo.

Confieso, sin embargo, que me ha costado mucho asumir de nuevo la posición política, según la cual, es posible alcanzar el poder y mantenerlo a través de la vía pacífica y, sobre todo, por vía "democrática y electoral", para poder construir el Socialismo. Es más, y así lo declaro con total honestidad, aún tengo muchas dudas.

El fracaso del "experimento" Chileno, marcó mi forma de ver e interpretar la realidad, desde la década de los 70. Después que vi, escuché y luego estudié a profundidad lo ocurrido con la Unidad Popular, el MIR Chileno, el PC y el asesinato del Presidente Allende, luego del bombardeo, aquel 11 de septiembre de 1973, al Palacio de la Moneda.

Sólo comencé a cambiar de opinión cuando mi recordado maestro, el Dr. Carlos Matus Romo, ex Ministro de Economía y Presidente del Banco Central de Chile, quien fuera Ministro de Allende, cuando tuve la suerte de ser su discípulo y tutor de mi Tesis de Grado, en la Maestría en Macroeconomía y Planificación del Desarrollo, en LUZ, me explicó que la falla no fue llegar al poder por vía democrática y pacífica, sino haber llegado al gobierno sin estar preparado para GOBERNAR CON EFICIENCIA POLÍTICA Y TÉCNICA, es decir: tecno-política.

Por eso, probablemente, las llamadas "izquierdas" – sobre todo en América Latina y el Caribe – no hemos sabido resolver la contradicción, y encontrar el justo equilibrio, entre la necesaria revolución política y la revolución económica. Oscilamos entre lo que Matus llamó el "barbarismo político" y el "barbarismo técnico".

Hay una verdad de perogrullo:

NO HEMOS SABIDO RESOLVER EL PROBLEMA ECONÓMICO.

Seguramente porque no hemos sabido combinar, acertada y oportunamente, los conceptos y la ideología socialista con la realidad y los conceptos e ideología capitalista que hoy aún predominan en el mundo o porque creíamos estar preparados, como lo dijo alguna vez Fidel Castro, para construir el socialismo y no lo estamos aún o, sencillamente, porque no hemos sabido cómo se construye el Socialismo por vía pacífica y democrática. Por eso aún lo estamos intentando, y lo hacemos –la mayoría de las veces – por ensayo y error, pues, no estamos suficientemente formados para hacerlo de una vez y rápidamente. NO estamos formados, con el nivel adecuado, en Ciencias y Técnicas de Gobierno. No sabemos que no sabemos. Y quién sabe si es que vivimos de un determinismo en otro sin comprender que el final, tal vez, sea un final abierto. En el que el SOCIALISMO sea una realidad muy distinta a la que nos imaginamos y donde, el día que se logre el Socialismo, en la mayoría de los países, si es que el CAPITALISMO lo permite –antes de destruir el planeta– seguramente, otros serán los JUEGOS TRIÁDICOS a resolver.

Los chinos, parece que encontraron un camino intermedio y adaptado a su propia realidad y por eso no comprendemos como un Partido Comunista, promueve en el mundo una política económica que más bien parece capitalista, más que socialista ¿Será necesario hacerlo así en el proceso de transición, que hoy vivimos, en el caso venezolano o acaso debemos radicalizarlo y hacerlo como Dios manda? ¿Vamos a hacerle caso a Simón Rodríguez? ¿Vamos a seguir errando o llegó la hora de inventar nuestro propio modelo? Maduro tiene la palabra.

CHÁVE Z SE EMPEÑÓ EN HACERLO POR VÍA DEMOCRÁTICA Y PACÍFICA LUEGO DE INTENTARLO POR VÍA VIOLENTA

Luego, nos ayudó a convencernos Hugo Chávez cuando, a pesar de los errores de gestión cometidos durante su mandato se pudo, no sólo llegar a ganar electoralmente, numerosas veces, logrando mantenerse en el poder. E incluso, a pesar de su partida, dejó a Nicolás Maduro, para que continuáramos perseverando en este camino difícil y lleno de adversidades. A veces pienso que mejor hubiese sido que Chávez, cuando regresó aquel 13 de abril de 2002, se hubiese declarado "DICTADOR", como lo hizo Fidel en Cuba, Mao en China o Kim Il Sung en la República Democrática de Korea, para evitarnos tantas elecciones que, a veces me parece, que nos ha distraído y nos ha hecho perder el tiempo. Son interrogantes y dudas que aún no he terminado, en lo personal, de responder con total convicción. Lo confieso y no me apena. Lo que si quisiera es estar equivocado y que Maduro nos demuestre lo contrario. Es decir: Que es posible construir "nuestro" Socialismo por vía pacífica, electoral y democrática.

