“El chavismo crítico” como el avestruz. La realidad es una quimera

Es muy extendida la creencia que el avestruz esconde o baja la cabeza a ras del suelo cuando se siente en peligro. Habrá, porque en el mundo hay de todo, quienes expliquen esa reiterada conducta del exótico animal en otras razones. En todo caso, el uso de la expresión, para aplicársela a la conducta humana, ocurre cuando se habla de eludir o negar la realidad. Algo así como la muy común y hasta indelicada expresión de "caerse a embustes a sí mismo".

Es también una vieja manía de los idealistas y hasta soñadores, que se empeñan en creer que la realidad no es aquella que transcurre allá fuera, más allá del boquete de la caverna que es su imaginación. La nacida del interés, la rabia o la frustración, cuando el pensar con equilibrio pierde una pata. La realidad es la suya, ni siquiera de la que se ha apropiado, porque esto tendría que ver con el exterior, sino de la que se construyó adentro, como autárquicamente, con elementos hasta fabricados por él mismo. Si su idea y la realidad son distantes y diferentes, todo se explica en que esta es defectuosa y hasta engañosa, entonces "no le hagas caso". Esa realidad es una bazofia o por lo menos chimba.

La gente del llamado "chavismo crítico", que ha cometido el error de creerse incluso que tal denominación sólo es aplicable a ellos, me parece "incluida", palabra muy usual ahora, en el cuadro que he pintado al hablar del avestruz y los idealistas. El mundo o la realidad son como ellos la pintaron; si no hay coincidencia la realidad es defectuosa y siendo así, entonces, como el avestruz, meto la cabeza y me niego a verla. De esa manera no existe.

A mi parecer, y al de mucha gente que antes simpatizó con aquellos, porque esta "mucha gente" sin duda es del chavismo crítico, lo que no quiere decir que forman parte del grupo de los primeros, estos, entre los cuales están Navarro y Gustavo Márquez, por sólo nombrar dos y advirtiendo que Nícmer Evans es otra cosa, pues ya se colocó "más allá de más nunca", en su empeño de distanciarse de quienes gobiernan, sin cuidado ni medida, han ido acercándose, sustancialmente hablando, al bando opositor. Por observar eso, he escrito unos 6 ó 8 artículos advirtiéndoselo, sólo porque lo he creído mi deber y gesto de solidaridad de quienes antes estuvieron donde siempre he estado. Para muestras falta hacen sólo dos botones muy recientes, que se localizan en los siguientes link:

https://www.aporrea.org/actualidad/a249881.html

https://www.aporrea.org/tiburon/a249563.html

En el más reciente de esos artículos, donde les dije que "más sabe el diablo por viejo que por diablo", y además les expresé "se lo advirtió el diablo", les advertí que la aplastante mayoría del chavismo crítico, pese serlo y sin dejar de serlo, votaría en la constituyente y hallaría en las listas por quién hacerlo. Prevaleció enfrentarse al imperialismo por la intromisión en nuestros asuntos, apetencia por lo nuestro, lo que es no olvidar es la contradicción fundamental. Quise supieran estaban corriendo el riesgo de aislarse de la gente que pudiera acompañarles a causa de leer muy mal la coyuntura o empeñarse que la realidad estaba en la cabeza de ellos. Les di otras razones y puse empeño en llamarles la atención como, quizás sin percatarse, se acercaban demasiado a sus enemigos históricos. Eso no lo sabe o percibe uno por sabio, por esa conducta que atesoran los académicos, no, nada de eso; sino por lo que dije en uno de esos artículos, haber visto en demasía ver correr agua bajo los puentes o por viejo, cualidad que hace al diablo sabio. No es, ni será la primera vez que eso ocurre.

Pero los amigos que se hacen llamar "chavismo crítico", que no son sólo ellos, también lo es el montón, mucho más, que votó el domingo, tal como se advirtió que sucedería, se empeñan en seguir negando el mundo real y de esa manera la aguja de su brújula que venía dando saltos pareciera haberse pegado y como ella forma parte de su "realidad", "verdad verdadera", les conduce al puerto donde suelen llegar quienes como ellos se empecinan.

El domingo, según lo que pudimos observar por distintos medios se produjo una votación para quien esto escribe, inesperada. No porque no esperaba que votase el original chavismo crítico, por ser mayoría, sino que hasta miles de NI-NI y hasta opositores cansados del asedio al cual los ha sometido la guarimba y la violencia también salieron a votar y manifestar de esa manera su descontento. Eso fue lo que percibimos por los sentidos dispuestos para captar el mundo real, el de allá fuera de mi caverna. No es una "percepción" masturbada y "elaborada y sellada", como gritaban los ciegos vendedores de cuadros del "Cinco y Seis", para ofrecerla como verdadera y auténtica.

Pero si mis radares no sirven, están defectuosos, allí están la cifras del CNE. Casi el 42 por ciento de los venezolanos con derecho al voto acudió al evento. En Chile y Colombia, en recientes elecciones, con participación de todas las tendencias, la abstención fue superior al 65 por ciento. Aquí fue del 47 ó 48 por ciento, pese a la ausencia del bando opositor, con sus distintas tendencias. Pese lo que se diga en contra y relacionado con las presiones que pudo ejercer el gobierno, habría que recordar que la oposición igualmente presionó cuando intentó por medio del terror que los venezolanos no acudiesen a votar, sin hacer mención que ellos han hecho lo mismo desde sus empresas.

Pero, no sé si decir, para asombro mío el grupo llamado "chavismo crítico", ahora llama a un cacerolazo Nacional por evaluar que las cifras dadas por el CNE son fraudulentas.

Objetivamente hablando y sin abandonar uno de los temas que nos ocupa, llamo la atención como la dirección que lleva la nave de ese "chavismo crítico", enfila hacia el puerto de la MUD. Pues ahora, en vista que sus predicciones, elaboraciones de las cavernas, al margen de esa "falsa realidad", no coinciden con los hechos, optan por acusar al CNE de hacer ¡FRAUDE! Cómo se parece ese canto de cisne o de "ballena", para decirlo al estilo de Manuel Rosales", al canto de ¡¡¡FRAUDE!!! de Ramos Allup y los habituales de Capriles. ¿Será que pese las banderas del mástil, como que están en contra de gobierno paralelo sólo son para engañar y de poca duración? No lo creo, me niego a eso, sólo están encandilados por el sol y la reverberación en la superficie del agua. Ya recapacitarán.

En mis tiempos juveniles, cuando se observaba a alguien en empeños como esos, se solía decirles con entonación peyorativa ¡¡¡Cambia papá!!!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1249 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eligio Damas

Eligio Damas

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ideologia/a250156.htmlCd0NV CAC = Y co = US