¿Pusilanimidad o tolerancia?

Revolución sobre una mina de oro

Llegan días inadvertidos, mejor, sobre advertidos. El advenimiento de un nuevo perfil de país adelanta las andanzas en oposición y en el lado oscuro del sector gubernamental para las emboscadas. La hora de las máscaras, de las celadas, sabe su preciso papel. No son las elecciones las que hay que ganar, es UNA ELECCIÓN la que hay que hacer, la más vilipendiada por mediática alguna, paranoia del imperialismo, la elección absurdamente más temida y más ignorada, la otra voz:

SOCIALISMO

Sin términos medios. Los obstáculos nunca fueron tales para los que estamos claros. El engaño vacuo y chabacano, ya no es mensaje. Pero sus titulares amarillistas son "pruebas ineludibles" de caos, para los analistas del norte. A la mediática amurallada de mentira y petulancia hay que abordada por el centro. La frontalidad ha sido la mejor estratagema que quema sus intenciones de papel, pues de su falsedad ha creado íconos de origami, que la frontalidad desnuda con solo esperarlos en la bajaíta prácticamente sin mediática de escudo, con la pura del "2%". Por más gigante que sea su creador, nuestra "escuálida" mediática ha bastado al pueblo, de otra manera no estaríamos de pie.

El error de creer que esto se está construyendo por razón de los millardos que están entrando, es una miope comidilla de críticos de café que aún añoran pasar el pregonero sobrecargado de periódicos de El Nacional, cada ejemplar con 8 gordos cuerpos, tal cual por allá en el 97, cuando el criticar a Caldera era un buen concepto para lucrarse jugosamente a costa de sus errores, pues la estrategia del escalafón era y es criticar, no "meters¿Pusilanimidad o tolerancia?e" en el peo.

Es de suponer por lo tanto que si para la postura opositora golpista esto no es proceso nada, sino un show a lo 27 de febrero en escala mayor y aguantado sólo por el billete, y que el poco de monos que están vestidos de rojo son piezas de tiro al blanco "que ya cansa su estorbo", tenemos que prever cualquier insólito en conclusión, pues para esa postura la mina de oro en que estamos montados, "aún no le hemos descubierto la potencialidad de ser defendida", según su vaticinio ya que esto no es Vietnam, ni Afganistán, esto es pleno y RICO PATIO TRASERO.

Pero la postura de atrincheramiento no es solo para esa banda, también los que están enquistados, confabulados con la impotencia, la ineptitud impertinente, tal cual muñecos ventrílocuos, repiten con el presidente, sus mantram para ser confundidos en el camouflage de la masa (pues hasta parecen de otra especie para que no los confundan), y que aún sueñan con pasaportes, viáticos, otros mundos, estrenos, vie neuve, mientras su papel de operario popular lo desconocen o lo pisotean, tildan la crítica en su contra de "reaccionaria", descuidando la estela de ineficiencia que los desnuda, escalan ser "asesores" para no laborar horas de oficina, en fin, revolución es otro mundo lucrativo al que ahora hay que amoldarse para aferrarse, pues para eso estamos sobre una mina, que da pa'todo. No hay enemigo más peligroso que Bush que éste. No hace falta que la CIA cometa un magnicidio. Cualquier imbécil de estos puede hacerlo. Crímenes cangrejados como el cometido contra Puliti en Mérida, resuellan el asco de lo que digo. Intereses confunden la pusilanimidad con tolerancia. Gajes de la mina. En fin, es increíble el panorama que se visualiza a través de la elección decembrina. Se aró una vez en el mar, que baste con ese fallido.

Como se puede ver, los análisis no los responde el dinero, pero sí es urgente avispar la alerta para transformar ese día en DÍA D emplazando la medida de barrida de hienas enquistadas que a esa hora deben cerrar la santamaría en su rendición con el engaño falaz ante el pueblo elector. PERO EL QUE TENGA OJOS QUE VEA, SOBRE TODO ESE DÍA, las hienas de la mina cuya medida en nada se diferencia de los Welser caníbales. Fácil distinguirlos: Engañaron al pueblo hasta con slogans y el pueblo verá ese día los numeritos. Tiene que saberlos. Que el timonel sienta seguridad del siguiente paso. Qué instancia no rindió en su periplo. Algunas están de anteojito. Es un empuje extraordinario que apalancará a la vanguardia, que en mucho luce sola, porque para colmo algunas de esas instancias son puro show a lo Joaquín Riviera y de lo que se verá en diciembre es COSECHA de lo sembrado.

Sé de algunos estados en que ganará el presidente a pulso propio, no por el ejecutivo local. No voy por los 10, voy por 12 millones, porque ni los que están con los golpistas son muchos, ni los corruptos de esta trinchera, tampoco lo son, pero ¡cómo joden estos!, aunque como dije un tiempo atrás vía este medio, Mario Silva lo recalca cada noche: Esos opositores, llámense como se agrupen, no van a llegar a diciembre, mi tesis es que el juego de la abstención logrado al retirarse de las elecciones de la Asamblea, lo repetirán ahora. Algo que cause una drástica abstención (entonces hablé sobre una medida contra la CITGO), desde bombas en sitios públicos, acción paramilitar para arriba, vaya usted a saber, de modo que si sólo votan 5 millones, se tomarán para sí los otros diez para legitimizar su próxima agresión.

Es hora de la respuesta del pueblo, tal cual el 13 de abril. No vamos a votar simplemente. Vamos por todos estos rufianes el 3 de diciembre. Un asalto a La Bastilla electoral, es lo más semejante a ese día, pues es necesario salir de ellos a toda costa votando por el Presidente. Barrer al bajante de la basura, el criterio del egoísmo. Si es que un día fue criterio. REVOLUCIÓN. La oposición convencerse que es al lado del pueblo como se tendrán que hacer las cosas. Ya encontrarán fórmulas si se lo proponen, tiene que haber gente independiente en la otra trinchera que no sea títere, que sepa de qué tiempos estamos hablando, forjando. Yo simplemente veo y creo en esta brecha que abre nuestra vanguardia, es mi tiempo, es más, invito desde este mirador, la capacidad de ser en la verdad, no habitar la mentira porque otro me la inculque. Hasta los mentirosos son pocos, qué de sincero es el pueblo. Voto y amo POR mi pueblo, por esta suerte que tenemos. A pesar de los rufianes de todos lados, por ahora.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2783 veces.



Arnulfo Poyer Márquez


Visite el perfil de Arnulfo Poyer Márquez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Arnulfo Poyer Márquez

Arnulfo Poyer Márquez

Más artículos de este autor