Al menos, hasta hoy, lo hemos logrado hacer, con independencia de que el proceso de cambios y transformaciones ha sido muy lento, complejo y pleno de incertidumbres.

Sólo el tiempo dirá si estamos en el camino correcto. Ojalá.

EL DOMINGO 20 DE MAYO SE CIERRA Y SE ABRE UN CICLO

El domingo 20 de mayo, se cerrara un ciclo de control político por vía electoral. Hoy tenemos el control de las mayorías de las Alcaldías y Gobernaciones. Se tiene arrinconada y casi anulada a la Asamblea Nacional y se tiene un control total de la Asamblea Nacional Constituyente y del resto de los poderes del Estado, incluyendo un aparente control sobre las Fuerzas Armadas Bolivarianas. De modo que el reto es, y así lo sabe y ha declarado el Presidente Maduro:

"Vamos por una verdadera y profunda Revolución Económica" ¡Amén!

Ya no esperamos ni aguantamos más. Nos sentiríamos defraudados sino lo logramos. Y, tenemos fe en que lo lograremos: El PETRO, los CLAP, la lucha por la independencia Científica y Tecnológica, el ataque frontal a la burocracia y la corrupción, la necesaria elevación de la CAPACIDAD DE GOBIERNO –tanto en lo personal como en lo institucional– son algunas de las iniciativas que debemos reforzar cuanto antes.

¿POR QUÉ ME HICE ABSTENCIONISTA?: "ACTA MATA VOTO"

Comprendo perfectamente a much@s de quienes se abstienen. No a tod@s, claro está. Hay abstencionistas inconscientes y sin causas que lo justifique. Una parte de la oposición hoy se abstiene sin saber por qué lo hace y otr@s porque creen que, como generalmente la abstención es la ganadora de los procesos electorales, ell@s van a capitalizar ese resultado, así como la expresión de descontento que supuestamente está detrás de esa abstención. Lamentablemente, para ell@s, en este caso esto no será así.

Durante muchísimos procesos electorales he sido ABSTENCIONISTA. Desde aquella experiencia, a comienzo, creo, de los años 70, cuando supe que los partidos del status, que representaban lo que hoy llamamos partidos de derecha o de la oligarquía, las transnacionales y de la burguesía (AD y COPEI) se repartían descaradamente los votos del pueblo y secuestraban la voluntad popular y la decisión de nuestro pueblo. Fue una experiencia juvenil en la que vi como se repartían los votos del recién creado partido Cruzada Cívica Nacionalista, que apoyaba la candidatura Presidencial de Marcos Pérez Jiménez, entre los partidarios de AD y COPEI, e incluso, en el que participaba el MAS.

Era, para entonces, militante de la Organización de Revolucionaros (OR) y de la Liga Socialista (LS). Es una historia que espero poder contar, otro día, con más detalle. Lo importante es recordar que, en Venezuela, en la época de la IV República, todo se resumía en la expresión: "ACTA MATA VOTO". Por eso, Pérez Jiménez, Jóvito Villalba y el propio Andrés Velásquez, pudiendo haber sido Presidentes de Venezuela, tuvieron que aceptar que la maquinaria del Consejo Supremo Electoral y de los partidos AD, COPEI e incluso el MAS, hacían de las suyas en las mesas de votación repartiéndose votos y expresando en las actas de votación un resultado que contrariaba la verdadera voluntad popular.

Por eso, ellos (AD y COPEI) y los partidos subsidiarios de ellos (PJ, VP, UNT, entre otros) hoy hacen PROYECCIÓN en nosotros de lo que ellos estuvieron acostumbrados durante muchos años. Esa es la verdad.

Desde entonces y así debe haber quedado registrado en el historial del CSE y luego del CNE, me hice ABSTENCIONISTA militante, porque como pregonábamos en la OR/LS: ¿VOTAR PARA QUÉ? sino se respetaba la soberanía que reside en el pueblo.

Ver, por cierto: www.aporrea.org/actualidad/a18122.html

Por eso, muchos se extrañaron cuando, en Febrero de 1999, cuando se diseñaba el Plan Bolívar 2000, en Fuerte Tiuna, delante de Julio Montes, Jacqueline Farías, Luis Reyes Reyes, Wilmar Castro Soteldo y William Fariñas, entre tantos otros, expresé con total sinceridad y corrí el riesgo de ser colocado en la "lista negra", como en efecto creo que ocurrió:

YO NO VOTÉ EL 06 DE DICIEMBRE DE 1998 POR HUGO CHÁVEZ.

