¿Retroceder para avanzar o profundizar para triunfar?

"Cuando la ciencia y los trabajadores, esos polos opuestos de la sociedad, lleguen a ser uno, aplastarán con sus férreos brazos todos los obstáculos a la cultura" F Lassalle (R Luxemburgo).

"Toda la fuerza del movimiento obrero moderno descansa sobre el conocimiento teórico"

R Luxemburgo.

Nuestro gobierno, por el cual votamos, no quiere responder a ninguna de estas dos interrogantes titulares. Bien sea porque en vez de retroceder, para acoplarse a los avances de Chávez no lo quiere, aunque así lo divulgue, menos desea profundizar para tomar la ruta del socialismo, pues éste último no está en su agenda. Continuará el camino del extractivismo minero, pretendiendo obviar las crudas y nefastas experiencias de la renta petrolera. "Zonas Económicas Exclusivas" como "El Arco Minero" (CIENTO DOCE MIL MILOMETROS CUADRADOS. PULMON DE LA HUMANIDAD), PONEN EN ALTO RIESGO NUESTRO AMBIENTE NATURAL ESTRATÉGICO, Y MERMAN NUESTRA SOBERANIA. Equivocadamente el gobierno considera que el desarrollismo capitalista es la alternativa clave a la crisis actual, de aquí su coqueteo y apoyo al capital. Obviamente en esta situación, el socialismo no tiene espacio.

El tránsito de un modelo caduco y enmohecido como el capitalismo al socialismo, es un asunto que requiere de "Cabeza, corazón, testículos" y ovarios. Dadas las condiciones objetivas como lo están presentes en Venezuela, el gobierno ni retrocede buscando además de lo material, razones espirituales que potencien anímicamente nuestras luchas revolucionarias, menos se propondría dar un salto histórico en el camino del falso continuismo (evolución), para estrujar hasta moler al capitalismo, única forma de poder construir el socialismo (sin calco ni copia).

El pueblo anarquizado, molesto y con razones (alto costo de alimentos, medicinas y todos los enseres del hogar, con casi total inoperancia del gobierno, como si éste no existiera), sin organización ni liderazgos propios y verdaderos, se enfrenta instintivamente a una encrucijada. La izquierda, no cesa de zigzaguear. Dice entender y conocer lo que está pasando, pero su práctica muestra su confusión. Ni los fieros ataques de esta derecha fascista demencial nos levantan del letargo, que así nos trae desde hace más de tres décadas. "El látigo de la contrarrevolución" parece que no nos hace ni esquirlas. De reuniones en reuniones no pasamos. En la izquierda, veníamos muy debilitados cuando nos topamos con Chávez. Nos necesitábamos mutuamente, por esto la inserción fue rápida y fecunda. Hoy buena parte de ésta izquierda, está atenazada por el burocratismo electoral y el chantaje económico. La teoría revolucionaria que necesitamos es dialéctica y holística, o no es teoría revolucionaria. "Teoría-práctica" o "práctica-teórica" es el binomio.

Retroceder para avanzar implica el reconocimiento de los errores políticos. Profundizar para triunfar, deja claro la decisión inquebrantable de asumir posturas que se alejan de la economía política del capital. Preocupa observar como las reformas y medidas gubernamentales de hoy, están impulsando la reproducción del capital. Se hacen reformas que no alteran la estructura del Estado liberal burgués; lo fortalecen. "La reforma no es una proyección en cámara lenta de la revolución" A. Boron.

El pasado mes de Noviembre, el conocido intelectual Luis Brito García, en su muy leída columna dominical de Ultima Noticias, señalaba que en los predios de la ANC y Miraflores, se estaba cocinando a escondidas del país, una nueva Ley de Inversiones Extranjeras que afectarían severamente nuestra soberanía. La denuncia se cumplió; la pasada semana, el mismo intelectual en su misma columna, también colocada en Aporrea, demuestra que es cierto su temor. En la minería y la actividad petrolera, se le dará a los extranjeros mayores facilidades que a los mismos venezolanos. Las empresas tendrán libre albedrio para exportar parcial o totalmente sus utilidades. De igual manera los Tribunales de otros países donde esté domiciliada esta empresa podrán intervenir en litigios entre el Estado y una trasnacional. Incluso en las Zonas Económicas Exclusivas, algunas leyes nuestras no tienen vigencia. Esta Ley, votada en la ANC, con el voto de respetados revolucionarios, nos vuelve a las políticas económicas de la IV, una de ellas: La Apertura Petrolera, que Chávez fustigó y enfrentó. Algunas de las empresas expatriadas por el Comandante, vuelven al país y protegidas legalmente. A esto se le llama socialismo del S XXI.

Otro intelectual revolucionario, el Ing. Gustavo Márquez, en un artículo de su autoría en Aporrea (Caen Máscaras) afirma que el gobierno haciendo uso manipulado de la ANC, está desmantelando nuestra Constitución del 92. Otras opiniones tan serias como las anteriores, consideran que la ANC, fue hecha a la medida del Presidente Maduro, para asegurar su continuismo presidencial y darle prerrogativas personalistas. Sin la menor duda, nuestra soberanía está en peligro. Desesperados por dólares que luego se dilapidan o siguen otro rumbo, el gobierno cede ante las presiones de los depredadores de la naturaleza. "Una especie está en peligro de desaparecer: la especie humana" Fidel.

La derecha radicalizada, cree tener el apoyo popular e insta a la lucha de clases: de ellos contra el pueblo, usando el mismo pueblo. El gobierno chorreado, pide "tiempo" (diálogo) y paz, que no es más que dejarlo gobernar. Presentes la crisis (condiciones objetivas) y la ira del pueblo (condiciones subjetivas) por recaer casi todo el peso de la crisis sobre sus vidas, nos falta la organización, que no debe ser la forma tradicional de partido conocida. Preferible es la organización popular vertical, nacida desde sus mismas instancias sociales; el barrio, el municipio, el estado (Topofilia), que no tenga interferencia del gobierno, porque como lo sabemos, querrá controlarla para sus designios. El principal propósito del gobierno, es seguir en el gobierno.

En la calle, los comerciantes, hasta el más pequeño, que vende por la ventana de su rancho, pone el precio que le da la gana a sus productos. Los consumidores todos, además del permanente sacrificio en las colas, las dificultades para conseguir los productos y sus elevadísimos precios, culpan con durísimos señalamientos al gobierno. De algo estoy seguro: el gobierno no ha sabido manejar la crisis. NO HAY GOBIERNO, ESTÁ OCUPADO BUSCANDO VOTOS. La revolución debe trascender a lo electoral: "Sólo en el agua puede aprenderse a nadar" R Luxemburgo.

El materialismo histórico, es la única teoría-práctica, que conoce en profundidad el metabolismo del capital, y el único que puede derrotarlo. No es el "socialismo" sin revolución devenido del liberalismo, defendido por E Bernstein y fundamentado en el etapismo, el que buscamos. Es el socialismo propuesto por los clásicos del marxismo, en el marco de las realidades actuales. ES NECESARIO IMPULSAR LA IDEA DE LA CONQUISTA DEL PODER POLÍTICO, PARA ARMAR DE MATERIA Y ESPIRITU A LOS REVOLUCIONARIOS. NECESARIO ES ENTENDER, QUE LA VERDADERA DEMOCRACIA ES SOCIALISTA Y EL VERDADERO SOCIALISMO ES DEMOCRÁTICO

Acaso debatimos hoy en profundidad, con aceptada crítica y auto crítica, asuntos cardinales como por ejemplo: La crisis profunda del capitalismo y sus consecuencias. El papel del Estado liberal burgués en épocas revolucionarias. El tipo de partido revolucionario que se necesita. Los liderazgos y las vanguardias colectivas. Las direcciones políticas revolucionarias. Los peligros del verticalismo y el burocratismo. El electoralismo nos distrae. El chantaje de no criticar para no darle armas al enemigo, nos hace cómplices. La indisciplina y el patebolismo nos afectan. El simplismo, reduccionismo, dogmatismo y mecanicismo de nuestros análisis, nos restan fortalezas. Viejos errores del pasado nos acompañan. Es urgente la construcción de "El hombre y la mujer nueva" del Che.

Es cierto que no hay un MANUAL REVOLUCIONARIO. Es cierto que se requieren condiciones objetivas, subjetivas y organizacionales para cumplir la tarea revolucionaria. También es cierto del oportunismo, aventurerismo, pragmatismo, utilitarismo con el que a diario nos topamos en estas lides. Sí hay una vía hacia el socialismo: la lucha de clases. La revolución no es aquello de "por estas calles". No son el azar y el destino los conductores revolucionarios, son los pueblos conscientes, organizados, con programas de lucha cónsonos con la realidad, los parteros de la historia.

Es tal la movilidad de las decisiones que a diario toma el gobierno, que prontamente uno se pierde en el marasmo. Al día siguiente uno no sabe para dónde vamos. Esto refleja la variedad de opiniones que hay en Miraflores, y "lo flexible" que es el Presidente Maduro frente a sus "asesores". Se dice que por esta manera de ser del Presidente, fue que otros presidentes susurraron al oído del Comandante Chávez, para su escogencia sucesorial. (Hasta el próximo sábado).



Esta nota ha sido leída aproximadamente 858 veces.



Jesús M. Vivas P.

Profesor Universitario con 45 años de servicio docente. PhD en Historia, egresado de la Universidad Complutense de Madrid. Más de 700 Artículos publicados a nivel nacional e internacional, mas de 60 años en la lucha revolucionaria, soy Jesus "Chucho" Vivas

 jesusm_vivas@hotmail.com

Visite el perfil de Jesús M. Vivas P. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: