Qué esperamos de los próximos 7 años de gobierno Revolucionario

Qué sería este país sin una oposición como la que tenemos con un gobierno progresista como el nuestro. En un estado democrático, o exageradamente democrático la oposición venezolana está de sobra, no por la oposición en sí, sino por lo desquiciada que está. Mientras el proceso revolucionario avanza y el gobierno cada día logra grandes cosas para las mayorías, los representantes del oposicionismo hacen el ridículo cada día, cada semana y cada minuto. Una oposición ciega, balurda, estupida, ignorante y manipuladora.

Eso sí con una asesoría política conspiradora de parte de la CIA que a grosso modo planifican bien sus ataques como por ejemplo la fuga de Carlos Ortega y los tres ex oficiales militares. Uno se sorprende la manera en que actúan, cómo aprovechan los baches revolucionarios, de cómo disfrutan las ingenuidades administrativas de nuestro gobierno. La forma en que organizaron el golpe de estado del 11 de abril del 2002, la manera en que impulsaron el paro petrolero, la desmedida acción destructiva contra PDVSA, el sistemático abuso de los medios privados, el ingreso de los paracos en nuestra nación causantes auténticos de tantos asesinatos en el país, asesinatos sin sentido en las barriadas bajo el disfraz del hampa común.

Ciertamente Chávez cuenta con un apoyo inmenso del pueblo como nunca antes en la historia venezolana. Pero a mi parecer la ingenuidad y falta de experiencia política uno puede notar en muchos sectores del estado; que va desde los medios de comunicación llegando a las instituciones que ejercen la justicia. Nos falta un poco, pero para bien, la pericia política que muchos representantes de la oposición tienen.

Si analizamos los medios privados de comunicación está de sobra decir la total impunidad en que se manejan. Ante los ojos del Ministerio Publico, CONATEL y el Ministerio de Comunicación hacen y deshacen. Pasan por encima de la Ley Resorte, pisotean la verdad, ofenden a nuestro presidente, mienten, enferman, pero ellos allí tranquilotes, se ríen, se siente grandototes.

El gran clamor popular de poner en cintura a estos dueños de los medios, pero todo en espera ¿de qué?, acaso estamos esperando a que un día de esto salga las masas e intervengan ellos mismos estas empresas, ya que no hay acciones legales que se materialicen. Si nos vamos por el sector de la justicia, ni hablar. Han pasado más de dos años que asesinaron al fiscal del pueblo, Danilo Anderson , y hasta el momento los auténticos culpables viajan impunes, continúan financiando fugas como las de Ortega, financian a paramilitares, y uno esperando en que se haga justicia.

Es por eso que estoy totalmente deacuerdo en el llamado que Chávez hizo, ante la incompetencia, renuncien. No acabo de decir eso cuando la semana siguiente se produce ese desparpajo de la fuga en la cárcel militar de Ramo Verde; una burla al mismo mandatario porque lamentablemente seguimos siendo victimas de una JUSTICIA DE CLASES. Cuando uno de los nuestros comete un error o delito, inmediatamente juicio con él, ¿Se acuerdan del caso de la estatua de Cristóbal Colón?.

Chávez avanza a pasos acelerados, pero hay muchos que se quedan atrás, atrapados por el burocratismo, ahogados por las estructuras cuarta república, inmersos bajo un sistema capitalista en vez de hacerle frente a ello, de proponer un cambio a fondo en esas instancias, no solo reemplazando a un ineficaz, sino buscando formas de darle un vuelco a esas estructuras.

La oposición subsiste porque son retroalimentados por las mismas estructuras que levantaron hace 50 años. Es vital que en estos 7 años más de gobierno la meta mayor sea derribar legalmente todas esas estructuras capitalistas que impiden que el socialismo avance.

Yo, soy un recién graduado como bachiller integral por la Misión Ribas, muy orgulloso de ese logro por parte del gobierno revolucionario; si uno reflexiona porque ésta y las otras misiones han sido tan exitosas, es porque las mismas no funcionaron insertas en el burocratismo del Ministerio de Educación y Ministerio de Salud, fueron impulsadas y gerencialas por el pueblo mismo; con todos sus fallas, pero dudo que un ministerio con esas estructuras anquilosadas, pueda lograr resultados tan asombrosos.

Las mismas alcaldías deben ser refundadas, o reemplazadas por otros sistemas de mayor participación popular. Los Ministerios de Finanzas igualmente debe cambiar, amoldarse a las demandas del pueblo; poner la banca privada y pública a las necesidades del pueblo; desplazar esos mecanismos de requisitos para acceder a créditos para adquirir casas. Así como se eliminó la gobernación, porque no las alcaldías, porque no comenzar a revisar a fondo toda la estructura de poder en el país, desplazar todos las instancias judiciales, policiales, militares, económicas, comunicacionales, electorales por instancias y medios de poder real popular.

Si le cortamos a la oposición todos los mecanismos de poder estamos seguros que dejará de existir. Que acortaremos el camino al socialismo, que impidamos que la oligarquía siga inyectando dinero para la desestabilización.

El Presidente Chávez, sus ministros y los cuadros medios que le apoyan cuentan con un 80% de apoyo popular para profundizar la revolución. Lamentablemente la oposición gana ventaja porque aún existen las estructuras que las mantiene y eso va igualmente con los sindicatos y las Iglesias, entiéndase católica, evangélicas, Mormonas, testigos de Jehová, porque en muchas de estas religiones laboralmente se explota al pueblo, se manipula, se le miente, aprovechando la buena fe de los feligreses; hasta eso debe ser revisado; iglesias que sus líderes se hacen ricos mientras la mayoría de sus seguidores siguen en pobreza es sospechosa; iglesias que no se insertan en las políticas sociales del estado para beneficio de sus feligreses.

El estado debe garantizar sobre todo el bien de los ciudadanos; por ejemplo recibir de parte de las Iglesias evangélicas, por no nombrar otros credos, todos los proyectos sociales, educativos, de salud y formación nacional como pedagógica. Sorprende como una Iglesia Católica sigue beneficiándose de 400 millardos de bolívares para su desarrollo y educación, mientras las iglesias evangélicas, aquellas que sirven a la nación son excluidas.

Cómo se explica que para diciembre haya 200 mil cooperativas y no exista un Ministerio o una instancia fuerte que pueda insertarlas en el mercado laboral y económico, que gran parte de ellas por su falta de gerencia y admistración no sea bien articuladas, a eso hay que meterle el ojo. Estos próximos 7 años no deben verse como los últimos de Chávez; jamás, si el pueblo quiere que siga gobernando por un período más, así será, ahora no es que sin Chávez todo el proceso se detenga; no es lo que nuestro máximo líder espera, sino que junto con él afiancemos aún más los cambios estructurales, económicos y políticos.

Los próximos siete años son vitales; y acelerar los cambios con la mayoría del pueblo es una necesidad imperiosa porque de qué nos sirve seguir esperando por los cambios si esa desquiciada oposición por cualquier vía legal o ilegitima llegase de nuevo al poder, echaría todo para atrás, es por eso que profundizar el proceso revolucionario es muy necesario.

Juliocesar1221@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2660 veces.



Julio Cesar Colmenares

Comunicador alternativo.

 juliocesar1221@gmail.com

Visite el perfil de Julio César Colmenares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Julio César Colmenares

Julio César Colmenares

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a24498.htmlCd0NV CAC = Y co = US