Y voy a confesarlo, tal vez por primera vez, en forma pública. No lo hice, primero porque, tal como me pasó cuando conocí a Chávez en el año 1994, no sabía con quien estaba tratando y estaba cansado de que me "utilizaran" como pieza de una maquinaria política. No sabía si ese militar era distinto a los militares que habían pretendido gobernar nuestro país. No conocía su don de gente y su calidad humana. Tenía dudas sobre sus verdaderas intenciones. Pero, por encima de todo, prevaleció que yo me hice abstencionista acérrimo o acérrimo abstencionista ¿Para qué votar? Me preguntaba, si luego nos traicionaban o los resultados no reflejaban la verdadera voluntad del pueblo soberano.

Hasta que un buen día, fui conociendo a Chávez, no tanto por lo que decía, sino por lo que hacía. Y un buen día, además, la Dra. Imelda Rincón fue nombrada en la directiva del Consejo Nacional Electoral (CNE) y luego, otro colega profesor de LUZ, Francisco Carrasquero, fue nombrado presidente del CNE, y como los conocía y sabía de su rectitud y honorabilidad y, además, comencé a observar cambios importantes en el CNE sentí confianza en el proceso electoral.

Por otra parte, tuve la suerte de involucrarme en las ejecutorias gubernamentales y entonces decidí –no recuerdo exactamente en cuál de los tantos procesos electorales que hemos vivido- a ir a votar, porque me sentí seguro de que se respetaría, no sólo mi voto, sino el de millones de venezolanos y venezolanas. Se respetaría la voluntad popular. Como estoy convencido será respetada el día domingo 20 de mayo de 2018.

Así fue como comencé a saborear y disfrutar del acto de VOTAR, y entendí todas esas cosas que se dicen para incitarnos a ejercer nuestro DERECHO y, a la vez, para cumplir con nuestro DEBER ciudadano.

Desde entonces: "lloviera, tronara o relampagueara", donde quiera que estuviera me trasladaba a los centros de votación (primero en el Liceo Baralt en Maracaibo, luego en Los Chorros de Milla en Mérida) para ejercer mi derecho y votar a favor de Chávez y de sus propuestas.

Lo hice, a pesar de que muchas veces no compartía sus propuestas. Lo hacía por disciplina y consciencia. No estuve de acuerdo con la iniciativa del presidente Chávez de hacer una Reforma Constitucional, porque no me parecía viable en ese momento y los resultados me dieron la razón. Sin embargo, voté a favor de la Reforma. Disciplinadamente. A regañadientes. Como lo he hecho por algunos candidatos a gobernadores, Diputad@s y Alcaldes. Aprendiendo que el interés colectivo está por encima de mis creencias o posiciones individuales.

Sólo en las dos últimas elecciones me abstuve de votar, por razones ajenas a mi voluntad. En la votación para elegir los y las constituyentes para la Asamblea Nacional Constituyente, explique públicamente las razones que me impidieron ir a votar. A pesar de que apoyaba la decisión del Presidente Maduro y apoyaba a muchos constituyentes. Entre ellos a Julio Escalona y a Juan Veroes.

Véanse mis artículos en Aporrea, en especial en el que anuncié:

SUMEN UNO, DOS Y TRES… MILLONES DE VOTOS MÁS

Ver: www.aporrea.org/actualidad/a250093.html

En este artículo incluso, "profeticé" con muy cercana precisión los resultados que se obtendrían. Por eso, pienso que esta vez, tampoco me equivocaré cuando he asegurado que:

MADURO GANARÁ CON MÁS DE DIEZ MILLONES DE VOTOS.

Ver: www.aporrea.org/actualidad/a263284.html

¿QUÉ HA CAMBIADO DESDE ENTONCES?

No hay lugar a dudas, nuestro Sistema Electoral es casi perfecto y, tal vez, el mejor sistema electoral de la "bolita del mundo". No sólo porque lo ha dicho Jimmy Carter y nos lo recuerda Walter Martínez, a cada rato "en pleno desarrollo", en su importante programa "Dossier", sino porque lo dicen inclusive los técnicos de la oposición, quienes lo reconocen cuando les conviene, sobre todo cuando favorece electoralmente a sus candidat@s. Tirios y Troyanos, lo reconocen. Lo demás son pataleos de ahogados o ganas de joder.

