En defensa de Nicolás Maduro y, también, de quienes le adversan

¿A LA VICEVERSA O A LA VISCONVERSA?

Parece una contradicción, una paradoja y un sin sentido, que defienda al Presidente Nicolás Maduro y, a la vez, defienda los derechos de quienes hoy lo critican, piden su renuncia o que salgamos de él, cuando antes, hablaban bien de él e incluso, votaron por él y son co-responsables de que Maduro sea Presidente y, probablemente, algún@s de ell@s, son mucho más responsables que Maduro, de lo que hoy estamos viviendo.

En eso, Merentes ha sido un "rolo e´vivo": Se quedó calladito para no meterse con lo que está quieto. No hizo escándalos cuando lo sacaron como "tapita e´corcho" del BCV. A pesar de que tiene una importante responsabilidad – por acción u omisión – en la política económica y cambiaria. Fue Ministro de Finanzas y Presidente del BCV. Lejísimo de la capacidad y la honorabilidad de nuestro siempre recordado Gastón Parra Luzardo. Se quedó como muerto porque él nunca ha tenido aspiraciones presidenciales y porque lo amenazaron o sabía que le podía salir cárcel.

En cambio, por otras razones y circunstancias, son ahora de oposición (interna o externa) y hablan mal del gobierno: Giordani, Héctor Navarro, Ana Elisa… y, sin remordimientos, también lo hacen: Toby Valderrama, Rafael Ramírez Carreño, Germán Ferrer, Luisa Ortega Díaz, Felipe Pérez, Miguel Rodríguez Torres y tant@s más que no pudieron seguir "enchufados" porque los sacaron del juego y se molestaron o, vamos a aceptárselos, entraron en conflicto con el estilo de gobierno de Maduro y con sus sorpresitas como la ANC. O tienen conflictos, de intereses o cognitivos, que parecen irreconciliables ¿Quién se lo iba a imaginar?

Pienso que, tal vez, Chávez que aprendió, a fuerza de realidad, que cuando se está en posiciones de poder la corrupción y la traición son dos de los mayores enemigos, supuso que Maduro tendría que enfrentar no sólo un posible golpe militar, guarimbas irracionales y la ofensiva imperial, sino a los mayores enemigos internos: a nosotr@s mism@s. Algun@s porque son ineficientes e incapaces o porque se ven descubiertos y arremeten corriendo hacia adelante antes que les pongan los "ganchos".

EX DISCÍPULOS Y ALGUNOS LECTORES ME CRITICAN EL APOYO A MADURO Y, TAL VEZ, TIENEN RAZÓN: ¿CÓMO SABERLO?

He recibido numerosos mensajes por email, a raíz de mis últimos artículos. Deseo compartir el contenido, de algunos de ellos, en los que me critican el apoyo que brindo a Maduro. Veamos:

"De verdad, sus alumnos no lo entendemos, como es que está consciente del desastre, que sepa que es una delincuencia la que nos domina, que nuestros viejos se están muriendo y que termine con esto: "Nicolás Maduro, estaré contigo apoyándote hasta el final…". Entonces ¿para qué escribe tanto si está decidido a mantener a esta inmundicia?"

UNASSG-Zulia: "Lo que más me da pena de su artículo"

"Profesor, Usted como HUMANISTA sabe que debemos salir de estos MILITARES DELINCUENTES DE DIOSDADO que mataron las esperanzas del SOCIALISMO" Asdrúbal García

"Hugo siempre leo tus artículos, estas reflexiones de hoy, algunas tienen conceptos que no comparto. Acabo de leer un artículo en aporrea referente a la Tolerancia, este articulista hace un viaje puedo decirlo así, expresando con tal maestría el verdadero significado de la palabra tolerancia. Cuando terminé de leer el mismo, vinieron a mi mente tus artículos siempre en defensa de este régimen y por supuesto apoyando ahora la reelección de Maduro. Son tantos los años que Dios me ha concedido vivir, que puedo al menos hacer comparaciones de los diferentes acontecimientos acaecidos en épocas bastante distantes a la presente. Desearía que Venezuela tuviera mejor presente y futuro, pues recuerdo en mi juventud como había cubanos que incursionaban hacia este país en busca de riquezas, pues sabíamos que era más fácil encontrarla por todos los recursos que poseía y posee actualmente, aunque los malos gobiernos han llevado a tan bello país a la debacle desgraciadamente. No creo que el proyecto de Maduro sea aceptado por la mayoría, es una doctrina que pretende llevar a cabo, estudiada en Cuba en los años 1986-1987, una filosofía Marxista imposible implementarla en estos tiempo. El mundo está muy entrelazado económicamente, y esta doctrina no admite lo antes esbozado "Tolerancia" y Nicolás no es que carece de ella, es que no la admite pues es parte de lo que estudió, fue la razón que Chávez lo escogiera. La Habana tuvo mucha influencia en dicha designación, ambos países comparten e intercambian no solo lo económico también labores de inteligencia, Ramiro Valdés ha hecho un buen trabajo en este aspecto. Se llama tolerante un individuo soporta sin enojarse ni alterarse las opiniones contrarias a las suyas, siempre y cuando predomine el respeto mutuo, y por pensar en un diferente estilo de vida que sea contrario a tus propias convicciones, estas personas son despojadas de sus derechos y perseguidas hasta su destierro. Hay un personaje de este gobierno que le hace un daño terrible al mismísimo gobierno Diosdado Cabello, el intolerante soquete en todas sus manifestaciones, me perdonas si piensas diferente , un hombre para moverse necesita anillos de seguridad, no creo goce de popularidad incluso dentro de los chavistas. Un saludo y que este 2018 traiga La Paz para el querido pueblo venezolano." Miguel Morejón

En parte, para responderles, en colectivo, a ellos y a quienes lo han pensado pero no han podido o no han querido expresarlo, escribo estas primeras respuestas a sus inquietudes. A algunos de ell@s les respondí directamente. De verdad, agradezco a quienes lo hicieron con respeto. Me siento avergonzado, de la especie humana, cuando los mensajes son de ofensa, soeces e intolerantes, como salidos de mentes que proyectan en el gobierno o quienes lo apoyamos, su verdadera esencia. Entonces llaman al gobierno y a Maduro: intolerante, intransigente, irresponsable o cuanto epíteto se les ocurre, cuando en realidad él es espejo de lo que no nos gusta de nosotros mismos. Por supuesto, no siempre es así, pero no está demás revisar nuestro corazón y nuestra mente, antes de criticar la ajena.

DIGO MI VERDAD PARA NO TRAICIONAR LA REVOLUCIÓN

He venido diciendo - casi desde que nací o mucho antes - mis verdades. Y he dicho, además, que: mi verdad no tiene porque ser una verdad compartida. Si coincidimos, tampoco significa que, esa es la verdad absoluta. Tan sólo, es nuestra verdad y la contrastamos y validamos, en ese instante. Puede o no coincidir. Cualquiera de nosotros, tiene derecho luego a cambiar de opinión. Ambos pudiéramos estar equivocados. Por eso, much@s de quienes leen mis reflexiones, a veces, coincide y me felicitan o aplauden y otras veces desearían ahorcarme. L@s m@s sincer@s y atrevid@s, sin tapujos, me lo dicen…a su manera. Y, cuando lo hacen con decencia y respeto o queriendo ayudarme: me alegro, proceso y reflexiono sobre "sus verdades" aún siendo contrarias a las mías.

Porque: ¿Quién tiene la razón? Muchas personas que antes apoyaban a Maduro ahora lo cuestionan ¿Por qué cambiaron de opinión? ¿Cuándo tenían la razón, antes o ahora? ¿Acaso antes, ahora o nunca la han tenido? ¿Por qué no criticaron antes y no critican ahora a Chávez con tantas pifias que cometió que él mismo reconoció? ¿Miedo? ¿Nos les convenía? ¿Estaban cieg@s y eran mud@s? ¿Por qué ahora a Maduro? ¿Misterios de la Ciencia o para aprovechar la oportunidad y ser Presidente? Por supuesto, no me estoy refiriendo al común del pueblo. Nosotros, me incluyo, tenemos otras razones para estar hirviendo de incomodidad. Yo llevo una semana sin poder regresar a casa: ¡No hay efectivo! y si es por transferencia te cobran mínimo el doble: ¿Culpa de Maduro?

No quiero traicionar la revolución, aunque sea "revolución", y no quiero traicionarme a mí mismo. Por eso advertí hace cerca de 12 años:

"Existen muchas formas y maneras de traicionar una revolución. Una de ellas es no hacer oportunamente lo que se debe, se puede y se tiene que hacer ¿Y qué es lo que hay qué hacer? (…) ¿Qué debemos, podemos y tenemos que hacer para no traicionar la Revolución Socialista Bolivariana y hacerla irreversible?"

"¿Será reversible la revolución?" (30/03/2006)

Ver: www.aporrea.org/ideologia/a20672.html

"La Revolución Traicionada" (19/05/2006)

Ver: https://www.aporrea.org/ideologia/a21999.html

¿No será que no hicimos lo que teníamos que hacer y de este modo terminamos traicionando la revolución? ¿Acaso estamos haciendo lo indebido y la estamos traicionando ahora de otro modo?

NO LO DIJERON Y NO LO HICIERON OPORTUNAMENTE

Hay muchos que ayer apoyaban a Maduro y hoy lo critican a él y al gobierno. Se traicionaron a sí mism@s, traicionaron a Chávez y a la revolución y es capaz que una "ceguera situacional" – como la pudiera tener yo también – no les permite aceptar que no dijeron y no hicieron, lo que tenían que decir y hacer, cuando les correspondía. Actúan a destiempo y, a veces, se aceleran y lo dicen anticipadamente: no son oportun@s ¿Cómo lo sabemos?... "¡Por los frutos los conoceréis!"

Puede ser que a Maduro haya que criticarlo fuerte y sacarlo del "poder", pero no es este el momento. Much@s de nosotr@s hemos sufrido y seguimos padeciendo de IMPACIENCIA HISTÓRICA o algo por el estilo. Hoy debemos apoyar a Maduro, porque así nos lo demandó Chávez: UNIDAD, LUCHA, BATALLA Y VICTORIA. Unidos seremos invencibles. Debemos remar juntos, al unísono de la voz de mando de quien es nuestro líder, así esté cometiendo errores y esté equivocado. Porque estoy persuadido que no es Maduro quien ha fallado hemos sido nosotros mismos sus peores enemigos. Cuando él dice agarremos a la derecha, muchos agarramos a la izquierda. Nos pasó con Chávez ¿Se nos olvidó? No ando con medias tintas, aunque no tenga, como antes – cuando Chávez – un alto cargo. Defendí y critiqué a Chávez cuando tuve importantes responsabilidades, muchas de ellas asignadas por él mismo y ahora que no tengo cargos, lo sigo haciendo porque siento que me corresponde, no sólo defender a Chávez, a pesar de todos sus errores, sino a Maduro. Esta es mi posición: "firme y clara como la luna llena".

SEGUIRÉ APOYANDO A MADURO, DESDE DONDE PUEDA, SIN NEGOCIAR NUNCA MI DIGNIDAD Y LA DE NUESTRO PUEBLO

Hoy, estoy pelando y no son naranjas, como millones de venezolan@s, pero no ando y nunca me verán mendigando cargos o contratos ¡Nunca!. Por el contrario, me han llamado y me he hecho el loco y, en otras oportunidades, he querido colaborar y me he puesto a la orden, incluso públicamente, a través de Aporrea y no sólo no me han llamado, sino que me han dejado con los "crespos hechos". Como me ocurrió en PEQUIVEN, luego del llamado de RAA. Sigo y seguiré resistiendo, tratando de comprender, así me queje a cada rato. Soy un ser cuya dignidad es su principal legado. Lo saben mis hij@s, familiares y amig@s. Y si no lo saben: sépanlo. Mi consciencia y dignidad no está en venta ni se cambia por dólares o prebendas. Es uno de los legados más importantes que Chávez nos ayudó a rescatar como pueblo: ¡Nuestra DIGNIDAD!

CON CHÁVEZ Y MADURO CORRIJAMOS RÁPIDAMENTE

Por eso, sin tapujos, he dicho y así lo ratifico:

"El Presidente Nicolás Maduro, consciente o inconscientemente, está en la dirección correcta. Es un buen conductor. No tengo dudas. Hemos logrado superar obstáculos y salvar dificultades de manera magistral. Aun existen muchos errores que corregir y muchas fallas que rectificar. En medio de la oscurana una luz, de esperanza, se divisa a lo lejos, aunque cada vez más cercana. Solo debemos tener paciencia y ayudar, consciente y voluntariamente, para que se convierta en realidad por Ley de atracción y no por casualidad."

"El triángulo del gobierno de Maduro"

https://www.aporrea.org/actualidad/a255135.html

Y si desean saber algo más sobre el triángulo de Gobierno, sugiero leer:

"Triángulo de Gobierno"

https://www.aporrea.org/ideologia/a26798.html

Animado por estas ideas e interpelado por quienes me critican, a veces, de manera ofensiva. He decidido hacer lo que considero debo hacer. Así esté equivocado y luego tenga que corregir y reconocer mi error. Si alguien me demostrara que no seguir acompañando a Maduro es lo correcto lo haré ¿Y cuál es la alternativa a Maduro? le preguntaría. ¿Quedarnos sin líder? ¿Asumir nuestro propio liderazgo? ¿Seguir a quienes nos han traicionado? ¿Cambiarme para la oposición? ¿Asumir el liderazgo del pueblo que no está ni con uno ni con otro? ¿Qué hacer? Ya yo lo decidí: apoyar a Maduro y ayudarlo a corregir entuertos. Esa es, para mí, la táctica correcta. En lo estratégico ya veremos. El liderazgo no se decreta, se gana al fragor del combate por la vida ¡Si Alí viviera!

¿ES POSIBLE LA UNIDAD Y LUCHA DE CONTRARIOS?

Parece un contrasentido defender a Maduro y, a la vez, defender a quienes hoy lo adversan, pero no lo es. Trato de ser tolerante, empático y comprensivo con quienes me contradicen, critican y difieren de lo que hago o pienso. Me he equivocado, muchísimas veces, en mi vida. Y me sigo equivocando y lo seguiré haciendo: ¡Soy imperfecto! He confiado en numerosas personas que han traicionado mi confianza. A pesar de ello, sigo confiando aunque, a veces, otros y yo mismo desconfíe de mi mismo.

He cometido errores con mis familiares, amig@s e incluso con mis parejas. Tal vez por eso tengo tantos hij@s. Me dijeron que no había problemas, confié y me dejé engañar, y vinieron al mundo seres que no habían sido planificados. Asumí mi error y el de ellas, he cargado con el peso de sus consecuencias y he disfrutado, muchas veces, la oportunidad del error cometido. Me he perdonado y las he perdonado, aunque much@s de mis hij@s lleven aún en su mente, su alma y su espíritu la herida emocional que les causamos y les cueste perdonarme. Ese es problema de ell@s, no mío. El mío ha sido aprender a perdonar y aceptar en mi corazón, cuando me pasa la rabia, a quienes me han ofendido, engañado o me han fallado. En eso soy cristiano. Les he pedido perdón a mis hij@s, mirándol@s a los ojos y muchas veces, lo hago en silencio, casi todos los días, cuando doy gracias a Dios por amanecer con vida y por todos los regalos concedidos, incluyendo, el haberme dado la responsabilidad de ser instrumento de co-creación. Evito hacer al otro lo que no me gustaría que me hicieran. Por eso, trato siempre de ser empático y ponerme en el lugar del otro o de la otra. Y por eso, soy capaz de defender como ahora, a la vez, al que ofende y al ofendido. Fuimos formados en que era posible la unidad en la diversidad y que es posible resolver las contradicciones en el seno del pueblo. Lo he practicado en mí mismo, aunque no siempre me ha dado resultado. Al menos, lo intento. Otro mundo debe ser posible. Quienes cometieron errores deben revisar cuáles han sido las causas y corregir.

NO TODO SON DESACIERTOS. MUCHAS VECES LA PEGAMOS

A pesar de tantos errores que he cometido, son muchos más los aciertos que he tenido en mi vida, aunque un buen número de ellos no han sido compartidos, inicialmente, por otras personas. Últimamente he afinado y pulido la intuición y la capacidad de ver lo que otr@s no logran ver con anticipación. Por eso, suele ocurrirles que algunas de las cosas que hoy no comparten, al final, luego de un buen tiempo, me terminan dando la razón. Tengo consciencia de mis limitaciones y de algunos de mis "defectos". Decir mi verdad y asumir sus consecuencias, aún con lágrimas en mis ojos y dolor en mi "corazón", es uno de ellos. Por todo ello, por mi manera de ser y ver el mundo, porque comprendo las causas últimas que explican muchos fenómenos asumo esta firme posición:

EN DEFENSA DE CHÁVEZ Y, TAMBIÉN, DE NICOLÁS MADURO

¿Es acaso una contradicción estar consciente de lo que pasa en el país, denunciarlo, alertarlo e incluso, molestarme por ello y sin embargo, como me reclaman algunos de mis ex –alumnos y lectores, ser capaz de apoyar a Maduro y al equipo de gobierno que lo acompaña?

Para algún@s de ell@s es una paradoja y por eso me critican lectores y lectoras, incluso: algún@s amig@s, camaradas, vecin@s y, sobre todo, familiares. Hace poco lo hizo una tía desde España: "Huguito, tú que eres tan inteligente, ¿cómo apoyas a esa dictadura y a quienes hacen ese desastre en Venezuela? No es posible que estés a poyando a Maduro"

Me hizo recordar a una excelente amiga de PLANDES, de la ULA-Mérida, quien una mañana me consiguió en una panadería, cuando presidía CORPOANDES y entonces con mucho respeto me preguntó más o menos lo mismo, por allá por el 2002, un poco antes del golpe de estado del 11 de abril: "Profesor, usted tan capaz e inteligente y apoyando a este gobierno, no parecen cosas suyas. En PLANDES estamos sorprendidos con usted" Y, con pena, sabiendo que Chávez y su equipo, estaban cometiendo innumerables errores, que yo venía alertando y denunciando en el Diario Fronteras, en Mérida, la miré a los ojos y con total seguridad le dije: "Por ser inteligente es que lo estoy apoyando" Y no hablamos nunca más del asunto.

CHÁVEZ ES EL PRINCIPAL RESPONSABLE ASÍ NOS DUELA

No creo que yo sea tan inteligente, como algunas personas piensan que soy, sólo que la vida, los estudios, la experiencia y la conexión con "algo" o "alguien" que supongo más inteligente que yo y que me orienta – detrás del velo – me ayudan a tomar decisiones y muchas veces, acierto y, en otras ocasiones, yerro. Y como decía nuestro maestro Simón Rodríguez: "Más vale errar que dormir". Me equivoco, además, porque soy muy inquieto e impulsivo. Como decía el recordado Cheo González, al calificarme como "El caballero de la inquietud". Por eso, si soy bruto, ignorante, irracional y estoy equivocado con apoyar al Presidente Nicolás Maduro, es muy probable que también lo fui al apoyar al Presidente Chávez. Sin embargo, lo apoyé y lo defendí y lo seguiré haciendo. A la vez, también, HABLO MAL DE CHÁVEZ, cuando develo, critico, denuncio o, sencillamente, demuestro que muchas de las cosas que hoy estamos viviendo se lo debemos a él y al equipo que lo acompañó. Muchos de ell@s son l@s que hoy critican a Maduro, por lo que ell@s mism@s dijeron o dejaron de decir, hicieron o dejaron de hacer. Sino se han dado cuenta es porque tienen "parálisis paradigmática".

Por eso en muchos de mis artículos, abiertamente y sin temor, otras veces, entre líneas les recuerdo a tod@s que el propio Chávez reconoció sus errores y por tanto, si hay alguien responsable de lo que hoy vivimos es Hugo Chávez Frías. Nos guste o no nos guste. Y estoy seguro que si él viviera, estuviera ofreciéndonos disculpas por los errores cometidos. Y no tengo dudas que nos pediría comprensión y compasión por Maduro y ratificaría que lo apoyáramos para que continuara. Nos explicaría que debemos entender que el verdadero liderazgo debe ser colectivo pero que aún no están dadas las condiciones para asumir ese nivel superior de dirección, aunque ya no estamos preparando para asumirla. Que por un tiempo el hiperliderazgo seguirá vigente. Por eso: paciencia herman@s.

EN DEFENSA DE TOBY, RAFAEL, FELIPE, GERMÁN, MIGUEL Y LUISA ORTEGA DÍAZ.

A la vez que defiendo a Maduro, exijo, demando, pido, sugiero o pido –no sé cuál es el término más adecuado – que se respeten los derechos inalienables de quienes ayer fueron nuestros compañer@s y camaradas de trinchera, aunque hoy estén en la acera de enfrente, muchos de ell@s compartiendo espacios e ideas con quienes ayer, ell@s mism@s criticaban. Me sorprende, hoy, saber de Felipe Pérez reunido con los que citó en su artículo, a Germán Ferrer retuiteando a Rafael Poleo y solidario con Nicmer Evans o ver a Germán, a la Fiscal y a Miguel Rodríguez Torres reunidos, con líderes de la oposición para enfrentar a Maduro ¡Acabo de mundo! Chávez como Bolívar, deben estar muy dolidos y aquejumbrados. No supimos formar integralmente a sus sucesores. Algo falló.

Démosle todas las garantías constitucionales para que regresen al país y se defiendan de las acusaciones de las que han sido objeto. En el caso de quienes decidieron quedarse o irse del país y no enfrentar, como lo han hecho líderes de la oposición. Reestablezcamos el imperio de la Ley y la Justicia. Evitemos aquellos actos de habla que tienen a descalificar a los demás, sobre todo si viene de altos dirigentes y funcionarios del gobierno o de la oposición. Seamos modelos de hombres y mujeres cultos,dignos y respetuosos. He leído los artículos de Toby Valderrama, Felipe Pérez y de Rafael Ramírez, como también he escuchado las declaraciones de Germán y de Luis Ortega y quiero confiar en que son sinceros y dicen la verdad. Bueno, su verdad. A ustedes les pedimos que también sean respetuosos y si acusan deben mostrar pruebas o, al menos, no dejarnos en suspenso, con el pretexto de que es información confidencial o secretos de Estado. La ex Fiscal nos aseguró que Maduro y Diosdado recibieron recursos de Odebrecht ¿Dónde están las pruebas? y Rafael nos ha insinuado que hay un circulo cercano al Presidente Maduro que se lleva todas las divisas preferenciales y que CADIVI y CENCOEX ha sido fuente de corrupción: ¿Cuáles son los nombres y dónde están las pruebas? ¿Quién persigue a quién y quién descalifica sin pruebas? Hablemos y actuemos cuando corresponda. Luego ya puede ser tarde y el mal está hecho. Si tienen pruebas y nombres denlos a la luz pública. Si ustedes demuestran que Diosdado o Maduro son corruptos el pueblo debe exigir cuentas y pasar factura.

A pesar de las críticas y las inmensas dudas que tengo, defenderé sus irrenunciables derechos y alzaré mi voz de protesta como lo hago ahora. Ustedes tiene derecho a la legítima defensa y debe ser respetada su crítica cuando ha sido respetuosa y en el marco de la Ley.

Aunque l@s comprendo y trato de ponerme en su lugar, no comparto ni compartiré, de eso estoy seguro, su posición y sus estilos. Prefiero morir callado o construir una nueva realidad y enarbolar una más radiante esperanza sobre la base, no de los errores de los otros sino sobre nuestros propios errores, nuestras propias capacidades y de la posibilidad real de modelar con el ejemplo. Venezuela será lo que su pueblo decida.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1585 veces.



Hugo Moyer Agostini

Ing. Químico (1975). Postgraduado en Macroeconomía, Planificación y Creatividad Aplicada Total. Profesor Titular jubilado de LUZ (1997). Presidente Honorario de la Escuela Latinoamericana y Caribeña de Ciencias y Técnicas de Gobierno (ESCOLAG). Ha sido el primer Director del Instituto Zuliano de Estudios Políticos, Económicos y Sociales (IZEPES) y del Centro Latinoamericano de Altos Estudios de Gobierno (CELAEG) Ha sido asesor de Rectores de varias universidades, Alcaldes y Gobernadores, así como de la Presidencia de PDVSA y PEQUIVEN. Vive para la POLÏTICA y se resiste a vivir de la política.

 escolagzulia@gmail.com

Visite el perfil de Hugo Moyer Agostini para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: