Tácticas y tramposerías

El objetivo de la Revolución Bolivariana, cuyo proyecto fue ideado no solo por el Comandante Chávez, sino por otros compañeros que lo enriquecieron con sus aportes y luchas, el fin: ambicioso para el pueblo que hasta ahora había sido dejado de lado por los distintos gobiernos que se sucedieron a lo largo de nuestra historia; único objetivo darle al pueblo lo que es del pueblo con la mayor suma de felicidad posible.

De haber llegado a la meta este proyecto, interrumpido con la muerte del Comandante Chávez, nuestra nación estaría en este momento preparándose para resistir los acontecimientos que se avecinan pero desde una posición que nos hubiese permitido avanzar por el camino previsto, teniendo todo lo necesario para la sobrevivencia del pueblo.

Mismos objetivos, métodos equivocados. Lamentablemente, con el advenimiento del gobierno del presidente Nicolás Maduro Moros aunque el objetivo hubiese sido el mismo, los medios para lograrlo fueron y son completamente erróneos, numerosos los motivos y excesivos errores que se vienen arrastrando desde el gobierno del Comandante Chávez y que , a pesar de saberlo, el gobierno persistió y acrecentó contribuyendo con su incapacidad y oportunismos de quienes aprovecharon la coyuntura y la oportunidad para hacerse de inmensas fortunas a cambio de prebendas, comisiones, y desvió de los dineros públicos.

El que calla otorga, el presidente Maduro, y los que a expensas de el siguen conspirando y robando, tapados bajo un manto de complicidad cubriéndose los unos a los otros. No era necesario prestarse a tanta tramposeria, ya que tenia a todo el pueblo revolucionario a su favor, ahora, a lo interno de su gobierno, la pelea entre grupos económicos ambiciosos de poder donde testaferros, algunos jóvenes que representan empresas ficticias hasta con locales de exhibición de artículos de todo tipo para el lavado de dólares y el trafico de drogas, jóvenes que viajan por todo el mundo con diversos pasaportes con las máximas facilidades algunos como los sobrinos de la Sra. Cilia Flores primera dama y esposa del presidente Nicolás Maduro Moros.

Pero tan culpable es el que tiene el garrote como el que se lo da; los continuos escándalos de corrupción de unos y otros funcionarios y que fueron ocultados por el presidente Maduro Moros, cuyas luchas internas desde adentro del gobierno por hacerse con el poder han puesto en la picota a sus propios funcionarios, mientras el presidente calla a veces por conveniencia política y otras veces el mismo los lincha política y moralmente sin el menor recato cuando se siente amenazado frente a la opinión publica en un alarde de dimes y diretes, chismes, calumnias e infamias, que se confunden con las verdaderas razones y ocultan a los verdaderos corruptos y sus cómplices.

Cuando llegamos a este momento, donde la corrupción confunde a tirios y troyanos, buena parte del estamento militar se encuentra corrompido y entre fiestas, bacanales, comisiones, lujosos yates etc. han perdido la capacidad de diferenciar el amor a la patria y su deber de defender al pueblo cuya lealtad debe estar por encima de cualquier gobierno de turno, avalando todo tipo de artilugios leguleyos para impedir a toda costa que el presidente Maduro Moros y su grupo sean destronados.

Surge un nuevo grupo social cargados de dólares productos de la corrupción y el narcotráfico, en una suerte de Kardachanes Boliburgueses que toman cruceros por las islas del caribe, al mejor estilo sibarita llegan a Morrocoy en un alarde de los mayameros del pasado ta barato dame dos, vestidos a la ultima moda de diseñador y con zapatos Prada de 2000 dollares; que despilfarran el dinero en lujosas comidas y bacanales que luego botan a la basura, entran y salen y desaparecen mientras nosotros hacemos colas para sacar un dinerito de la pensión los que tienen, para comprar comida o para que el gobierno del presidente Maduro Moros les entregue el bono como si de un hueso se tratara, como si el hambre fuese cuestión de opinión, mientras el estado viola sistemáticamente la Constitución al más puro sectarismo político con el fin de conseguir los votos deseados. Que diferencias tan abismales en un país donde el gobierno dice que es Socialista.

Y en un alarde de prepotencia y tramposeria, se ha iniciado la persecución a cualquier ciudadano que pretendiese hacerle sombra al todopoderoso Nicolás Maduro Moros, quien tiene en sus manos el y su grupo todos los poderes del estado, y tras el se escudan los que no les conviene que halla otro gobierno, ¡quien sabe que se descubriría! a todos los que con su actuación que hemos visto y sufrido por los medios, y hasta teatralmente que como sea impedirán por todos los medios que el pueblo pueda tener otro candidato que no sea el: Nicolás Maduro Moros, para terminar de destruir lo que aun queda del ideal bolivariano y las cosas para ellos continúen igual.

Dos problemas muy graves tiene nuestro pueblo: como sobrevivir a la guerra mundial que se avecina y como sobrevivir a otro gobierno como el actual, con las mismas caras, los mismos irresponsables, los mismos corruptos, los mismos cómplices, el mismo desorden, los mismos tramposos que nos ofrecen más de lo mismo: corrupción y hambre ¿podrá este grupo de los siete mismos hacer lo que en más de 5 años y 13 de pasantia no han podido resolver a pesar de las promesas demagógicas, los chantajes y los bonos de politiquería al mas puro AD para comprar conciencia y votos? Con este gobierno de seguro Chávez y Bolívar estarían presos o inhabilitados por el contralor.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 721 veces.



Ana Bordas


Visite el perfil de Ana Bordas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ana Bordas

Ana Bordas

Más artículos de este autor