Pues, como lo dijo en VTV, en el programa: "Pulso Electoral", uno de los entrevistados, cuando se refirió al Sistema electoral venezolano:

"Hoy tenemos un sistema electoral: soberano (porque es una decisión soberana del pueblo venezolano y se respeta la voluntad popular), democrático (porque es de amplia participación y no como en los EEUU) transparente (sistema automatizado y de numerosas auditorías que elimina aquello de "acta mata voto" y garantiza el voto secreto) y es invulnerable (difícil ser hackeado, interferido y modificados sus resultados) Venezuela tiene, en este sentido, una fortaleza electoral que es ejemplo mundial y puede darle lecciones a otros países"

POR TODAS ESTAS RAZONES Y OTRAS MÁS: VOTARÉ EL 20 DE MAYO Y LO HARÉ POR NICOLAS MADURO MOROS

Por eso y por muchas otras razones, de carácter ideológico, político, económico y social, me dispongo a salir a las 5 AM, el domingo 20 de mayo, como nos lo ha recomendado y sugerido el Presidente Maduro, no sólo para pasar por el PUNTO ROJO, a confirmar que he votado y para que me pasen el VQR del carnet del PSUV y tampoco por la sorpresa que nos tiene a quienes tenemos el Carnet de la Patria, sino que lo haré:

Para reafirmar mi convicción en el liderazgo y la capacidad de gobierno que ha venido acumulando el Presidente NICOLÁS MADURO y para decirle al mundo, junto a millones de venezolan@s, que seguramente serán la gran mayoría, que SOMOS INDEPENDIENTES Y SOBERANOS, que rechazamos la injerencia extranjera y estamos dispuest@s a enfrentarnos, con firme decisión, al imperio sionista estadounidense y a quienes desde Europa o desde cualquier lugar de América Latina y el Caribe, pretendan ponernos de nuevo de rodillas e imponernos las recetas del Fondo Monetarios Internacional, de la Reserva Federal o el Banco Mundial. Para decirle al mundo que este pueblo es solidario con los pueblos que luchan por su liberación e independencia. Para expresar que rechazamos el apartheid, el racismo y la primacía blanca, el genocidio en contra del pueblo Palestino y nos negamos a toda forma de discriminación social y humana. Y lo haremos, además, porque:

Luchamos y seguiremos haciéndolo en contra de quienes contaminan el planeta, someten a los pueblos a través del poderío militar y financiero y pretenden ser los policías y gendarmes del mundo.

Para que continuemos la REVOLUCIÓN MUNDIAL. Y seamos catalizadores de nuevos procesos de cambio en América Latina y el mundo. Porque, como dice el refranero popular: "Más vale malo conocido que bueno por conocer" Y Maduro, de paso, no es malo.

Por eso y muchísimas cosas más: ESTA VEZ SÍ VOTARÉ Y LO HARÉ, SIN DUDAR UN INSTANTE, POR NICOLÁS MADURO MOROS.

Porque como nos comprometimos desde hace tiempo atrás:

USTED NO ESTÁ SOLO SEÑOR PRESIDENTE

"No me dejen solo":

www.aporrea.org/actualidad/a248090.htmL

"Usted no está solo, señor presidente"

www.aporrea.org/actualidad/a247161.html

Usted está y estará acompañado de un pueblo que ha resistido y seguirá resistiendo, de ser necesario.

Sólo le pedimos que cumpla su juramento.

¡Cúmplase!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2510 veces.



Hugo Moyer Agostini

Ing. Químico (1975). Postgraduado en Macroeconomía, Planificación y Creatividad Aplicada Total. Profesor Titular jubilado de LUZ (1997). Presidente Honorario de la Escuela Latinoamericana y Caribeña de Ciencias y Técnicas de Gobierno (ESCOLAG). Ha sido el primer Director del Instituto Zuliano de Estudios Políticos, Económicos y Sociales (IZEPES) y del Centro Latinoamericano de Altos Estudios de Gobierno (CELAEG) Ha sido asesor de Rectores de varias universidades, Alcaldes y Gobernadores, así como de la Presidencia de PDVSA y PEQUIVEN. Vive para la POLÏTICA y se resiste a vivir de la política.

 escolagzulia@gmail.com

Visite el perfil de Hugo Moyer Agostini para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Hugo Moyer Agostini

Hugo Moyer Agostini

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a263425.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO