La importancia de la Asamblea Constituyente

En el primer escrito que los compañeros de aporrea tuvieron a bien publicarnos, https://www.aporrea.org/internacionales/a197919.html, "porque los Estados Unidos necesitan un Chávez", comenté sobre la necesidad de una revolución en U.S.A. para el bien de su pueblo y la viabilidad de otros procesos de cambio anticapitalistas en el mundo.

Hoy tres años más tarde, el tiempo y la situación en los Estados Unidos y el mundo me han dado la razón. Las elites corruptas del capital financiero/corporativo mundial, han acelerado el proceso de destrucción del estado nación norteamericano, siguen minando su economía, instalando un estado policial militarizado, y lo que es peor, sembrando el odio entre sus ciudadanos, provocando el crecimiento y fortalecimiento de grupos neo nazis que promueven impunemente los crímenes de odio; las muertes por sobredosis de opiáceos aumentan exponencialmente al igual que los suicidios, y los prostituidos medios de desinformación y alienación al servicio de la dictadura corporativa siguen idiotizando a la gente e imponiendo su narrativa de guerra permanente.

Este macabro plan de destrucción de los estados nación y siembra del " caos constructivo o controlado" como gustan llamarle los tanques pensantes de la dictadura del capital, no es nuevo, ha venido aplicándose continuamente en la totalidad del planeta y obedece a razones muy poderosas: por un lado, los estados nación fuertes son un impedimento al desarrollo de los procesos de recolonización neoliberal y por el otro las elites le tienen terror a cualquier movimiento revolucionario que atente contra el statu quo y pueda amenazar sus "privilegios".

Es por ese miedo a perder su hegemonía, que atacan y tratan de destruir todo intento contra hegemónico o nacionalista que se oponga a su permanente campaña de apropiación por despojo. Lo vimos en Irán en el 53, en Guatemala en el 54, en Chile, en la Argentina, en Indonesia, en el Congo y tantos otros en el resto continente africano, por solo nombrar algunos de las operaciones de injerencia de las elites financieras a través de los servicios secretos internacionales a su mando siempre dispuestos a dividir , corromper y por supuesto asesinar a cualquiera que se oponga a sus planes de dominio global donde todo es sacrificable ante el altar del lucro y el egoísmo desmedido, incluso la supervivencia de la humanidad.

En este contexto casi apocalíptico, no es extraño que las garras del corrupto sistema financiero corporativo internacional amenacen con estrangular y desmembrar a la patria venezolana, que para bien o para mal posee en sus entrañas inconmensurables riquezas naturales de todo tipo y un pueblo aguerrido e históricamente antiimperialista.

El pueblo venezolano y sobretodo los pueblos de nuestra América deben darse cuenta de las circunstancias extraordinarias que se viven hoy en la patria De Bolívar y Chávez. Las elecciones constituyentes, y la instalación de una asamblea constituyente con características netamente populares y profundamente revolucionarias es un hecho que creo aún no hemos logrado t asimilar totalmente los venezolanos, es probable que muchos todavía no nos demos cuenta de la importancia de la A.N.C. no solo para el futuro de Venezuela y la patria grande, sino para el futuro de la humanidad en general.

La Asamblea constituyente puede y debe convertirse en un elemento catalizador de los procesos emancipadores del planeta entero, de allí el rechazo de las elites nacionales e internacionales a este proceso popular de renovación revolucionaria.

Una de las razones por las que muchos votamos el 30J fue para preservar el legado del comandante Chávez, y parte de ese legado es el "plan de la patria" cuyo quinto objetivo histórico es quizás el más importante de todos, sobre todo, ante la depredación y sobreexplotación al las que el caduco sistema capitalista de las enloquecidas elites imperiales está sometiendo a nuestra Pacha Mama.

Uno de los aspectos más positivos, y que debemos mantener e incrementar en este proceso constituyente son las discusiones y debates, las asambleas, que deben reproducirse y darse en todas partes, en fábricas, escuelas, oficinas universidades, en todas las esquinas. Los constituyentes deben seguir en contacto continuo con sus electores y con el pueblo en general, presentando y escuchando propuestas, aceptando sugerencias y tomándole el pulso al sentir de los ciudadanos en todos los sectores.

Los partidos políticos deben ayudar al pueblo a organizarse para que puedan levantar su voz y expresar sus opiniones, los líderes sociales deben escuchar y materializar las aspiraciones del pueblo, y este no puede permitir que la asamblea sea amañada por los oportunistas y arribistas que inevitablemente trataran, por traición o cobardía, de encaminar las decisiones de la asamblea hacia intereses distintos a los de las mayorías.

Ante los ataques, los venezolanos respondemos con democracia real. Hoy somos esperanza y tenemos la increíble oportunidad de ser ejemplo para los pueblos del mundo, cada vez más castigados por la injusticia y la crueldad del sistema neoliberal instalado a sangre y fuego por las mafiosas elites financieras/corporativas transnacionales .No desperdiciemos esta oportunidad, serán meses complicados y de muchísimo trabajo, y nos enfrentaremos a muchos ataques en todos los frentes, pero son estos tiempos gloriosos de lucha y de reivindicación, tiempos de rescatar nuestra revolución y tomar el futuro en nuestras manos, tiempos de seguir construyendo, contra viento y marea, una patria bonita y un mundo mejor para nuestros hijos y sus hijos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2840 veces.



Gustavo Corma


Visite el perfil de Gustavo Corma para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Gustavo Corma

Gustavo Corma

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a251363.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO