Abismo electoral

Sin dudas, las elecciones pautadas para el 20 de mayo de este año 2018, tienen el aspecto turbio de la incertidumbre expresada en la gran angustia de la mayoría de nuestra población.

Venezuela siempre está y ha estado en el ojo del huracán, no ahora sino desde siglos atrás, diría que desde que se gestó el movimiento por la independencia de las colonias de América respecto a España.

Esta importancia de nuestra nación venezolana se debe entre otros elementos, a sus grandes recursos naturales, su posición geográfica privilegiada equidistante en el mundo, su múltiple relación internacional por ser miembro de los países del Caribe, andinos, amazónicos, su fachada atlántica, que lo convierte en un territorio estratégico desde el punto de vista geopolítico mundial.

Es imposible eludir una zona tan importante, por lo que sus procesos políticos nunca dejarán de generar interés en todos los rincones del planeta. Las fronteras venezolanas han sido siempre un atractivo para la migración, lo que sucede ahora es que se volteó el papagayo y se enredó en las alcabalas de migración desde dentro del país hacia afuera, buscando mejoras económicas a lo largo y ancho de todo el continente americano y en algunos países europeos.

El proceso electoral en Venezuela para elegir al nuevo Presidente de la Republica, tiene esta vez la particularidad de definir sustancialmente el destino de la sociedad y su economía nacional.

Venezuela es en la actualidad una nación dependiente, importadora de casi todos sus bienes de consumo básico, presenta una hiperinflación sin atajos ni límites. El rentismo se maneja como el negocio del año en los sectores oficiales, con una población hambrienta, desesperada y desesperanzada.

El triunfo electoral de Maduro, por una abrumadora cantidad de votos, puede ser el punto de quiebre del modelo que él representa y la punta de lanza en la desconfianza popular, ante tanto avasallamiento, anarquía y abuso de poder, que califica muy acertadamente como un gobierno dictatorial. Igualmente si Maduro gana con poca ventaja, se develará una vez más el débil apoyo social, a un proceso que caducó prematuramente.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 641 veces.



Orlando Balbás

Prof. en Ciencias Sociales. Magister en gerencia educativa. Jubilado del MPPE.

 orlandobalbas27@gmail.com      @orlandobalbas

Visite el perfil de Orlando Balbás para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: